Unión Soviética

Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas[a]

Flag of Russia.svg

1922-1991

Bandera [b] )

Bandera Escudo
Bandera Escudo
Lema nacional: « Proletarios de todos los países, ¡uníos!»
Himno nacional: La Internacional (1922-1944)
Himno de la Unión Soviética (1944-1991)
Ubicación de Unión Soviética
La Unión Soviética después de la Segunda Guerra Mundial.
Capital Moscú
Idioma principal Ruso
Religión Gosateizm[4]
Gobierno Estado socialista
Jefe de Estado
 • 1922-1946 Mijaíl Kalinin
 • 1946-1953 Nikolái Shvérnik
 • 1953-1960 Kliment Voroshílov
 • 1960-1964 Leonid Brézhnev
 • 1964-1965 Anastás Mikoyán
 • 1965-1977 Nikolái Podgorni
 • 1977-1982 Leonid Brézhnev
 • 1983-1984 Yuri Andrópov
 • 1984-1985 K. Chernenko
 • 1985-1988 Andréi Gromyko
 • 1988-1991 Mijaíl Gorbachov
Jefe de Gobierno
 • 1922-1924 Lenin
 • 1924-1930 Alekséi Rýkov
 • 1930-1941 Viacheslav Mólotov
 • 1941-1953 Iósif Stalin
 • 1953-1955 Gueorgui Malenkov
 • 1955-1958 Nikolái Bulganin
 • 1958-1964 Nikita Jrushchov
 • 1964-1980 Alekséi Kosygin
 • 1980-1985 Nikolái Tíjonov
 • 1985-1991 Nikolái Ryzhkov
 • 1991 Valentín Pávlov
 • 1991 Iván Siláyev
Legislatura Sóviet Supremo[c]
 • Cámara alta Sóviet de la Unión
 • Cámara baja Sóviet de las Nacionalidades
Historia
 •  Revolución de Octubre

7 de noviembre de 1917

 •  Tratado de Creación 30 de diciembre de  1922
 •  Rendición nazi 9 de mayo de 1945
 •  Lanzamiento del Sputnik 1 4 de octubre de 1957
 •  Disolución 25 de diciembre de  1991
Superficie
 • 1991 22 402 200 km²
Población
 • 1991 est. 293 047 571 
     Densidad 13,1 hab./km²
Moneda Rublo (руб, SUR)
Miembro de: SDN, ONU, Pacto de Varsovia, CAME, OSCE
  1. Véase la lista del nombre en los idiomas de la Unión.
  2. Rusia es la heredera de la personalidad jurídica.[1]
  3. El Congreso de los Sóviets y el Comité Ejecutivo Central entre 1922 y 1937. El Congreso de los Diputados de Pueblo, junto con el Sóviet Supremo, entre 1989 y 1991.

La Unión Soviética (en ruso: Советский Союз,  romanización: Sovietsky Soyuz), oficialmente llamada Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS, en ruso, Сою́з Сове́тских Социалисти́ческих Респу́блик tr.: Soyuz Sovétskij Sotsialistícheskij Respúblik; Acerca de este sonido  pronunciación ; abreviado СССР, SSSR)[9] que existió en Eurasia entre 1922 y 1991. El nombre utilizado informalmente entre sus residentes fue la Unión (Soyuz).

La Unión Soviética tuvo un sistema político de partido único dominado por el Partido Comunista hasta 1990[10] y aunque era una unión federal de 15 repúblicas soviéticas subnacionales, el Estado soviético fue estructurado bajo un Gobierno nacional y una economía altamente centralizados.

La Revolución de Febrero de 1917, que provocó la caída del Imperio ruso, tuvo como sucesor al Gobierno Provisional Ruso, que fue derrocado por la Revolución de Octubre estableciéndose el Gobierno de los bolcheviques denominado Sovnarkom. A continuación, se desencadenó la Guerra Civil Rusa que fue ganada por el nuevo régimen soviético. En diciembre de 1922 fue creada la Unión Soviética con la fusión de la República Socialista Federativa Soviética de Rusia, la República Federal Socialista Soviética de Transcaucasia, la República Socialista Soviética de Ucrania y la República Socialista Soviética de Bielorrusia.

