Ursus arctos arctos

Symbol question.svg
 
Oso pardo europeo
Ours brun parcanimalierpyrenees 1.jpg
Ejemplar macho del Parc Animalier des Pyrenées, en Argelès-Gazost.
Estado de conservación
Preocupación menor (LC)
Preocupación menor ( UICN)[1]
Taxonomía
Reino: Animalia
Filo: Chordata
Clase: Mammalia
Orden: Carnivora
Familia: Ursidae
Género: Ursus
Especie: U. arctos
Subespecie: U. a. arctos
Linnaeus, 1758
[ editar datos en Wikidata]

El oso pardo europeo (Ursus arctos arctos) es una subespecie del oso pardo ( Ursus arctos) propia de Europa, desde la península ibérica a Escandinavia y Rusia.

Descripción

Ejemplar del Parc animalier des Pyrénées. 2005.
Ejemplar en el Valle de Aspe.

Es un habitante característico de bosques maduros de Europa, en hábitats boscosos en la zona occidental y en la oriental en hábitats de tundra. Su longevidad es de 25 a 30 años. Los máximos conocido son de 34 años en estado silvestre y de 47 en cautividad. En los Pirineos se constató que un oso al que se le denominaba «Papillón» contaba con 29 años cuando murió. Aunque se ha constatado que algún ejemplar ha alcanzado los 34 años de edad, lo normal es que vivan entre 20 y 25 años. Tiene una longitud del hocico a la base de la cola que llega a 2.5 m (8.2 ft), y una altura en la cruz de 1,30 m. Los machos adultos pesan promedio 250 a 300  kg, [3] Su color muy variable de un individuo a otro. Puede variar entre el marrón muy oscuro y el dorado claro, pasando por diversas gamas de grises. Las crías suelen presentar un collar blanquecino más o menos amplio alrededor del cuello, marca que habitualmente desaparece a partir de la primera muda al año de edad, pero puede quedar algún resto en los adultos.

El pelaje se renueva una vez al año, en la época estival, y su tonalidad varía entre el pardo amarillento y el marrón oscuro. La visión no la tiene muy desarrollada comparada con otros sentidos, aunque sí puede ver en color durante la noche. A larga distancia reconocen formas pero no detalles, y detectan mucho mejor animales u objetos en movimiento que inmóviles. En algunas situaciones desfavorables pueden erguirse sobre sus patas traseras para aumentar su campo de visión. Su oído es extremadamente agudo y desarrollado al igual que el olfato que es excelente, finísimo y, sin duda, su sentido más desarrollado y el que más les ayuda en su vida cotidiana. Gracias a él pueden detectar a larga distancia muchas de sus fuentes de alimento y también el estado sexual de otros ejemplares durante la época de celo.

Sus mandíbulas tienen de 36 a 38 dientes, entre los que destacan 4 caninos o colmillos, puntiagudos y robustos como los de otros carnívoros. Sin embargo, la presencia de incisivos aptos para cortar hierba y tallos, y de molares amplios y aplanados capaces de triturar alimentos de origen vegetal, hacen que la dentadura de este carnívoro está perfectamente adaptada a un régimen omnívoro.

Other Languages