Universum Film AG

UFA GmbH
Logo UFA.svg
Bundesarchiv Bild 183-1991-0109-502, Berlin, Aufnahmegelände der Ufa in Tempelhof.jpg
Tipo GmbH
Fundación 18 de diciembre de 1917
Fundador(es) Gobierno federal de Alemania
Sede central Potsdam, Alemania
Sitio web http://www.ufa.de/
[ editar datos en Wikidata]
Estudios UFA hacia 1920
Fritz Lang filmando en la UFA
Marlene Dietrich en El ángel azul, 1930
Joseph Goebbels en el UFA-Palast de Berlín, 1938

Universum Film AG, más conocido como Ufa o UFA, fue el estudio cinematográfico más importante de Alemania durante el periodo de esplendor de la República de Weimar y durante la Segunda Guerra Mundial. Este conglomerado de industrias alemanas del sector del cine fue una de las más poderosas durante el periodo que va desde el año 1917 hasta 1945.

Historia

Inicios

Las autoridades alemanas habían creado ya en 1916 una compañía, la DEULING (Deutsche Lichtspiel-Gessellschaft), para hacer filmes documentales.

A ella la siguió, al empezar el año 1917, la BUFA (Bild und Filmamt), creada para mostrar filmes en salas de proyección en los frentes de batalla, pero se disolvió en 1918. Tras la entrada de los EE UU en la guerra, se expandieron las películas estadounidenses por todo el mundo, que daban mala imagen de Alemania dadas las circunstancias.[1]

Pues bien, para contrarrestarlo, fue creada la compañía UFA (Universum Film AG) el 18 de diciembre de 1917 en Berlín, por el Alto Mando Alemán, como una compañía de producción cinematográfica estatal. Quería ofrecer servicios públicos de información y de propaganda durante la primera guerra mundial para educar nacionalmente, de acuerdo con claras directrices del momento. Querían aumentar la producción, y testimoniaban, dice Siegfried Kracauer, el caracter autoritario de la Alemania imperial.[2]

Fue creada además como una consolidación de las mayores empresas alemanas del sector cinematográfico, que incluían Nordisk y Decla. Decla fue anteriormente propiedad de Erich Pommer y sirvió como productora en el año 1919 del film El Gabinete del Dr. Caligari, que fue uno de los ejemplos del mejor expresionismo alemán: un gran éxito comercial y a la vez un film muy influyente.

En el mismo año, UFA abrió el UFA-Palast (Palacio de UFA) junto al Zoo Theater en Berlín.

Privatización

En el año 1921, UFA fue privatizado. Y empezó una carrera de liderazgo en la industria con la producción de más de 600 películas al año y una cifra enorme de espectadores diarios: cerca de un millón.

En este periodo del cine mudo las películas eran muy adaptables para los mercados extranjeros, así que UFA con su reputación internacional de empresa europea empezó a ser un competidor serio de Hollywood.

La época dorada

En la época de Weimar el estudio produjo y exportó una cantidad ingente de material cinematográfico. Se puede asegurar que la originalidad y la creatividad acompañaron a esta creación. Hoy en día se estima que sólo se conserva el 10% del material producido en esta factoría cinematográfica.

Durante esta época de intensa actividad aparecieron famosos directores como Fritz Lang (director de Metropolis y de M) y F.W. Murnau (director de Amanecer), y actores de la talla de Marlene Dietrich (que hizo su primera película hablada en UFA) en el El ángel azul.

Junto con las películas de carácter experimental UFA cultivó un género cinematográfico específicamente alemán y popular, denominado (bergfilm) o Cine de Montaña, consagrado exclusivamente a la glorificación de la escalada, el descenso, el esquí, las avalanchas, etc. Este género bergfilm fue en sus inicios una creación del director Arnold Fanck; son destacables películas como La montaña sagrada ( 1926) y Éxtasis dorado ( 1931). En estas películas intervinieron leyendas del esquí austriaco como Hannes Schneider. También la futura directora nazi Leni Riefenstahl inició su carrera en películas de este género.

La época de propaganda

Visita a los estudios de Hitler y Goebbels, 1935

El estudio conoció una importante expansión financiera a finales de los años 20, pero sufrió un duro golpe contable con el fracaso de taquilla de la película Metrópolis, de Fritz Lang, en la cual había invertido aproximadamente 5 millones de marcos.

En marzo de 1927 tomó el mando de la compañía Alfred Hugenberg. El negociante Hugenberg estaba relacionado estrechamente con la compañía acerera Krupp, de gran peso en la maquinaria de guerra posterior.

Pero la compañía comenzó a producir propaganda nazi sólo después de que Adolf Hitler llegara al poder en 1933. Es verdad que al principio hubo cierta libertad de acción, debido a la voluntad del responsable de la UFA, Hugenberg, que era sin embargo muy conservador, según contó Douglas Sirk en 1969.[3] El ministro de propaganda Joseph Goebbels controló finalmente el contenido de los films de UFA mediante amenazas y presiones políticas. El proceso fue más lento que en otros campos, como el teatral o el literario, pero este clima se haría insoportable, y por ello Fritz Lang, al igual que otros colegas suyos de UFA, abandonó Alemania, e inició una nueva carrera en Hollywood. El propio Douglas Sirk, que se había convertido en un afamado director de la Ufa desde 1935 —y que rodó aún dos años más: Acorde final, Das Hofkonzert (1936), Zu neuen Ufern y La Habanera, ambas de 1937—, acabó huyendo ese año a Estados Unidos, tras lograr con dificultades un pasaporte.

Todo esto supuso el hundimiento del cine alemán (no así sucedió luego con el teatro). Por el contrario se produjo, en el exilio americano, un cine de alta calidad en el que montadores, guionistas, cámaras, músicos, actores y directores cinematográficos se unieron a la producción estadounidense y al mismo tiempo la enriquecieron, la modificaron o completaron entre 1930-1950, creando una expresión artística que se surtió enormemente de Centro Europa, a la cual también contribuyeron muchos otros creadores, como Buñuel, Renoir, Hitchcock o Rossellini).

Actualidad

Los estudios actualmente

En la actualidad ya corresponde a otro mundo. Se conoce como UFA Film & TV Produktion GmbH y pertenece desde 1964 a Bertelsmann-Gruppe. La parte de la empresa encargada de las salas de cine denominada UFA-Konzerns se vendió en el año 1972 a la empresa australiana Unternehmen AHL. Hoy en día la empresa UFA Film & TV Produktion GmbH se ha concentrado en la producción de programas de televisión.

Existen en el presente filiales de la empresa UFA y que se enumeran a continuación: UFA Entertainment, UFA Fernsehproduktion/UFA Filmproduktion, Grundy Light Entertainment, Grundy UFA TV Produktions GmbH, Phoenix Film y teamWorx.

Derechos sobre el material cinematográfico

Los derechos de la producción de las películas antiguas ("alten UFA") han recaído en la actualidad sobre los herederos de Friedrich Wilhelm Murnau, que son los encargados de la conservación, almacenamiento y restauración del material antiguo, en la Murnau Stiftung con sede en Wiesbaden. Su labor recuperadora ha sido y es muy importante para la historia del cine.[4]

Other Languages
čeština: UFA
Deutsch: UFA
English: UFA GmbH
עברית: UFA
italiano: Universum Film
Nederlands: Universum Film AG
norsk bokmål: Universum Film
português: Universum Film AG
русский: Universum Film AG
srpskohrvatski / српскохрватски: UFA
українська: Universum Film AG