Tras el deceso del primer líder soviético, Vladímir Lenin, en 1924, Iósif Stalin acabó ganando la lucha por el poder[12] En junio de 1941, durante la Segunda Guerra Mundial, Alemania junto a sus aliados invadió la Unión Soviética, un país con el que había firmado un pacto de no agresión. Al cabo de cuatro años de una guerra brutal, la Unión Soviética emergió victoriosa como una de las dos superpotencias del mundo, junto a los Estados Unidos.

La Unión Soviética y sus Estados aliados de Europa oriental, denominados Bloque del Este, estuvieron involucrados en la Guerra Fría, que fue una prolongada lucha ideológica y política mundial contra los Estados Unidos y sus aliados del Bloque occidental; finalmente la URSS cedió ante los problemas económicos y los disturbios políticos internos y externos.[1]

Los límites geográficos de la Unión Soviética variaron con el tiempo, pero tras sus últimas anexiones territoriales principales y la ocupación de los países Bálticos ( Lituania, Letonia, y Estonia), del este de Polonia, Besarabia, y algunos otros territorios durante la Segunda Guerra Mundial, desde 1945 hasta la disolución, los límites correspondieron aproximadamente a aquellos de la extinta Rusia Imperial, con las exclusiones notables de Polonia, la mayor parte de Finlandia, y Alaska.

Historia

Se piensa tradicionalmente que la Unión Soviética es la sucesora del Imperio ruso, no obstante pasaron cinco años entre el último Gobierno de los zares y la instauración de la Unión Soviética. El último zar, Nicolás II, gobernó el Imperio ruso hasta su abdicación en marzo de 1917, en parte debido a la presión de los enfrentamientos en la Primera Guerra Mundial, luego un breve Gobierno Provisional Ruso tomó el poder, para ser derrocado en la Revolución de octubre de 1917 por revolucionarios encabezados por el líder bolchevique Vladímir Lenin.

La Unión Soviética fue establecida en diciembre de 1922 como la Unión de las Repúblicas Socialistas Soviéticas de Rusia (conocida como Rusia Bolchevique), Ucrania, Bielorrusia y Transcaucasia gobernadas, las tres primeras, por partidos bolcheviques y la última por el menchevique. A pesar de la fundación del Estado soviético como una entidad federativa de muchas repúblicas constituyentes, cada una con sus propias entidades políticas y administrativas, el término «Rusia Soviética» – estrictamente aplicable sólo a la República Socialista Federativa Soviética de Rusia ( RSFSR) - fue a menudo incorrectamente aplicado a todo el país por políticos y escritores no soviéticos.

Revolución y fundación del Estado soviético

La actividad revolucionaria moderna en el Imperio ruso comenzó con la Revuelta Decembrista de 1825, y aunque la servidumbre fue abolida en 1861, lo fue en términos desfavorables para los campesinos y sirvió para animar a los revolucionarios. Un parlamento, la Duma Imperial de Rusia, fue establecido en 1906, después de la Revolución de 1905. A pesar de la resistencia del zar a los intentos de pasar de una monarquía absoluta a una constitucional, finalmente fue promulgada la Constitución rusa de 1906, la primera constitución del país. Sin embargo, la agitación social continuó y se agravó durante la Primera Guerra Mundial por el fracaso militar y la escasez de alimento en las ciudades principales.

Vladímir Lenin — principal líder de la Revolución de Octubre y primer dirigente de la Unión Soviética.

Un levantamiento popular espontáneo en Petrogrado, en respuesta al decaimiento de la economía y la moral en tiempo de guerra, culminó con el derrocamiento del Gobierno imperial en marzo de 1917 (véase Revolución de Febrero). La autocracia zarista fue reemplazada por el Gobierno Provisional Ruso, cuyos líderes pensaron en establecer una democracia liberal en Rusia y continuar participando en el lado de la Triple Entente en la Primera Guerra Mundial. Al mismo tiempo, para asegurar los derechos de la clase obrera, las asambleas de trabajadores, conocidas como sóviets, nacen a lo largo de todo el país. Los bolcheviques, dirigidos por Vladímir Ilich Lenin, presionaron a favor de una revolución socialista tanto en dichas asambleas como en las calles, derrocándose al Gobierno Provisional el 7 de noviembre, 25 de octubre según el calendario juliano, de 1917 (véase Revolución de Octubre), y entregándose el poder a los sóviets de obreros, soldados y campesinos. En diciembre, los bolcheviques firmaron un armisticio con las Potencias Centrales, aunque en febrero de 1918, los combates se habían reanudado. En marzo, los soviéticos abandonaron la guerra definitivamente y firmaron el Tratado de Brest-Litovsk.

