Universidad de Sevilla

Universidad de Sevilla
Universidad de Sevilla (rectorado) 001.jpg
SiglaUS
TipoPública
Fundación1505
Fundador/esRodrigo Fernández de Santaella como Colegio de Santa María de Jesús
Localización
DirecciónReal Fábrica de Tabacos de Sevilla, C/ San Fernando, 4
Sevilla, Flag of Andalucía.svg Andalucía, Flag of Spain.svg España
Coordenadas37°22′48″N 5°59′30″O / 37°22′48″N 5°59′30″O / -5.9916
Administración
Rector/aMiguel Ángel Castro Arroyo[3]
AfiliacionesPEGASUS, Andalucía TECH
Presupuesto428 282 798 €
Funcionarios1 273[1]
Academia (2016-2017)
Profesores4 177[1]
Estudiantes72 782[1]
 • Doctorado3 111
 • Otros10 869
MascotaFama volat
Colores    [2]
Sitio web
www.us.es
Emblema Universidad de Sevilla.png

La Universidad de Sevilla (US) es una universidad pública con sede en Sevilla, Andalucía (España). Es una de las dos universidades públicas de Sevilla, junto con la Universidad Pablo de Olavide. Aunque sus centros se encuentran repartidos por toda la ciudad, la sede de su rectorado es el edificio de la Real Fábrica de Tabacos de Sevilla.

Es la tercera universidad española en número de estudiantes y la primera de Andalucía, así como una de las más antiguas, con más de 500 años. Se situó entre las 350 mejores universidades del mundo en 2016 y entre las 100 primeras (puesto 74) en el ámbito de las Matemáticas.[7]

Es impulsora, junto con la Universidad de Málaga, del proyecto Andalucía TECH, que obtuvo la categoría de Campus de Excelencia Internacional otorgada por el Ministerio de Educación español.[8]

La Biblioteca de la Universidad de Sevilla, con 1.507.097 volúmenes, es la tercera biblioteca universitaria más grande de España después de la Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid y la Biblioteca de la Universidad de Barcelona.[9]


Historia

Colegio de Santa María de Jesús

Maese Rodrigo Fernández de Santaella sosteniendo el Colegio de Santa María de Jesús ante la Virgen María. Alejo Fernández. Hacia 1518. Retablo mayor de la capilla de Santa María de Jesús.

En junio de 1498 hubo una comisión de los cabildos municipal y eclesiástico de la ciudad para tratar la creación de un estudio general en Sevilla. Entonces, ambos cabildos compartían su sede en el corral de los Olmos. En esa comisión estuvieron, entre otros: Rodrigo Fernández de Santaella, canónigo; Francisco de Mendoza, arcediano; Pedro de Fuentes, canónigo; y Jerónimo Pinelo, canónigo y maestrescuela.[10]

El maese Rodrigo Fernández de Santaella fue nombrado arcediano de Reina por Alejandro VI en el 1500. Rodrigo decidió fundar un colegio en Sevilla. Contaba con el apoyo del cabildo de la ciudad y de la reina Isabel la Católica, que el 20 de marzo de 1500 le envió una carta al papa Julio II para que autorizase la fundación. En 1503 comenzó la construcción, en unas casas cercanas a la Puerta de Jerez. La bula pontificia se otorgó el 12 de julio de 1505.[14]

En sus testamentos de 1508 y 1509, maese Rodrigo dejó como albaceas a: Pedro de Fuentes, canónigo; Fernando Ruiz de Hojeda, clérigo de la iglesia de San Julián que luego fue canónigo de la catedral; y María Sánchez, que fue su ama de casa. Rodrigo falleció en 1509 y sus tres albaceas continuaron con el patronazgo del colegio.[16]

El Colegio de Santa María de Jesús en el siglo XIX. A la derecha se encuentra la capilla, que en la actualidad se conserva.

La construcción del colegio finalizó hacia 1520. En 1526 se amplió con la adquisición de una parcela aneja que pertenecía al Alcázar.[17]

En 1551 el cabildo municipal concedió al Colegio de Santa María de Jesús el rango de estudio general, a lo que estaban autorizados gracias a la Real Cédula de los Reyes Católicos de 1502.[18]

En el Colegio de Santa María de Jesús contaba con una universidad, también llamada de Santa María de Jesús, que fue adquiriendo más importancia con el estatuto de 1565. En 1621 se realizaron unos nuevos estatutos que le dieron a la universidad mayor independencia con respecto al colegio que, por su lado, pasó a contar con el apadrinamiento del conde-duque de Olivares y pasó a llamarse Colegio Mayor de Santa María de Jesús, lo que lo diferenciaba más del cercano Colegio de Santo Tomás, regido por los dominicos.[19]

En 1621 esta universidad tenía cuatro facultades: Teología, Cánones y Leyes, Medicina y Artes, y otorgaba los grados de bachiller, licenciado y doctor en todas las facultades, junto con el de maestro por la Facultad de Artes.

