Unión Republicana (1934)

Unión Republicana
LíderDiego Martínez Barrio
Fundación1934
Disolución1958[1]
IdeologíaRepublicanismo
Centrismo
Liberalismo social
Partidos
creadores
PaísEspaña
Sitio webUnión Republicana
1 Integración en Acción Republicana Democrática Española (ARDE).

UR Un histórico partido republicano: desde 1934 a la actualidad.

Unión Republicana (UR) es un histórico partido republicano español, fundado en 1934 durante la Segunda República Española, miembro fundador del Frente Popular (España) (1936) en íntima alianza con Izquierda Republicana, integrado en Acción Republicana Democrática Española (ARDE) en 1959 durante el exilio y recuperado felizmente en 1986; ha mantenido representación municipal con concejales afiliados hasta la actualidad (2017) contando con dos concejales en Segorbe (Castellón), electos en alianza con otros partidos o candidaturas ciudadanas.

Unión Republicana defiende la legitimidad de la República Española cuya constitución de 1931 nunca ha sido derogada legalmente — no figura en ningún BOE (Boletín Oficial del Estado) su explicita derogación—, su posición ideológica dentro del republicanismo español es radical-democrática, parlamentarista, avanzada en lo social y firme partidaria de una república laica, unida y con iguales derechos para todos, sin impunidad del franquismo y definida como lo hace el artículo 1º de la CE1931. En política internacional defiende la plena soberanía e independencia española en materia de Defensa, Economía y Política Monetaria, propugnando la salida de la OTAN y un serio cuestionamiento del actual modelo de la Unión Europea en sus aspectos no democráticos y de sometimiento a poderes económicos al margen de todo control político.

Unión Republicana tiene comités provinciales o locales en Castellón, Valencia, Alicante, Madrid, Guadalajara, Valladolid, Sevilla, Asturias, Las Palmas, A Coruña, Huesca, Tarragona, Barcelona y Navarra, estando en la actualidad en fase de expansión.

Un partido histórico

Unión Republicana se fundó en septiembre de 1934, como resultado de la fusión del Partido Radical Demócrata (PRD) de Diego Martínez Barrio —escindido el 16 de mayo de ese mismo año del Partido Radical de Lerroux en protesta por su acercamiento a la CEDA— y el Partido Republicano Radical Socialista (PRRS) liderado por Félix Gordón Ordás. En 1935 se integró en el Frente Popular junto con socialistas, comunistas, y republicanos de izquierda (agrupados en la Izquierda Republicana de Manuel Azaña) y otros grupos progresistas.

Tras el triunfo del Frente Popular en las elecciones generales de 1936, en las que UR obtuvo 38 escaños, se convirtió en el cuarto grupo parlamentario de las Cortes. Izquierda Republicana (IR) y Unión Republicana formaron una coalición de facto repartiéndose las carteras gubernamentales hasta el estallido de la Guerra Civil Española. En mayo, el líder de UR y presidente de las Cortes, Diego Martínez Barrio, desempeñó interinamente la Presidencia de la República tras la destitución de Niceto Alcalá-Zamora, hasta el nombramiento de Manuel Azaña. Martínez Barrio encabezaría también el efímero gobierno formado el 19 de julio de 1936. Durante la Guerra Civil, UR se mantuvo siempre en el gobierno, aunque tras la formación del primer gobierno de Largo Caballero, con un único ministro, Bernardo Giner de los Ríos García, apoyando siempre el esfuerzo de guerra y defendiendo la resistencia a ultranza.

Tras la guerra, Unión Republicana se convirtió, junto con Izquierda Republicana, en una de las principales organizaciones republicanas en el exilio. Se fusionó en junio de 1959 a Izquierda Republicana en una nueva agrupación: Acción Republicana Democrática Española (ARDE) que fue el principal apoyo de las instituciones republicanas españolas en el exilio. En 1977, ARDE se encontraba ilegalizada, así como los partidos que la componían y que tampoco fueron legalizados, y no se le permitió presentarse a las elecciones de junio de 1977, Finamente, en 1979, en las elecciones municipales, ARDE logró la alcaldía de Segorbe (Castellón) con su candidato Manuel Sender (de Unión Republicana), a cuyo acto de toma de posesión acudió el presidente Maldonado, último presidente de la República en el Exilio, manteniendo desde entonces representación municipal y la alcaldía en tres ocasiones con distintas alianzas.

En 1986, los militantes de ARDE de origen UR lograron que el partido fuese legalizado de acuerdo con las leyes vigentes, recuperándose así las siglas y su tradición histórica. En los últimos años, en su objetivo de extenderse de nuevo a nivel nacional, UR se federó momentáneamente con el partido Alternativa Republicana, manteniendo en la actualidad ambas organizaciones su total y plena autonomía y una relación fraterna. En 2017, se sumaron a Unión Republicana numerosos republicanos independientes procedentes del Colectivo Al Servicio de la República (ASR), y ya como militantes contribuyendo a la extensión de Unión Repubiicana por toda España.

Historia

Fue en septiembre de 1934, tras la fusión del Partido Radical Demócrata (PRD) de Diego Martínez Barrio —escindido el 16 de mayo de ese mismo año del Partido Radical de Lerroux en protesta por su acercamiento a la CEDA— y el Partido Republicano Radical Socialista (PRRS) liderado por Félix Gordón Ordás.

En 1935 se integró en el Frente Popular junto con socialistas, comunistas, republicanos de izquierda (agrupados en la Izquierda Republicana de Manuel Azaña) y otros grupos progresistas.

Tras el triunfo del Frente Popular en las elecciones generales de 1936, en las que UR obtuvo 38 escaños, se convirtió en el cuarto grupo parlamentario de las Cortes.[1]​ Izquierda Republicana (IR) y Unión Republicana formaron una coalición de facto repartiéndose las carteras gubernamentales hasta el estallido de la Guerra Civil Española. En mayo, el líder de UR y presidente de las Cortes, Diego Martínez Barrio, desempeñó interinamente la Presidencia de la República tras la destitución de Niceto Alcalá-Zamora, hasta el nombramiento de Manuel Azaña. Martínez Barrio encabezaría también el efímero gobierno formado el 19 de julio de 1936. Durante la Guerra civil, UR se mantuvo siempre en el gobierno, aunque tras la formación del primer gobierno de Largo Caballero, con un único ministro, Bernardo Giner de los Ríos García, en una posición totalmente subordinada.

Tras la guerra, Unión Republicana se convirtió, junto con Izquierda Republicana, en una de las principales organizaciones republicanas en el exilio. Se disolvió en junio de 1959, junto con Izquierda Republicana para dar paso a la fusión de ambas organizaciones en una nueva agrupación: Acción Republicana Democrática Española (ARDE).[2]