A partir de 1917 se produjo una larga y sangrienta Guerra Civil Rusa entre los Rojos y los Blancos, terminando en 1923 con la victoria de los Rojos e incluyó la intervención extranjera, la ejecución del zar Nicolás II y su familia y la hambruna de 1921, que mató a cerca de cinco millones de personas.[16] Tras la Guerra Polaco-Soviética de 1919-1921, se firmó la « Paz de Riga» que a principios del año 1921 dividió los territorios disputados de Bielorrusia y Ucrania entre Polonia y la RSFS de Rusia. La Unión Soviética tuvo que resolver conflictos similares con la recién creada República de Finlandia, la República de Estonia, la República de Letonia y la República de Lituania.

Unificación de las repúblicas soviéticas

El 28 de diciembre de 1922 en una conferencia de delegaciones plenipotenciarias de la RSFS de Rusia, RFSS de Transcaucasia, la RSS de Ucrania y la RSS de Bielorrusia se aprobó el Tratado de Creación de la URSS y la Declaración de la Creación de la URSS,[20] respectivamente el 30 de diciembre de 1922.

El 1 de febrero de 1924 la Unión Soviética fue reconocida por el Imperio británico y en ese mismo año se aprobó una Constitución soviética, legitimando la unión de diciembre de 1922.

La reestructuración intensiva de la economía, la industria y la política del país empezaron desde los primeros días del poder soviético en 1917. Una gran parte se realizó según los Decretos Iniciales Bolcheviques, documentos del Gobierno soviético, firmados por Vladímir Lenin. Uno de los adelantos más prominentes era el plan GOELRO, que propugnaba una reestructuración profunda de la economía soviética basada en la electrificación total del país. El plan se inició en 1920, desarrollándose durante un período de 10 a 15 años. Incluyó la construcción de una red de 30 centrales eléctricas regionales, incluyendo diez grandes centrales hidroeléctricas, y la electrificación de numerosas empresas industriales.[22]

Stalin (1927-1953)

Josif Vissarionovich Dzugashvilli, más conocido como Stalin, fue el principal gobernante de la URSS entre 1924 y 1953.

Desde el comienzo de la Unión Soviética su Gobierno estuvo basado en un unipartidismo administrado por el partido bolchevique.[23] Después de la política económica del comunismo de guerra llevada a cabo durante la Guerra Civil, el Gobierno soviético permitió que algunas empresas privadas coexistieran con la industria nacionalizada durante los años 1920. Del mismo modo, la requisa total de los excedentes alimentarios en el campo fue reemplazado por impuestos sobre los alimentos (véase Nueva Política Económica).

Los líderes soviéticos sostuvieron que un Gobierno de un único partido era necesario para asegurar que la «explotación capitalista» no regresara a la Unión Soviética y que los principios del centralismo democrático representaran la voluntad del pueblo. El debate sobre el futuro de la economía constituyó el telón de fondo en la lucha por el poder que se desencadenó entre los líderes soviéticos tras la muerte de Lenin en 1924. En un principio, Lenin iba a ser reemplazado por un liderazgo colectivo compuesto por Grigori Zinóviev de Ucrania, Lev Kámenev de Rusia, y Stalin de Georgia.

El 3 de abril de 1922 Stalin fue nombrado Secretario General del Partido Comunista de la Unión Soviética y Lenin lo había nombrado como Jefe de Inspección de los Trabajadores y Campesinos. Al consolidar gradualmente su influencia y aislar o limitar a sus rivales dentro del partido, Stalin se convirtió en el principal dirigente soviético. En octubre de 1927, Grigori Zinóviev y León Trotsky fueron expulsados del Comité Central y obligados a exiliarse.

En 1928, Stalin introdujo el Primer Plan Quinquenal destinado a construir una economía socialista. Esto, a diferencia del internacionalismo proletario expresado por Lenin y Trotsky a través del curso de la Revolución, apuntó al socialismo en un solo país. En la industria, el Estado asumió el control de todas las empresas existentes y emprendió un programa intensivo de industrialización y en la agricultura fueron establecidas las granjas colectivas ( koljós) por todas partes en el país.

