Unión Española

Unión Española
Datos generales
Nombre completo Unión Española S.A.D.P.
Apodo(s) Hispanos, Rojos de Santa Laura,[1] Furia Roja
Fundación 18 de mayo de 1897 (119 años)
como Centro Español de Instrucción y Recreación
Propietario(s) Bandera de Chile Colegio Internacional SEK Chile
Presidente Bandera de Chile Francisco Ceresuela
Entrenador Bandera de Argentina Martín Palermo
Instalaciones
Estadio Santa Laura
Ubicación Julio Martínez Prádanos 1365
Independencia, Santiago, Chile
Capacidad 19 000 espectadores[2]
Inauguración 10 de mayo de 1923 (93 años)
Uniforme
Kit left arm unión2016h1.svg
Kit body unión2016h1.svg
Kit right arm unión2016h1.svg
Kit shorts.svg
Titular
Kit left arm unión2016a.svg
Kit body unión2016a.svg
Kit right arm unión2016a.svg
Kit shorts.svg
Alternativo
Última temporada
Liga Primera División
( Clausura 2016) 13°
Títulos (por última vez en 2013)
Copa Copa Chile
( 2016) Cuartos de final
Títulos (por última vez en 1993)
Sitio web oficial
[ editar datos en Wikidata]

Unión Española[7]

Desde mayo de 2008 es controlado por el Colegio Internacional SEK Chile, a través de su único propietario, el español Jorge Segovia.[9]

En sus primeros años de actividad futbolística formó parte de la Asociación de Football de Santiago. Es uno de los ocho clubes fundadores de la Liga Profesional de Football de Santiago. Desde entonces, Unión Española ha sido el segundo club con más participaciones en la Primera División de Chile, categoría en la que actualmente juega, por detrás de Colo-Colo.

Es el quinto equipo con más títulos nacionales de Primera División, con 7 títulos.[12] Es uno de los cuatro equipos chilenos que ha disputado una final de la Copa Libertadores de América ( 1975). Cabe destacar también, que el conjunto hispano ha sido el único equipo chileno campeón del Campeonato Nacional de Futsal de Chile 2010, imponiéndose sobre Universidad de Chile.

Ejerce como local en el Estadio Santa Laura, recinto ubicado en la comuna de Independencia y con una capacidad de aproximadamente 22.000 espectadores. Cabe destacar que Unión Española es, junto a Colo-Colo, Huachipato, Universidad Católica y Cobreloa, uno de los cinco equipos chilenos que poseen un estadio propio.[13]

Sus rivales tradicionales son Audax Italiano y Palestino, clubes con los que disputa el denominado Clásico de colonias.[14]

Historia

Antecedentes y hechos fundacionales

Plantel de Unión Deportiva Española, campeón de la Copa Chile de la Asociación de Football de Santiago en 1925.

Los inicios de la Unión Española radican en el nacimiento del Centro Español de Instrucción y Recreación, agrupación conformada por un grupo de españoles residentes en Chile, que consiguieron la personalidad jurídica para fundar dicho club el 18 de mayo de 1897.[4]

El Centro Español de Instrucción y Recreación comenzó rápidamente a expandir sus disciplinas deportivas, por lo que tomó la decisión de administrar sus recursos en forma independiente para actividades como el ciclismo y el fútbol. Así, el 9 de enero de 1909 fue fundado el Club Ciclista Ibérico, mientras que el 18 de octubre de 1918 nació el Club Ibérico Balompié, siendo su primer presidente Agustín Basañez. Este último club se inscribió en la Asociación de Football de Santiago y ganó, entre otros torneos, la Copa Chile[4] y la Copa Unión, ambas en 1920.

Debido al auge de ambos clubes y ante la necesidad de contar con un recinto que albergara la práctica de sus actividades deportivas, en mayo de 1922, bajo la presidencia de Rosendo de Santiago Álvarez, por el Club Ciclista Ibérico, y de Evaristo Santos, por el Club Ibérico Balompié, las dos entidades se fusionaron en una sola institución, bajo el nombre de Unión Deportiva Española.[16]

En sus primeros años, Unión Deportiva Española participó en las competiciones de la Asociación de Football de Santiago. Es en esta organización donde logró obtener sus primeros títulos como club fusionado, tras haberse coronado bicampeón de la Copa Chile en las temporadas 1924 y 1925. El equipo estaba liderado por su capitán, el defensa español Juan Legarreta.[19]

Unión Deportiva Española, campeón de la Serie A de la Primera División de la Liga Central de Football de Santiago 1928.

