Universidad Nacional de Colombia

Universidad Nacional de Colombia
Logotipo de la Universidad Nacional de Colombia.svg
Sigla UNAL
Lema Inter Aulas Academiæ Quære Verum
«Busca la verdad en las aulas de la Academia»
Tipo Pública, nacional, estatal y autónoma[2]
Fundación 22 de septiembre de 1867 (149 años)[1]
Localización
Dirección Av. Carrera 30 No. 45-03
Bogotá, Colombia
Campus Ciudad Universitaria de Bogotá
Coordenadas 4°38′08″N 74°04′58″O / 4.6355555555556, 4°38′08″N 74°04′58″O / -74.082777777778
Otras sedes
Administración
Rector/a Ignacio Mantilla Prada
Vicerrector/a Jorge Iván Bula-Escobar
Afiliaciones
Academia (2014[3] )
Profesores 2863[3]
Empleados 3008[3]
Estudiantes 51 374[3]
 •  Pregrado 42 293[3]
 •  Posgrado 9081[3]
 •  Doctorado 1224[3]
Sitio web
unal.edu.co

Plaza Che, Bogotá.jpg


Datos del 2014.[3] Estadísticas incluyen todas las sedes, para información granular véase la sección de Sedes.
[ editar datos en Wikidata]

La Universidad Nacional de Colombia es una universidad pública y autónoma de orden nacional colombiana.[7]

Su campus insignia, el más grande de Colombia[14]

Su población estudiantil asciende a 49 890 estudiantes, de los cuales 41 340 son de pregrado y 8550 de posgrado,[22]

Historia

La idea de universidad pública y estatal en Colombia, empezó a forjarse con la promulgación de la Ley 8 de 1826 “Sobre organización y arreglo de la Instrucción Pública”, que fue promovida por el Vicepresidente de la Gran Colombia, General Francisco de Paula Santander. En esa época se fundó la Universidad del Cauca, la Universidad de Cartagena y la Universidad Central de la República, como primera expresión de universidad pública, con sedes en Bogotá, Caracas y Quito. La Universidad Central es la antecesora de la Universidad Nacional de Colombia, se fundó el 25 de diciembre de 1826 en la Iglesia de San Ignacio de Bogotá. La universidad agrupaba a la Biblioteca Nacional, el Colegio Nacional de San Bartolomé (hoy Colegio Mayor de San Bartolomé) y la Universidad propiamente dicha.

Luego los gobiernos federalistas y radicales bajo el argumento que las universidades eran monopolios de enseñanza y de trabajo que atentaban contra la libertad individual, cierran la Universidad Central, pero en 1864 José María Samper, antiguo radical, presentó un proyecto de Ley al Congreso, de lo que llamó Universidad Nacional de los Estados Unidos de Colombia. En 1867 se creó el Instituto Nacional de Ciencias y Artes. El gran paso definitivo en la fundación de la Universidad se dio el 22 de septiembre de 1867 cuando el Congreso expidió la Ley 66 que creó la Universidad Nacional de los Estados Unidos de Colombia, en la administración del Presidente Santos Acosta.

En 1868 se expidió el Estatuto Orgánico, se abrieron las primeras escuelas y fue elegido el primer rector de la universidad, Ezequiel Rojas, quien no aceptó el cargo por motivos de salud, y fue nombrado en su reemplazo Manuel Ancízar. En su primer año de actividad la Universidad inició labores con las facultades de Artes y Oficios, Ingeniería, Medicina, Derecho y Ciencias Naturales, contó con 335 estudiantes y 45 profesores, entre los que se destacan personalidades como Miguel Antonio Caro, e Indalecio Liévano.

El entorno de la Universidad se ensombreció debido a los múltiples conflictos políticos y sociales sucedidos a finales siglo XIX. En el período de la Regeneración, la Universidad fue satanizada por haberse erigido, fiel a su misión, como escenario de ideas críticas, imputándosele la causalidad de la inestabilidad política y de la desazón social que rodeó el proceso de la nueva Constitución de 1886. Debido a ello, la Universidad regresó al control directo del Estado, y perdió tanto su limitada autonomía como su unidad académica. Sin embargo, la idea de Universidad continuó siendo proclamada por quienes, como Rafael Uribe Uribe, estimaban que debería ser siempre nacional; moderna, actual y evolutiva; experimental y unificadora.