Prisioneros del Gulag trabajando en la construcción de la Autopista de Kolima.

Los kuláks supervivientes fueron perseguidos y muchos enviados a los Gulags a realizar trabajos forzados.[26] A pesar de la confusión de mediados a finales de la década de 1930, la URSS desarrolló una poderosa economía industrial en los años precedentes a la Segunda Guerra Mundial, convirtiéndole en una potencia industrial a nivel internacional.

Desfile militar en la Plaza Roja el 7 de noviembre de 1941, conmenmorando el 24° aniversario de la de la Revolución de Octubre.

La década de 1930 vio la cooperación más cercana entre los países occidentales y la URSS. En 1933 se establecieron relaciones diplomáticas entre los Estados Unidos y la URSS. Cuatro años más tarde, la URSS apoyó a la República Española en la Guerra Civil Española contra el golpe de Estado de los sublevados, apoyados por la Italia fascista y la Alemania nazi. No obstante, después de que el Reino Unido y Francia concluyesen los Acuerdos de Múnich con la Alemania nazi, la URSS realizó tratos con este último país concluyendo el Pacto Ribbentrop-Mólotov (pacto de no agresión nazi-soviético) y el Tratado Alemán-Soviético de Amistad, Cooperación y Demarcación. Esto favoreció la invasión soviética de Polonia de 1939 y la ocupación de Lituania, Letonia y Estonia en 1940. A finales de noviembre de 1939, al verse incapaz de forzar a la Finlandia a mover su frontera 25 kilómetros de Leningrado por medios diplomáticos, Stalin ordenó la intervención del Ejército Rojo en dicho país, provocando la llamada Guerra de Invierno.

En el este, el Ejército Rojo ganó varias batallas decisivas durante los enfrentamientos fronterizos con el Imperio del Japón en 1938 y 1939. Sin embargo, en abril de 1941, la URSS firmó el Pacto de Neutralidad con los japoneses, reconociendo la integridad territorial de Manchukuo, un Estado títere japonés.

Participación en la Segunda Guerra Mundial

Aunque se ha discutido si la Unión Soviética tenía intención alguna de invadir Alemania, la propia Alemania una vez que fue lo suficientemente fuerte,[28]

El primer ministro soviético Iósif Stalin, el presidente estadounidense Franklin D. Roosevelt y el primer ministro británico Winston Churchill (de izquierda a derecha) reunidos en Teherán en 1943.

Ese mismo año, la URSS, en el cumplimiento de su acuerdo con los aliados en la Conferencia de Yalta, denunció el Pacto de Neutralidad soviético-japonés en abril de 1945[30] Este conflicto terminó con una decisiva victoria soviética, que contribuyó a la rendición incondicional de Japón y al fin de la Segunda Guerra Mundial.

La Unión Soviética sufrió enormemente durante la guerra, perdiendo aproximadamente 27 millones de personas.[31] A pesar de ello, surgió del conflicto como una superpotencia militar. Una vez que negó el reconocimiento diplomático del mundo occidental, la Unión Soviética tuvo relaciones oficiales con prácticamente todas las naciones en la década de 1940. Como miembro de las Naciones Unidas durante su fundación en 1945, se convirtió en uno de los cinco miembros permanentes del Consejo de seguridad de la ONU, que le dio el derecho de veto a cualquiera de sus resoluciones (véase Unión Soviética y las Naciones Unidas).

La Unión Soviética mantuvo su estatus como una de las dos superpotencias del mundo durante cuatro décadas a través de su hegemonía en Europa oriental derivada de su fuerza militar, su fuerza económica, su ayuda a países en vías de desarrollo y de sus investigaciones científicas, especialmente en tecnología espacial y armamento.

Inicio de la Guerra Fría

Los misiles balísticos nucleares R-12 soviéticos en un desfile militar en la Plaza Roja, a finales de la década de 1950.

