Unidad Popular Venezolana

Unidad Popular Venezolana
UPVlogo.jpg
PresidenteHenry Hernández
FundadoraLina Ron
Fundación

6 de febrero de 2004[1]

2008 [a]
Disolución2007
IdeologíaMarxismo
Comunismo
Socialismo
Bolivarianismo
Antiimperialismo
PosiciónIzquierda
CoaliciónGran Polo Patriótico
SedeCaracas
PaísFlag of Venezuela.svg Venezuela
Colores     Amarillo
Parlamento Latinoamericano
0/12
Asamblea Nacional
1/167
Gobernadores
0/23
Alcaldes
0/335
Sitio web[https://partidoupv.wordpress.com/ partidoupv.wordpress.com
  1. Se fusionó en el PSUV en 2007 pero por diferencias con este fue reinscrito en 2008

Unidad Popular Venezolana (UPV) es un partido político izquierdista venezolano fundado por Lina Ron en 2004, fusionado en el Partido Socialista Unido de Venezuela en 2007 y reinscrito en 2008 por diferencias tras la fusión.

Historia

Antecedentes

Logo de la UPV con la imagen de Lina Ron

El actual partido Unidad Popular Venezolana (UPV) tiene como antecedentes históricos a diversos partido con nombres similares, cuya ideología política es igualmente parecida. La primera referencia aparece en 1944 como Unión Municipal, partido afines al comunismo, quienes legalmente no podían presentarse como tales, debido a las prohibiciones existentes por parte del gobierno de Isaías Medina Angarita contra esa ideología.

Posteriormente, en el estado Zulia se formó la organización Liga de Unificación Zuliana y en 11 estados del país, las denominadas Uniones Populares, todas de tendencia comunista. En julio de 1944 todas estas «uniones» se fusionaron en un partido a escala nacional que resultó en la formación de la Unión Popular Venezolana.[2]

Actualidad

Más recientemente lleva este nombre un partido político venezolano de tendencia radical, que toma relevancia producto de las diferencias de algunos de los partidarios del presidente venezolano Hugo Chávez con respecto al principal partido de su gobierno el Movimiento V República (MVR), aunque esto no ha impedido que sus militantes encabezados por la dirigente popular Lina Ron, apoyen decididamente al mandatario venezolano, e incluso a que este partido tenga buenas relaciones con todos los partidos de la coalición chavista, incluido el propio MVR, que fue disuelto para crear el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), esto como consecuencia de tener las mismos propósitos políticos a pesar de las diferencias internas.

El mayor éxito de este partido ha sido obtener representación parlamentaria en la Asamblea Nacional a partir de las elecciones de noviembre de 2005.

En las Elecciones Presidenciales de diciembre de 2006 obtuvo 78.064 votos para su candidato Hugo Chávez.

En el 2007 la UPV fue desarticulada para formar parte del PSUV, partido de gobierno. Debido a las divergencias internas con el PSUV, decidieron nuevamente inscribirse en el Consejo Nacional Electoral y participar como partido con personalidad y militancia propia.

Tras el fallecimiento del presidente Hugo Chávez en marzo de 2013, apoyaron a Nicolás Maduro como candidato en las elecciones presidenciales de 2013. Obteniendo este partido 89.990 votos.[4]​ En el 2015 la directiva Nacional del partido expulsa de sus filas al viudo y expresidente de la UPV Humberto Berroteran, por hacer pronunciamientos en contra del gobierno y pactar con la derecha, es entonces donde asume la Presidencia el 11 de Diciembre del 2015, la Diputada por el Estado Yaracuy Wendy Tellechea.