En 1927, tras la unificación de las federaciones nacionales del fútbol acontecida un año atrás, las asociaciones capitalinas hicieron lo mismo, fusionándose en la Liga Central de Football de Santiago. La gran cantidad de equipos que la conformaban, provocaron que el campeonato de Primera División fuera dividido en distintas series en la edición de 1927, donde Unión Deportiva Española pasó a integrar inicialmente la Serie E y luego la Serie de Honor de la competición. En la competencia de 1928, el club obtuvo un nuevo título, tras haber ganado la Serie A.

Posteriormente, en mayo de 1933, en idea conjunta con Colo-Colo, Badminton, Audax Italiano, Green Cross, Morning Star, Magallanes y Santiago National, Unión Deportiva Española participó en la creación de la Liga Profesional de Football de Santiago, primera organización de fútbol rentado en el país y que instituyó la actual Primera División de Chile. En el Campeonato de Apertura de ese año, el equipo logró disputar la final ante Colo-Colo, pero perdió por 2-1, mientras que en el campeonato oficial sólo logró ubicarse en la cuarta posición de ocho equipos.[20]

Al año siguiente, el 12 de abril de 1934, tuvo lugar la fusión final entre el Centro Español de Instrucción y Recreación y la Unión Deportiva Española, de manera que el club tomó definitivamente el nombre de Unión Española.[16]

El receso y la reconstrucción del plantel

Scudettodechile.png
Primera División
1943
Plantel de la Unión Española que disputó el Torneo Oficial de 1937.

En 1939, el club disputó un sólo encuentro (cayó derrotado por 2:4 ante Colo-Colo) con el nombre de Central,[21] en el inicio del Campeonato Oficial. Posteriormente, el club entró en receso por decisión de la directiva, a causa de la Guerra Civil Española, por lo cual el resultado fue anulado y excluido de las estadísticas. Pese a esto, el club volvió a disputar el torneo en el año siguiente.

Producto del receso, el plantel de Unión Española fue desmantelado por los otros clubes, quienes contrataron a las emergentes figuras del equipo. Por este motivo, Unión Española contrató para 1940 al entrenador español Manuel Casals, quien debió armar un plantel basado en los jugadores de las divisiones inferiores. El primer campeonato de los pollos (apelativo referido a la juventud del plantel) fue desastroso, pues se ubicaron en el último lugar de la tabla de posiciones (10.º lugar). Pese al fracaso, los dirigentes siguieron confiando en el proyecto juvenil. En los siguientes años el equipo se ubicó cerca de la medianía de la tabla de posiciones. Para el campeonato de 1943, se decidió contratar al entrenador chileno Atanasio Pardo, quien sumó al plantel a los experimentados futbolistas Segundo Flores y Luis Ponce. El reforzado plantel logró obtener el primer título de Unión Española, con nueve triunfos, ocho empates y una derrota, lo que se tradujo en 26 puntos, dos más que el subcampeón Colo-Colo. Además, Luis Machuca se consagró goleador del torneo, con 17 goles.

Posteriormente, en los años 1945 y 1948, el club logró el subcampeonato del Campeonato Nacional.

La esquiva segunda estrella

Scudettodechile.png
Primera División
1951
Isaac Fernández y Valentín Beperet (6) marcando a René Meléndez en el partido de playoff del Campeonato Oficial de 1950.

Unión Española tuvo un pobre desempeño en la Copa Carlos Varela de 1950, un torneo de apertura previo al Campeonato Oficial. En dicha copa, los hispanos no lograron superar la primera fase, ubicándose en el último puesto del Grupo B. Sin embargo, el equipo logró pelear los primeros puestos del Campeonato Oficial de 1950, donde tras disputar la última fecha igualó a 30 puntos con Everton de Viña del Mar. Para definir al campeón del torneo, ambos equipos disputaron un partido de playoff en el Estadio Nacional, el 14 de enero de 1951. Con un gol de René Meléndez en la prórroga, la Unión Española cayó derrotada por 1:0 ante los viñamarinos, por lo cual se debieron conformar con el subcampeonato.