Durante la posguerra inmediata, la Unión Soviética reedificó y expandió su economía, al mantener su control estrictamente centralizado. La Unión Soviética ayudó la reedificación de los países de Bloque del Este en la posguerra, mientras los convertía en Estados satélite y los unía en una alianza militar, al fundar el Pacto de Varsovia en 1955 y el Consejo de Ayuda Mutua Económica o COMECON de 1949 a 1991, este último fue un equivalente a la Comunidad Económica Europea.[32] Más tarde, el COMECON suministró ayuda a la eventual victoria del Partido Comunista de China y vio crecer su influencia en otras partes del mundo. Ante el temor de sus ambiciones, los aliados durante la Segunda Guerra de la Unión Soviética, el Reino Unido y los Estados Unidos, se convirtieron en sus enemigos y en la subsiguiente Guerra Fría, los dos bloques se enfrentaron indirectamente utilizando la mayor parte de sus fuerzas.

Jrushchov (1953-1964)

Iósif Stalin murió el 5 de marzo de 1953. En ausencia de un sucesor mutuamente aceptable, los funcionarios más altos de Partido Comunista optaron por gobernar la Unión Soviética en comité. Nikita Jrushchov, que se había impuesto en esa lucha por el poder a principios de la década de los años 1950, denunció en su discurso secreto al XX Congreso del PCUS de 1956 la represión política en la Unión Soviética y ordenó la liberación de los presos políticos del Gulag. Además de esa denuncia, procedió a relajar los controles de tipo represivo que hasta entonces ejercía el Partido sobre la sociedad. Todo esto se conoce como el proceso de desestalinización.

Moscú consideró a Europa oriental como una zona tapón para la defensa preventiva de sus fronteras occidentales y aseguró su control de la región transformando los países de Europa del Este en Estados satélites. Al mismo tiempo, la fuerza militar soviética fue utilizada para reprimir sublevaciones anticomunistas en Hungría y Polonia en 1956 (véanse Protestas de Poznań de 1956, Octubre polaco y Revolución húngara de 1956).

A finales de 1950, una confrontación con China relacionada al acercamiento de la URSS con Occidente y por lo que Mao Zedong percibió como revisionismo de Jrushchov condujo a la ruptura Chino-Soviética. Esto dio lugar a una ruptura en todo el movimiento comunista mundial, haciendo que los Gobiernos comunistas en Albania, Camboya y Somalia prefirieran aliarse con China en lugar de la URSS.

Durante este período, la Unión Soviética continuó avanzando científica y tecnológicamente, lo que le permitió lanzar el primer satélite artificial Sputnik 1 y conseguir la hazaña de llevar por primera vez un ser vivo al espacio exterior: la perra Laika. El 12 de abril de 1961 Yuri Gagarin se convirtió en el primer ser humano en viajar al espacio exterior a bordo de la nave Vostok 1. Valentina Tereshkova fue la primera mujer en ir al espacio a bordo del Vostok 6 el 16 de junio de 1963, Alekséi Leónov se convirtió en la primera persona en caminar en el espacio el 18 de marzo de 1965, y los primeros vehículos exploradores lunares, Lunokhod 1 y Lunokhod 2.[33]

Jrushchov inició «el deshielo» mejor conocido como el Deshielo de Jrushchov, un complejo cambio en la vida política, cultural y económica de la Unión Soviética. Que incluía la apertura y el contacto con otras naciones y nuevas políticas sociales y económicas con mayor énfasis en los productos básicos y en la consrucción de la vivienda, permitiendo que los niveles de vida aumentaran de una manera espectacular y manteniendo altos niveles de crecimiento económico. La censura también fue suavizada, aunque seguía la prohibición de publicación de novelas que no se ajustaban a los preceptos del realismo socialista como, por ejemplo, la novela Doctor Zhivago cuyo autor, Borís Pasternak, se vio forzado a rechazar el Premio Nobel de Literatura en 1958. Sin embargo, ese mismo año los físicos soviéticos Pável Cherenkov, Iliá Frank e Ígor Tamm fueron galardonados con el Premio Nobel de Física.

Las reformas de Jrushchov en la agricultura y la administración, sin embargo, fueron generalmente improductivas. En 1962, desencadenó una crisis con los Estados Unidos durante el despliegue soviético de misiles nucleares en Cuba. La Unión Soviética retrocedió después que los Estados Unidos inició un bloqueo naval, que le provocó mucha vergüenza y pérdida de prestigio a Jrushchov y como consecuencia fue forzado a dimitir en 1964.