En 1767 Pablo de Olavide, asistente de Sevilla, tras conocer la situación de la universidad, elaboró un informe en el que participaron otras personalidades, entre las que estuvieron los clérigos José Cevallos y Luis Germán y Ribón, de la Real Academia Sevillana de Buenas Letras. En él se propuso: el fin de los centros de estudios de teología, que estaban organizados por distintas órdenes religiosas; que las cátedras se secularizaran y dejaran de ser a perpetuidad para ser trienales; la elaboración de nuevos textos para las facultades de Teología, Artes o Filosofía, Cánones y Leyes y Medicina, así como un nuevo curso de Matemáticas; y una mayor independencia de la universidad con respecto al colegio. Estas propuestas fueron aprobadas por Real Cédula de 1769.[19]

En 1767 se produjo la expulsión de los jesuitas de España. En 1768 Olavide propuso que la universidad se trasladase a la antigua casa profesa de esa orden, un edificio del siglo XVI en la calle Laraña. Esto fue aprobado por Real Orden del 31 de mayo de 1768. El traslado tuvo lugar en 1771.[20]

El colegio fue desamortizado en 1835. Fue utilizado como cuartel de la milicia local. En 1848 fue reformado y acogió el seminario de la diócesis. Con este uso, fue objeto de una gran reforma a finales del siglo XIX. El palacio de San Telmo fue legado al arzobispado por la infanta María Luisa de Borbón. El seminario se trasladó al palacio en 1901 y el edificio del colegio fue vendido al promotor inmobiliario Juan Bautista Calvi. En 1909 fue derribado para la creación de la actual avenida de la Constitución. La portada fue trasladada al compás del convento de Santa Clara, donde fue montada en 1922 por Juan Talavera y Heredia cuando una parte del convento pasó a ser usada como museo municipal. La portada permanece en el convento de Santa Clara. Se ha conservado la capilla del colegio, que pasó a ser la sede del Consejo General de Hermandades y Cofradías de Sevilla.[17]

Universidad Literaria

Patio de la antigua casa profesa de los jesuitas, que fue sede de la Universidad Literaria. En la actualidad es sede de la Facultad de Bellas Artes.

En 1772 este centro, separado ya del Colegio Mayor de Santa María de Jesús, pasó a llamarse Real Universidad Literaria. Tuvo este nombre hasta 1845.[21]

La Real Cédula del 12 de julio de 1807, promovida por el ministro José Antonio Caballero, implementó en todas las universidades españolas el plan de estudios aprobado ese año por la Universidad de Salamanca y suprimió todas las universidades menores, como las de Baeza y Osuna. Ambas fueron restituidas en 1815, aunque fueron suprimidas definitivamente en 1824.[24]

En 1843 se fundó la Biblioteca Provincial y Universitaria de Sevilla.[25]

Universidad Hispalense

Entre 1845 y 1868 la Biblioteca Provincial y Universitaria estuvo dirigida por Ventura Camacho y Carbajo, que realizó una labor de clasificación y adquisición de nuevos libros que la convirtió en una de las más importantes de España.[26]

El Plan General de 1845 suprimió la Teología en todas las universidades excepto en cinco, entre ellas la de Sevilla. En 1852 se suprimieron las facultades de teología en todas las universidades. Sevilla logró recuperar la Facultad de Teología en 1854, pero esta fue clausurada definitivamente por el régimen surgido de la Revolución de 1868.[27]

En 1857, con la Ley Moyano, se creó la Facultad de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales de la Universidad de Sevilla.[28]

Las leyes del siglo XIX fueron acompañadas de nuevas cátedras, la reforma de las facultades y la aparición de seminarios y bibliotecas especializadas.

La reforma de 1843 suprimió la enseñanza de la medicina en Sevilla, cesando las clases aquí en 1845. La Facultad de Medicina de la Universidad de Sevilla se situó en la ciudad de Cádiz.[30]

Patio de la Real Fábrica de Tabacos.

En 1954 la Universidad de Sevilla se trasladó al edificio de la Real Fábrica de Tabacos.[32]

En los años 60 se crean las Escuelas Técnicas Superiores de Arquitectura e Ingenieros Industriales. En la década siguiente se crean los estudios de Económicas y Farmacia, se divide la Facultad de Ciencias dando lugar a las de Biología, Física, Química y Matemáticas, y se crea el Colegio Universitario de la Rábida.

La implantación de nuevos estudios viene acompañada por la descentralización geográfica de la Universidad. Se crean centros en las provincias de Badajoz, Cádiz y Córdoba, de los que posteriormente surgieron las actuales universidades de Cádiz y Córdoba y el campus de Badajoz de la Universidad de Extremadura.

La Constitución Española de 1978 revisó el tradicional régimen centralista de la universidad española, reconociendo la autonomía de las universidades. Al mismo tiempo, la nueva organización territorial del Estado supuso una distribución de competencias universitarias entre los distintos poderes públicos.

La Ley de Reforma Universitaria de 1983, dictada de acuerdo con lo establecido en el texto constitucional, estableció un marco que permitió la renovación de la vida universitaria. Esta norma-marco contempló la universidad como un servicio público referido a los intereses generales, garantizando la participación en su gobierno de las diversas fuerzas sociales.

Más recientemente, la Ley Orgánica de Universidades de 2001 revisó el marco normativo de la universidad con el propósito de impulsar la acción de la Administración General del Estado en la vertebración y cohesión del sistema universitario, de profundizar las competencias de las Comunidades Autónomas en materia de enseñanza superior, de incrementar el grado de autonomía de las Universidades, y de establecer los cauces necesarios para fortalecer las relaciones y vinculaciones recíprocas entre Universidad y Sociedad.

En uso de las competencias conferidas por la Ley Orgánica de Universidades, el Parlamento de la Comunidad Autónoma de Andalucía aprobó en 2003 la Ley Andaluza de Universidades, con objeto de desarrollar las funciones que aquella otorga a las Comunidades Autónomas y profundizar en el desarrollo y coordinación del sistema universitario andaluz.

La Universidad de Sevilla elaboró su estatuto en el año 2003, siendo aprobado por Decreto de la Junta de Andalucía de 25 de noviembre de 2003.