Pese a perder el campeonato, el entrenador español Isidro Lángara siguió al mando del equipo durante la temporada 1951. El Campeonato Oficial de 1951 se disputó entre doce equipos, que disputaron dos etapas: una primera etapa general, y una segunda etapa dividida en un grupo postulante al campeonato y un grupo postulante al descenso. La Unión Española logró clasificar en el 4.º lugar de la primera etapa, junto a Audax Italiano, Universidad de Chile, Colo-Colo, Santiago Morning y Everton de Viña del Mar. Junto a esos cinco equipos disputó la segunda etapa del torneo, donde finalizó puntero. Sin embargo, la tabla de posiciones final se conformaba con la sumatoria de puntos de ambas etapas, ante lo cual, la Unión Española y Audax Italiano finalizaron punteros con 36 puntos. Eso significó nuevamente disputar un partido de playoff, el 13 de diciembre de 1951. En esa ocasión los hispanos no fallaron, venciendo a los itálicos por 1:0, gracias a un gol de penal marcado por Mario Lorca, que se tradujo en la adjudicación del segundo campeonato de la historia hispana.

La década de oro

Scudettodechile.png
Primera División
1973
Scudettodechile.png
Primera División
1975
Scudettodechile.png
Primera División
1977

En 1970, la directiva encabezada por Abel Alonso decidió aplicar una política más ambiciosa, armando un plantel fuerte e invirtiendo en jugadores con proyección, para así transformar a la Unión Española en protagonista del campeonato. Con el argentino Néstor Isella como entrenador, el club logró el subcampeonato del torneo nacional, ganado por Colo-Colo en una final disputada en enero de 1971, donde el club de colonia cayó derrotado por 2:1.

El subcampeonato le permitió a Unión Española participar por primera vez en una Copa Libertadores de América. En la primera ronda del evento deportivo de 1971, el equipo de Isella finalizó como líder del Grupo 4, eliminando a Cerro Porteño, Guaraní (ambos de Paraguay) y al campeón nacional Colo-Colo. Instalados en semifinales, Unión Española finalizó como colista del Grupo 2, por detrás de Estudiantes de La Plata y Barcelona S.C.. Mientras tanto, en el Campeonato Nacional, el equipo finalizó en la 3.ª posición de 18 equipos participantes.

En 1972 el club nuevamente logró el subcampeonato, otra vez adjudicado por Colo-Colo.

En 1973 se hace cargo del equipo el entrenador chileno Luis Santibáñez, quien logró buenas campañas con Unión San Felipe. El club logró un pobre desempeño en la Copa Libertadores de América de 1973, quedando eliminados en la primera fase tras quedar como colistas del Grupo 3, por detrás de Colo-Colo, Emelec y El Nacional (ambos de Ecuador).

En el plano nacional, Unión Española logró tituĺarse como campeón de un irregular torneo nacional, marcado fuertemente por el Golpe de Estado del 11 de septiembre de 1973. El club logró ocho puntos de ventaja sobre el desgastado equipo de Colo-Colo, con veintidós triunfos, once empates y una derrota. Adicionalmente, Guillermo Yávar se adjudicó el título de goleador del torneo, con 21 goles.

El club inició el año 1974 con la partida de Luis Santibáñez a Ovalle, aunque el entrenador finalmente volvió al equipo en la mitad del año.

En la Copa Libertadores de América de 1974, los equipos chilenos tuvieron un pésimo desempeño frente a los clubes argentinos Huracán y Rosario Central. En el Grupo 1, los hispanos sólo lograron superar a Colo-Colo en la tabla de posiciones (venciéndolos en los dos partidos), hecho que no bastó para clasificar a la siguiente ronda.

En el campeonato local, Unión Española logró la 4.ª posición de la tabla de posiciones, lo que le permitió acceder a la Liguilla Pre-Libertadores 1974, primera edición del torneo clasificatorio, junto con Palestino (2.º), Colo-Colo (3.º) y Santiago Wanderers (subcampeón de la Copa Chile). Finalmente, la Unión Española venció a Colo-Colo por 2:1, lo que permitió al club de colonia acceder a la Copa Libertadores de América de 1975.

En 1975, nuevamente bajo la dirección de Luis Santibáñez el club logra uno de sus mejores desempeños históricos y el clímax de la década. En el torneo nacional, la Unión Española se coronó como campeón por cuarta vez en su historia, a sólo dos puntos del subcampeón Concepción. Con veinte victorias, diez empates y sólo cuatro derrotas, fue el equipo que sufrió menos derrotas. Si bien ningún jugador del plantel logró proclamarse como goleador, colectivamente el equipo fue el más goleador del torneo, con 76 goles, a 10 tantos a favor de diferencia de Palestino.