Brézhnev (1964-1982)

Tras la salida de Jrushchov, se produjo otro período de liderazgo colectivo, conformado por Leonid Brézhnev como Secretario General, Alekséi Kosygin como Presidente del Consejo de Ministros y Nikolái Podgorni como Presidente del Presidium, que duró hasta la década de 1970 donde Brézhnev se estableció como el más importante líder soviético. En 1968 la Unión Soviética y sus aliados del Pacto de Varsovia invadieron Checoslovaquia para detener las reformas de la Primavera de Praga.

Brézhnev presidió durante un período de Détente o distensión con Occidente (véase SALT I, SALT II y Tratado sobre Misiles Antibalísticos) sin dejar al mismo tiempo de incrementar la fuerza militar soviética; la concentración armamentística contribuyó a la desaparición de la Détente a finales de los años 1970. Otro factor que contribuyó al fin de la distensión fue la Guerra de Afganistán en diciembre de 1979, con el objeto de apoyar a un Gobierno comunista local que se hallaba en graves dificultades.

En octubre de 1977, fue aprobada por unanimidad la tercera Constitución soviética, pero el estado de ánimo predominante en el liderazgo soviético durante el momento de la muerte de Brézhnev en 1982, era la aversión al cambio. El largo período de Gobierno a cargo de Brézhnev había comenzado a ser denominado como uno de inmovilismo (застой), con un envejecido y estancado liderazgo político.

En el ámbito deportivo, la Unión Soviética organizó los Juegos Olímpicos de Moscú 1980, con sede en Moscú. Hubo un intento de boicot del evento por parte de Estados Unidos: en el marco de la Guerra Fría y en protesta por la presencia soviética en Afganistán, los estadounidenses decidieron no asistir a los Juegos Olímpicos, tratando al mismo tiempo de persuadir a sus aliados para que tampoco asistieran. En total, 65 países se abstuvieron de participar, principalmente debido a la iniciativa estadounidense.

Las reformas de Gorbachov y la disolución de la Unión Soviética

Gorbachov manteniendo discusiones con el presidente estadounidense Ronald Reagan en la primera cumbre de Ginebra (1985).
Esperanza de vida en 1984(en años)[34]
España 76
Estados Unidos 74
Rusia 67
Tailandia 67

Dos fenómenos caracterizaron la siguiente década: el desmoronamiento cada vez más evidente de las estructuras económicas y políticas de la Unión Soviética, y un conjunto poco coherente de reformas enfocadas a revertir ese proceso. Kenneth S. Deffeyes argumentó en Beyond Oil que la administración Reagan había alentado a Arabia Saudita a bajar el precio del petróleo hasta el punto en que los soviéticos no lograran obtener beneficios vendiendo su petróleo, por lo que se agotaron las reservas de divisas de la URSS.[35]

Los próximos dos sucesores de Brézhnev, serían figuras de transición con profundas raíces en la tradición brezhnevita, que no duraron mucho. Cuando asumieron el poder, Yuri Andrópov tenía 68 años y Konstantín Chernenko 72; ambos murieron en menos de dos años. En un intento de evitar un tercer líder efímero, en 1985 los soviéticos se volcaron a la próxima generación y seleccionan a Mijaíl Gorbachov.

Gorbachov comenzó a aplicar cambios significativos en la economía y en el liderazgo del partido con la perestroika. Su política glásnost permitió el acceso público a la información después de décadas de fuerte censura por parte del Gobierno.

Gorbachov también se movió para ponerle fin a la Guerra Fría. En 1988, la Unión Soviética abandonó sus nueve años de guerra en Afganistán y comenzó a retirar sus tropas. En la década de 1980, retiró el apoyo militar a los antiguos Estados satélites de la Unión Soviética, lo que resultó en la caída de varios Gobiernos comunistas. Con el derribo del Muro de Berlín y con Alemania Oriental y Occidental persiguiendo la unificación, el telón de hierro se vino abajo.

A finales de los años 1980, las repúblicas que componían la Unión Soviética incorporaron legalmente movimientos hacia la declaración de soberanía sobre sus territorios, citando el Artículo 72 de la Constitución de la URSS, que indicaba que cualquier república integrante de la Unión Soviética era libre de separarse.[37] Muchas repúblicas celebraron sus primeras elecciones libres en la era soviética a fin de crear sus propias legislaturas nacionales hacia 1990. Muchas de estas legislaturas procedieron a elaborar una legislación que contradecía las leyes de la Unión en lo que se conoció como la «La Guerra de Leyes».