En el 2017, la Sentencia Nº 86 sala Electoral con fecha 29-06-2017 del Tribunal Supremo de Justicia (http://historico.tsj.gob.ve/decisiones/selec/junio/200663-86-29617-2017-2016-000044.html), reconoce a la Directiva Nacional representada por la Presidenta Wendy Tellechea. Este mismo año en Asamblea Nacional Extraordinaria de fecha 24 de agosto, se ratifican las autoridades y se le devuelve la Secretaria General Nacional a quien siempre fungió en este cargo: Comandante Lina Ron, según acta del 2011 se había acordado que seria respetada "Aeternitas" por ser la fundadora y mujer luchadora, icono eterno de nuestro partido y de nuestra revolución, Unidad Popular Venezolana se encuentra fiel a los ideales revolucionario, dando la batalla en los ideales Chavista.

El 8 de diciembre de 2017 se introdujo ante la Secretaría de la Sala Constitucional, escrito contentivo de la solicitud de revisión constitucional interpuesta por el ciudadano HENRY JOSÉ HERNÁNDEZ RODRÍGUEZ, actuando en su condición de Presidente Legitimo de la organización con fines políticos UNIDAD POPULAR VENEZOLANA (UPV), en contra de la sentencia n° 86 de fecha 29 de junio de 2017, emanada de la Sala Electoral del Tribunal Supremo de Justicia.

En primer lugar, dicha sala constitucional observa que el artículo 336, numeral 10, de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, le atribuye la potestad de “revisar las sentencias definitivamente firmes de amparo constitucional y de control de constitucionalidad de leyes o normas jurídicas dictadas por los Tribunales de la República, en los términos establecidos por la Ley Orgánica respectiva”.

Tal potestad de revisión de decisiones definitivamente firmes, abarca fallos que hayan sido expedidos tanto por las otras Salas del Tribunal Supremo de Justicia, conforme al artículo 25, numeral 11 de la Ley Orgánica del Tribunal Supremo de Justicia, como por los demás tribunales de la República, de acuerdo al artículo 25, numeral 10 “eiusdem”, pues la intención final es que la Sala Constitucional ejerza su atribución de máximo intérprete de la Constitución, según lo que establece el artículo 335 del Texto Fundamental.

Atendiendo a ello, se observa que en el presente caso se solicitó la revisión de la sentencia n.º 86 dictada el 29 de junio de 2017, por la Sala Electoral de este Máximo Tribunal, razón por la cual esta Sala con fundamento en las anteriores consideraciones, se declara competente para conocer de dicha solicitud. Así se decide.

Ahora bien, en el escrito de la solicitud de revisión, la parte solicitante pidió que conforme a la potestad cautelar de esta Sala consagrado en el artículo 130 que rige las funciones de este Alto Tribunal “así como en la sentencia N° 156 de fecha 05 de marzo de 2009 de esta Sala Constitucional; acuerde en sede cautelar, vía decreto, la conformación de una estructura directiva organizacional ad hoc de la Unidad Popular Venezolana (UPV), en garantía, protección y resguardo de su participación en los venideros procesos electorales nacionales (…), mientras se decide el fondo de la presente solicitud de revisión.

Observa esta Sala que, entre los argumentos expuestos en la solicitud de revisión, resalta el siguiente:

Lo que se pretende elevar a la competente y máxima autoridad de esta Sala Constitucional, a objeto de que despliegue su potestad revisora sobre la sentencia N° 86 de la Sala Electoral de este Alto Tribunal, de fecha 29 de junio de 2017; es el hecho, por demás verificable y manifiesto, de que pudiendo dicha Sala haber entrado a conocer y decidir el fondo del asunto, no lo hizo, basándose para ello en una irrestricta aplicación del contenido del artículo 183 de la Ley Orgánica del Tribunal Supremo de Justicia, aun cuando, de su propia motivación, se desprendió que, de ser el caso que pudieran constatarse violaciones a derechos de rango constitucional, la misma no procuró profundizar en ello porque habría tenido que hacer un “análisis pormenorizado” de los estatutos de la organización para verificarlo, lo que, en consecuencia, dejó sin resolución la realidad que exigía de dicha instancia un dictamen ajustado al favorecimiento, no de la Unidad Popular Venezolana (UPV), o siquiera de las autoridades que en calidad de recurrentes tenían la condición, por demás acreditada en autos, de auténticos miembros del partido, por tanto, de legitimados activos; sino del derecho a la participación que fue claramente transgredido por quienes, a título particular, procedieron ilegítimamente a designar a unas “autoridades”, parte de una ‘dirección política organizacional’, con absoluta prescindencia del procedimiento estatutariamente previsto para ello.

