Unionismo (Irlanda)

Mural conmemorativo del cincuentenario del reinado de Isabel II, Belfast. En la parte inferior se puede leer:
Nosotros los súbditos británicos del Ulster
prometemos nuestra alianza
a su Majestad Soberana
la Reina Isabel II
ahora y para siempre.

El Unionismo es la ideología que promueve el mantenimiento o el fortalecimiento de los vínculos políticos y culturales entre Irlanda (a menudo y especialmente, Irlanda del Norte) y Gran Bretaña, y que originalmente defendían que las relaciones institucionales entre ambos países se desarrollasen en el marco del Acta de Unión de 1800, que los unió en una sola entidad política.[1]

La relación política entre Gran Bretaña e Irlanda data del s. XII, y llega a su punto álgido con el Acta de Unión de 1800, que dio lugar a la creación del Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda. En 1922, los veintiséis condados del sur de Irlanda obtienen su independencia del Reino Unido, siendo conocidos primero como Estado Libre Irlandés y posteriormente como la actual República de Irlanda. Los seis condados restantes, el actual territorio de Irlanda del Norte, han permanecido bajo dominio británico, conformando el actual Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte. Actualmente, la ideología unionista está relacionada con el estatus político del Norte británico, estando prácticamente extinguida en el resto de la isla.

El término procede de las campañas de los opuestos a la Home Rule que pretendían evitar la creación de un parlamento panirlandés (dentro del Reino Unido). Por esta defensa del Acta de Unión se acabaron por denominar unionistas, término que empezó a aplicárseles de modo generalizado a finales del siglo XIX y principios del s. XX.

El unionismo y la ideología opuesta, el nacionalismo irlandés, están asociados con las comunidades étnicas y religiosas que integran la población del territorio: el primero con los protestantes de origen inglés o escocés (muchos de los cuales llegaron durante la colonización del Ulster), y el segundo con los pobladores católicos de la isla. En cualquier caso, las generalizaciones deben ser matizadas dado que un número significativo de individuos no entra dentro de dichas categorías, y la distinción entre nativos católicos irlandeses "puros" y protestantes británicos "puros" no se sostiene teniendo en cuenta la centenaria historia de matrimonios mixtos, asimilación cultural y conversiones religiosas.

Unionismo e identidad británica

Mural en la zona unionista de Shankill Road, Belfast ( Irlanda del Norte).

El unionismo irlandés está centrado en la identificación con el Reino Unido, pero no necesariamente implica la exclusión de un sentimiento de pertenencia a la tierra irlandesa, o una afinidad específica a Irlanda del Norte (al Ulster, al que pertenecen los condados británicos). Emergió como una corriente política unificada en oposición al autogobierno otorgado a la provincia por la primera Home Rule Bill de 1886, promovida por el primer ministro británico William Gladstone. Mientras los nacionalistas irlandeses abogaban por la secesión de Gran Bretaña, ya fuese a través de la Home Rule, del rechazo al Acta de Unión de 1800 o a través de una declaración de independencia, los unionistas creían fundamentalmente en la necesidad de mantener y profundizar en la relación entre las diferentes naciones constituyentes del Reino Unido, expresando su orgullo por los símbolos de su pertenencia al mismo.

Un símbolo fundamental para los unionistas es la Union Jack (la bandera del Reino Unido). En las áreas unionistas de Irlanda del Norte a menudo se muestra en lugares visibles, junto con otros símbolos para reforzar el sentido de idendidad de la comunidad. El unionismo también aparece especialmente identificado con la Corona Británica.

Other Languages