Borís Yeltsin en 1989.

En 1989, la RSFS de Rusia, que era entonces la república más grande (con cerca de la mitad de la población) convocó unas nuevas elecciones para elegir un Congreso de Diputados del Pueblo. Borís Yeltsin fue elegido presidente del Congreso. El 11 de marzo de 1990 Lituania proclama la restitución de la independencia y el fin de ocupación por parte de la URSS. El 12 de junio de 1990, el Congreso de Diputados del Pueblo declaró la soberanía de Rusia sobre su territorio y tomó la delantera en la elaboración de leyes que trataban de reemplazar algunas de las leyes de la URSS. El período de incertidumbre legal continuó a lo largo de 1991 así como las repúblicas constituyentes fueron lentamente independizándose de facto.

El 17 de marzo de 1991 se celebró un referéndum que buscaba preservar la Unión Soviética, en el que la mayoría de la población votó por su conservación en nueve de las quince repúblicas soviéticas. Este referéndum dio a Gorbachov un respiro y en el verano de 1991 se diseñó un Nuevo Tratado de la Unión, en un intento de llegar a acuerdos que convirtieran a la Unión Soviética en una federación mucho más laxa y de disminuir el centralismo político.

En el Nuevo Tratado de la Unión ya no se hacía mención de la URSS y no se utilizaba más la palabra socialista. Este Nuevo Tratado fue realizado en secreto y cuando el Primer Ministro Pávlov encontró un borrador de este, los líderes conservadores del partido lo interpretaron como la base de la disolución de la Unión Soviética y por esa razón optaron por filtrarlo a la prensa. Según el contenido de dicho tratado, la URSS estaba a punto de dividirse en varios Estados soberanos. Por ello decidieron enfrentarse a Gorbachov y reafirmar el control central del Gobierno sobre las repúblicas de la URSS.

Tanques en la Plaza Roja durante el intento de golpe de agosto de 1991.

El tratado se firmaría el 20 de agosto, pero la firma fue interrumpida por el intento de golpe de Estado de agosto de 1991 contra Gorbachov, por parte de los conservadores en un intento de preservar el sistema soviético. Los conservadores habían creado un Comité de Estado de Emergencia, movilizando tropas soviéticas para proteger las instituciones del Estado, pero desistieron cuando se produjo la muerte accidental de tres jóvenes que cayeron bajo los tanques.

Tras el fracaso del intento de golpe de Estado, Yeltsin, luego de permanecer oculto en su residencia, apareció en el público y desacreditó al Comité de Estado de Emergencia presidido por Yanáyev declarándolo inconstitucional, mientras tanto el poder de Gorbachov disminuyó vertiginosamente, hecho que Yeltsin aprovechó para consolidar su poder y deslegitimar de una vez por todas el control del Partido Comunista sobre el Gobierno. El equilibrio político se inclinó apreciablemente hacia las repúblicas secesionistas. De hecho, inmediatamente y todavía en agosto de 1991, Letonia y Estonia declararon la restauración de la independencia plena (siguiendo el ejemplo que había dado Lituania en 1990), mientras que las otras 12 repúblicas soviéticas continuaban discutiendo posibles modelos para una Unión cada vez más débil.

Los jefes de Estado de Rusia, Ucrania y Bielorrusia firmando el Tratado de Belavezha y declarando oficialmente la disolución de la Unión Soviética.

El 8 de diciembre de 1991, los presidentes de RSFS de Rusia, RSS de Ucrania y RSS de Bielorrusia firmaron el Tratado de Belavezha que declaró oficialmente la disolución de la Unión Soviética y el establecimiento de la Comunidad de Estados Independientes (CEI), en su lugar. Como quedaban dudas sobre la autoridad del Tratado de Belavezha para disolver la Unión, el 21 de diciembre de 1991, los representantes de todas las repúblicas soviéticas excepto Georgia, inclusive las 3 repúblicas que habían firmado el Tratado de Belavezha, firmaron el Protocolo de Alma-Ata, que confirmó el desmantelamiento consecuente de la URSS y volvió a plantear el establecimiento de la CEI. La cumbre de Alma-Ata convino también en varias otras medidas prácticas como consecuencia de la extinción de la Unión Soviética. El 25 de diciembre de 1991, Gorbachov presentó su dimisión como Presidente de la URSS declarando el cargo como extinto y transfirió los poderes que habían sido creados en la presidencia a Borís Yeltsin, el Presidente de Rusia.