Ello así, esta Sala Constitucional observa:

Que es un hecho notorio comunicacional que la Asamblea Nacional Constituyente acordó –el 23 de enero de 2018- convocar para el primer cuatrimestre de 2018 el proceso de elecciones del Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, específicamente para el día domingo 22 de abril del presente año.

Que igualmente es un hecho notorio comunicacional que el ente rector electoral nacional dio inicio al cronograma para la renovación de unos determinados partidos políticos, finalizado lo cual las distintas organizaciones políticas del país deberán efectuar –conforme lo fije el Consejo Nacional Electoral- la postulación de los candidatos para participar en dicha proceso electoral.

Que la Ley Orgánica de Procesos Electorales regula en sus artículos 59 y siguientes el procedimiento para la postulación de candidatos, y señala expresamente el artículo 60 que: “…la Comisión de Participación Política y Financiamiento mediante publicación en los medios de comunicación impresos nacionales, fijará el lapso en el cual las organizaciones con fines políticos deberán indicar las personas autorizadas para postular”.

Que el peticionante en esta causa ha señalado en su escrito (v. folio 18) la existencia del fumus boni iuris y del periculum in mora, y las circunstancias particulares del caso para solicitar a la Sala el decreto de la medida cautelar antes referida.

En consecuencia de lo anterior, se desprende la existencia de una situación de amenaza inminente que amerita la utilización por parte de esta Sala Constitucional de sus amplios poderes cautelares, por lo cual declara procedente la medida cautelar solicitada y, como consecuencia de ello, se ordena al Consejo Nacional Electoral a recibir las postulaciones que presente el ciudadano HENRY JOSÉ HERNÁNDEZ RODRÍGUEZ antes identificado en representación de la organización política UNIDAD POPULAR VENEZOLANA, así como a abstenerse de procesar aquellas que no fuesen efectuadas por el prenombrado ciudadano en la condición antes mencionada, y así se decide.

Y mientras se decide la presente causa, tal como lo solicitara el solicitante de revisión, se estima conformada la directiva nacional de la UNIDAD POPULAR VENEZOLANA, de la siguiente manera:

Presidente

Henry José Hernández Rodríguez, C.I. N° V- 5.334.789

Voceros Principales:

Nathanael Jesús Bello Hernández, C.I. N° V- 14.062.970

Rafael Gregorio Rojas Rodríguez, C.I. N° V- 9.874.088

Nirma Concepción Urrieta González, C.I. N° V- 8.926.723

Gilberto Alfredo Landaeta Gordon, C.I. N° V- 10.575.975

Yaniza Susana Yajure de Salas, C.I. N° V- 16.260.965

Carlos Enrique Vargas, C.I. N° V- 5.428.434

Voceros Suplentes:

Grace Urdaneta, C.I. N° V- 5.806.799

Valvy Valero, C.I. N° V- 16.339.169

Sofia De Bellis, C.I. N° V- 10.691.966

Para el cumplimiento de la medida cautelar antes acordada, se notificará al solicitante y al Consejo Nacional Electoral, en la forma prevista en el artículo 91, numeral 3 de la Ley Orgánica del Tribunal Supremo de Justicia.

Publíquese, regístrese y notifíquese.

Cúmplase lo ordenado.

Dada, firmada y sellada en el Salón de Despacho de la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia, en Caracas, a los 12 días del mes de Marzo de dos mil dieciocho (2018). Años: 207° de la Independencia y 158° de la Federación. SENTENCIA 0192 DE 12/03/2018: http://historico.tsj.gob.ve/decisiones/scon/marzo/208572-0192-12318-2018-17-1236.HTML