Además, en la Copa Libertadores de América de 1975, el club logró el subcampeonato del torneo internacional. En la primera fase, partido de playoff la Unión Española lideró el Grupo 2 por sobre Huachipato, The Strongest y Jorge Wilstermann (ambos de Bolivia). En el Grupo 1 de las semifinales, él se impuso sobre Universitario de Deportes y la Liga Deportiva Universitaria (de Perú y Ecuador respectivamente). Ya en la final, Unión Española disputó una serie de tres partidos ante el Club Atlético Independiente de Argentina. En el partido de ida, el 18 de junio en el Estadio Nacional, el marcador fue de 1:0 a favor de Unión Española. El marcador del partido de vuelta, el 25 de junio en Avellaneda, fue de 3:1 a favor de Club Atlético Independiente. El partido de playoff, jugado el 29 de junio en el Estadio Defensores del Chaco de Asunción, registró un marcador de 2:0 a favor del equipo argentino, quienes finalmente se coronaron como campeones del certamen.

En 1976, el equipo fue parcialmente desarmado a causa de las tentadoras ofertas de los clubes rivales. Pese a ello, Unión Española se reforzó para reeditar y superar la hazaña lograda en 1975.

Con un plantel renovado, el club inició su aventura en el torneo internacional. Pese al buen desempeño mostrado en la Copa Libertadores de América de 1976, la Unión Española no logró avanzar a las semifinales del torneo, tras terminar en igualdad de puntos con Peñarol de Uruguay en el Grupo 5 de la primera fase. Pese a la igualdad de puntaje, el equipo de Montevideo logró clasificar gracias a la diferencia de goles de +3 (frente a la diferencia de +2 del equipo chileno).

En el torneo local, el equipo de colonia finalizó en la 1.ª posición junto con Everton de Viña del Mar, ambos con 53 puntos, lo que obligó a disputar un partido final de desempate en el Estadio Nacional. El primer partido finalizó empatado 0:0, lo que obligó a realizar un segundo partido de desempate. En el segundo encuentro, Everton derrotó a Unión Española por 1:3, por lo cual los hispanos debieron conformarse con el subcampeonato.

Además, Unión Española finalizó en la 3.ª posición de la Liguilla Pre-Libertadores, por lo cual no pudo clasificar nuevamente para la Copa Libertadores de América.

Tras el fracaso anterior, en 1977 Unión Española nuevamente se planteó la meta de salir campeón, cosa que sólo pudo festejar luego de finalizar la 34.ª fecha. Unión Española finalizó como líder del torneo, con sólo 2 puntos de ventaja sobre Everton.

Tras lograr su tercer título con el equipo y el quinto en la historia del club, Luis Santibáñez abandonó la institución para hacerse cargo de O'Higgins en 1978. Su salida coincidió con el fin de la época de gloria del club, el cual empezó a carecer de financiamiento. En la Copa Libertadores de América de 1978, los hispanos sólo lograron quedar en el 2.º lugar del Grupo 3 de la primera fase, por detrás de Atlético Mineiro.

Ese mismo año el club finalizó en el 4.º lugar del campeonato local, cerrando finalmente la década en 1979 con la 3.ª posición.

El período de Nelson Acosta y la vuelta a torneos internacionales

Copa Chile (transparente).png
Copa Chile
1992
Copa Chile (transparente).png
Copa Chile
1993

Los años 1980 fueron irregulares para el club de colonia. El club tocó fondo en 1983, cuando finalizó en el 20.º lugar de 22 equipos, lo cual significaba el inevitable descenso a la Segunda División. Finalmente evitaron descender, debido a un decreto de la directiva de la Asociación Central de Fútbol (ACF), lo que salvó al club del descenso. El 28 de junio de 1987 disputa la Copa Honorino Landa, como tributo a uno de sus máximos ídolos, fallecido el mes anterior. En dicha ocasión cae ante Universidad Católica.

Ya en los años 1990, el club volvió a tener cierto protagonismo en el certamen nacional. Para el año 1992, la directiva decidió contratar al uruguayo nacionalizado chileno Nelson Acosta, ex entrenador de O'Higgins.

El 18 de junio de 1992, el club se coronó campeón de la Copa Chile, bajo la dirección de Acosta. En la final enfrentó a Colo-Colo en el Estadio Nacional, ganando por 3:1. Además, Marcelo Vega se alzó como goleador con 13 goles. En aquel equipo que alzó ese título, estaban jugadores como José Luis Sierra, Marcelo Vega, Juan Castillo, Cristián Montecinos, Juan Carlos González (que años después jugarían en Colo-Colo), el panameño Jorge Dely Valdés, el uruguayo Ricardo Perdomo y los argentinos Mario Lucca y Carlos Prono.

