Universidad Autónoma de Santo Domingo

Universidad Autónoma de Santo Domingo
Sigla UASD
Lema «Primada de América.»
Tipo Pública.
Fundación 1914
La universidad se considera heredera de la USTA, creada bajo bula papal el 28 de octubre de 1538, y oficializada dos décadas después, en 1558.
Localización
Dirección Santo Domingo, República Dominicana
Administración
Rector/a Dr. Iván Grullón [1]
Funcionarios Héctor Luis Martínez - Secretario General [2]
Academia
Mascota Águila
Colores Azul y Blanco     
Sitio web
http://www.uasd.edu.do/index.php/es/
[ editar datos en Wikidata]

La Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD) es una universidad Pública de la República Dominicana, y la única universidad estatal en el país. Su sede central se encuentra en la ciudad de Santo Domingo, capital del país, y tiene recintos, centros y sub-centros en 18 de 32 provincias.

La Universidad Autónoma de Santo Domingo tiene Convenios vigentes con universidades de prestigio en los 5 continentes, mediante los cuales se establece intercambio profesoral, estudiantil, becas y se promueve la investigación conjunta. La Dirección General de Cooperación y Relaciones Internacionales ofrece información a través de su página web.

La Universidad Autónoma de Santo Domingo fue creada por decreto por José Gabriel García y Emiliano Tejera el 31 de diciembre de 1866 bajo el nombre de Instituto Profesional y luego renombrada en el 1914 a su nombre actual y se considera heredera del Convento de los Dominicos del 1518, y la Universidad Santo Tomás de Aquino que fue creada mediante la bula papal In Apostolatus Culmine el 28 de octubre de 1538. El Papa Paulo III estableció con esta bula la primera universidad en el nuevo continente, si bien esta no recibió oficialización por parte del Reino de España hasta dos décadas después. Razón por la cual existe una controversia sobre la primera universidad de América.[4]

La Universidad de Santo Tomás de Aquino formó, junto con la primera catedral, el primer hospital y la primera oficina de aduanas; el conjunto de instituciones primadas de América instaladas en la ciudad de Santo Domingo de Guzmán.[6]

La universidad dejó de ser un Studium Generale, que era manejado por la congregación de los dominicos, para convertirse en el centro de la educación en el nuevo mundo. Por medio de la anteriormente mencionada bula, se asciende este Estudio General, que los dominicos dirigían desde el año 1518, a la categoría de Universidad en 1538.[8]

La naciente universidad toma como modelo la Universidad de Alcalá de Henares, y como tal fue porta-estandarte de las ideas renacentistas que surgían del mundo medieval, del que emergía la España de los días de la conquista.

Bandera de la Universidad Autónoma de Santo Domingo.
Entrada Este de la Universidad Autónoma de Santo Domingo.

Se dice que los Jesuitas tramaron esconder la Sanción General del Consejo de las Indias para apoderarse del monopolio en el otorgamiento de grados vaticanos, característica fundamental de una universidad. Esto, en detrimento de la Universidad de Santo Domingo, establecida por la facción de la Iglesia del Convento Dominico.

Sin embargo, y aun en caso de no existir la Sanción General en 1538 (aun cuando sí existió, sólo fue oficializada 28 años más tarde por un comité revisor de documentos antiguos, común en un contexto histórico en el cual los anales históricos tardaban décadas en ponerse al día. En aquellos días no existía una ley escrita definida que requiriese un sello virreinal para poder poner en ejecución una bula papal.[12]

Controversia sobre la primera universidad de América

Véase también: Controversia sobre la primera universidad de América

Existe una controversia en la calificación de la Universidad de San Marcos como la institución de educación superior más antigua de América. Los argumentos de San Marcos son dos: el ser la primera universidad creada por mandato de la Corona española ( real provisión) y por ser la única de las fundadas durante el siglo XVI que ha operado sin interrupciones hasta el día de hoy. Esto último resulta de relevancia, debido a que muchas universidades americanas fueron cerradas durante las guerras de independencia o, con posterioridad, debido a conflictos internos.

La Universidad Autónoma de Santo Domingo argumenta su prioridad entre las universidades de América basándose en la bula In Apostolatus Culmine de Paulo III del 28 de octubre de 1538, que no contó con el pase regio del rey Carlos I de España, es decir, aprobación real, razón por la cual se estima que, jurídicamente, no tuvo efecto.[11]