Al día siguiente, el Sóviet Supremo de la Unión Soviética, el cuerpo gubernamental más alto de la Unión Soviética, se disolvió a sí mismo. Este hecho es reconocido generalmente como la disolución final de la Unión Soviética como Estado. Muchas organizaciones como el Ejército Rojo y las fuerzas policiales continuaron ocupando sus respectivos puestos hasta principios del año 1992, pero fueron retirados progresivamente y absorbidos por los nuevos Estados constituidos.

Tras la disolución de la Unión Soviética el 26 de diciembre de 1991, Rusia fue reconocida internacionalmente[38] como su sucesor legal en la escena internacional. Para ello, Rusia aceptó voluntariamente todas las deudas externas soviéticas y reclamó las propiedades soviéticas en ultramar como propias. Desde entonces, la Federación de Rusia ha asumido los derechos y obligaciones de la Unión Soviética.

Other Languages
Acèh: Uni Soviet
Afrikaans: Sowjetunie
Alemannisch: Sowjetunion
অসমীয়া: ছ'ভিয়েট সংঘ
авар: СССР
Boarisch: Sowjetunion
žemaitėška: Tarību Sājonga
беларуская (тарашкевіца)‎: Саюз Савецкіх Сацыялістычных Рэспублік
Mìng-dĕ̤ng-ngṳ̄: Sŭ-lièng
Cebuano: Unyong Sobyet
کوردیی ناوەندی: یەکێتیی سۆڤیەت
čeština: Sovětský svaz
Deutsch: Sowjetunion
dolnoserbski: Sowjetski zwězk
English: Soviet Union
Esperanto: Sovetunio
estremeñu: Unión Soviética
føroyskt: Sovjetsamveldið
Nordfriisk: Sowjetunion
Frysk: Sovjet-Uny
贛語: 蘇聯
Gàidhlig: Aonadh Sobhiat
گیلکی: شؤروي
𐌲𐌿𐍄𐌹𐍃𐌺: 𐌲𐌲𐌲𐌸
客家語/Hak-kâ-ngî: Sû-lièn
हिन्दी: सोवियत संघ
hrvatski: Sovjetski Savez
hornjoserbsce: Sowjetski zwjazk
magyar: Szovjetunió
interlingua: Union Sovietic
Bahasa Indonesia: Uni Soviet
Interlingue: Soviet-Union
íslenska: Sovétríkin
la .lojban.: sofygu'e
Basa Jawa: Uni Sovyèt
ភាសាខ្មែរ: សហភាពសូវៀត
한국어: 소련
कॉशुर / کٲشُر: صؤوِت اِتِفاق
kernowek: URSS
Lëtzebuergesch: Sowjetunioun
Limburgs: Sovjet-Unie
lietuvių: Tarybų Sąjunga
молдовеняскэ: Униуня Совиетикэ
مازِرونی: شوروی
Napulitano: Aunione Sovieteca
Plattdüütsch: Sowjetunion
Nedersaksies: Sovjet-Unie
नेपाली: सोभियत संघ
Nederlands: Sovjet-Unie
norsk nynorsk: Sovjetunionen
norsk bokmål: Sovjetunionen
Papiamentu: Union Sovietiko
پنجابی: سویت یونین
português: União Soviética
rumantsch: Uniun sovietica
русиньскый: СССР
sámegiella: Sovjetlihttu
srpskohrvatski / српскохрватски: Sovjetski Savez
Simple English: Soviet Union
slovenčina: Sovietsky zväz
slovenščina: Sovjetska zveza
Soomaaliga: Midowga Sofiyet
Seeltersk: Sowjetunion
Basa Sunda: Uni Soviét
svenska: Sovjetunionen
Tagalog: Unyong Sobyet
тыва дыл: ССРЭ
Tiếng Việt: Liên Xô
West-Vlams: Sovjet-Unie
walon: URSS
吴语: 苏联
Vahcuengh: Suhlienz
中文: 苏联
文言: 蘇聯
Bân-lâm-gú: So͘-liân
粵語: 蘇聯