La gran reforma de 1935 impulsada por el presidente Alfonso López Pumarejo configuro la universidad tal como se conoce hoy: organizada en forma de facultades dentro de un solo campus y no como una colección de escuelas distribuidas por toda la ciudad. Para su aplicación y puesta en marcha se designó al intelectual payanés Manuel Arboleda como Secretario General de la universidad. Su muerte prematura en la tragedia de Fúquene de 1936 sesgó importantes proyectos que se encontraban en curso. La Reforma Universitaria se expidió a través de la Ley 68 de ese mismo año, llevó a la promulgación de la Ley Orgánica de la Universidad. Esta Ley buscó desarrollar 3 aspectos: primero modernizar la Universidad Nacional, segundo incorporar al país a la Universidad, los sectores sociales sin distinciones, ni discriminaciones; y el otro aspecto que buscó fue ubicar o situar a la U.N. en la realidad del país.

El Artículo 5 de la Ley 68 habilitó al Gobierno para que comprara terrenos que se destinarían a la construcción de la Ciudad Universitaria, un proyecto que reuniría a todas las facultades. Desde ese momento aparece por primera vez el concepto de Ciudad Universitaria, como también la concepción de la regionalización de la Universidad, se propone la creación de sedes en diversas regiones del país.

Llegaron de Alemania, invitados por el gobierno nacional, el pedagogo Fritz Karsen, experto en asuntos universitarios, y el arquitecto Leopoldo Rother. Un concienzudo estudio de carreras y programas liderado por Karsen permitió definir una estructura académica integral, sintetizada en un esquema general en forma de elipse de la que irradiaba cada una de las cinco grandes divisiones académicas y sus respectivas dependencias. El esquema fue traducido casi literalmente por Rother en la distribución espacial propuesta para el predio seleccionado, entonces en el límite occidental de la ciudad de Bogotá. La Universidad estableció la libertad de cátedra, los profesores accedían por concurso, y generalmente en aquellas materias fundamentales o que tuviesen un aspecto particular en cuanto a los conceptos, había dos profesores por cátedra. La Universidad se amplió, se tecnificó y se engrandeció, se ubicó realmente en la modernidad. Empezó a trabajar hacia el desarrollo del país.

Desafortunadamente, la universidad sufrió otra etapa dura, en el año de 1946 hubo un cambio político en el país. Cuando vino el gobierno del presidente Mariano Ospina Pérez, el advenimiento del conservatismo con presidentes como Laureano Gómez y luego la dictadura del General Rojas Pinilla, en la Universidad se suprimió la libertad de cátedra, se desconoció la participación democrática del profesorado y los estudiantes.

Reformas

Entre las reformas introducidas en el año 1964 por el Rector José Félix Patiño, se destaca la creación del Consejo Superior como máximo órgano de gobierno. El Consejo Académico volvió a constituirse en cuerpo consultivo. Se destaca en ese año la aparición de los departamentos, institutos, unidades, secciones académicas de investigación y docencia y el desarrollo de programas de postgrado. A finales de la década de los 60 se le dio impulso a los programas de maestría en la Universidad Nacional y en el país. Los primeros programas, a nivel de maestría fueron creados entre 1967 y 1973 y en 1986 abrieron sus puertas los primeros programas doctorales del país en áreas como la física y Matemáticas. En el mismo año se llevó a cabo una reforma estatutaria mediante el Acuerdo 44 y su reglamentario el 58 del Consejo Superior Universitario. Mediante esta reforma se produjo la división del trabajo de la rectoría al crear la vicerrectoria. Por otra parte se flexibilizó la organización académica e incrementó el grado de participación de los profesores y estudiantes, quienes fueron incorporados como miembros de los comités consultivos.

Durante los últimos 20 años se ha venido hablando de reformas en diferentes estatutos, reformas que han sido llevadas a la realidad en los últimos 5 años y que todavía en la actualidad están en proceso de construcción e implementación. Entre las más importantes están la reforma al estatuto general y al estatuto estudiantil, entre muchas otras; Este proceso fue traumático para la universidad debido a la resistencias de varios sectores que opinan que las propuestas de reforma son desventajosas en uno u otro sentido, al fracaso en los procesos de participación y de los canales de comunicación, llegando a acciones de hecho como el bloqueo de las actividades en varios campus. Durante el año 2009 se comenzó a implementar la reforma académica, sin que se hayan presentado inconvenientes como en los años anteriores.

Aunque en los años 2005, 2007, 2008, 2011, 2012 y 2013 vivió jornadas de paros en los que cesó la mayor parte de la actividad académica, en cada uno de los correspondientes semestres se logró recuperar las semanas perdidas, reduciendo al mínimo los efectos en la vida académica.