El 23 de mayo de 1993 volvería a coronarse campeón del trofeo. Los dirigidos de Acosta nuevamente ganaron por 3:1, pero esta vez a Cobreloa en el Estadio Nacional.

En el campeonato nacional de 1993, los rojos de plaza Chacabuco se clasifican en un destacado quinto lugar, lo que le da la posibilidad de pelear por el segundo cupo de la Copa Libertadores de América 1994 y acompañar al campeón del torneo nacional de 1993 Colo-Colo, en esa edición de la Copa. Esta liguilla se disputaría entre los equipos que terminaron en la tabla, entre las posiciones del segundo al séptimo lugar. Los hispanos jugarían ante la Universidad de Chile en el primer partido, cayendo inapelablemente por tres a cero en el primer partido, en el partido de vuelta, triunfarían por la cuenta mínima, clasificando al cuadrangular final, junto a los azules, Cobreloa y Deportes Temuco (que había eliminado sorpresivamente a Universidad Católica).

En el primer partido del cuadrangular final, nuevamente se enfrenta al cuadro azul, pero esta vez igualarían sin goles, el segundo partido es ante Cobreloa, al cual derrotan por la cuenta mínima, llegando al partido final ante Temuco, equipo que llegaba con una victoria y un empate, teniendo las mismas posibilidades del cuadro rojo.

El partido final se juega en el estadio San Carlos de Apoquindo, el cual los hispanos ganarían por uno a cero, mediante tiro penal, lo cual significa que no solo ganan el cuadrangular final, sino que jugarían la Copa Libertadores después de 16 años.

Sin bien no se reforzaron de una manera holgada (solo tres refuerzos, más la vuelta de algunos jugadores enviados a préstamo). Unión Española logra hacer una aceptable presentación en la fase grupal, clasificando en el segundo lugar en el grupo (por debajo de Colo Colo) que enfrentaba a equipos chilenos con uruguayos, aparte de eso, los hispanos lograrían la segunda victoria de un equipo chileno en tierras uruguayas.

La llave de los octavos de final, los emparejarían con el poderoso Cruzeiro de Belo Horizonte, que contaba entre sus filas con una joven promesa mundial, Ronaldo. El partido de ida, disputado en el Santa Laura, los rojos, derrotan por uno a cero, con gol de Juan Carreño, el partido de vuelta, mediante un gran trabajo defensivo y una destacada actuación del portero uruguayo Gerardo Rabadja, Unión saca un empate sin goles, lo cual los clasifica a la fase de cuartos de final, midiéndose ante el campeón vigente, el Sao Paulo de Tele Santana.

En el partido de ida, los hispanos solo igualarían ante los brasileños a un gol, en el partido de vuelta, disputado en el estadio Morumbi, y en una verdadera batalla de goles, los brasileños truncarían los sueños chilenos, venciéndolos por cuatro a tres, generando una grata impresión del juego de los hispanos, dejando casi por las cuerdas al cuadro bicampeón de la Libertadores.

A partir de ese momento, vendría el éxodo de jugadores hispanos, las partidas de José Luis Sierra, Juan Carreño, Rodrigo Ruiz y José Luis Sánchez y llegada de jugadores como el paraguayo Casiano Delvalle. Mermarían el rendimiento de los hispanos en el torneo local, finalizando en el séptimo lugar.

Para ese entonces, los problemas económicos, se hacían cada vez más insostenibles.

El centenario y el descenso a Segunda División

En 1997, y en el marco de la celebración del centenario del club, la Unión Española debió enfrentar un nuevo sistema de campeonato dividido en dos torneos: El torneo de apertura y el torneo de clausura.

El 20 de diciembre de 1997, Unión Española consumó por primera y única vez en su historia, su descenso a la segunda división, tras ser derrotado por 2 goles a 0 por Club de Deportes Antofagasta (equipo que también descendió), en el Estadio Regional de Antofagasta.[22] El club, bajo la dirección del entrenador paraguayo Rogelio Delgado, logró la 15.ª posición de 16 equipos participantes. Ese año Unión Española celebraba el centenario de la institución.

Para 1998, la misión del club, era volver de inmediato a la primera división, para eso, la dirigencia hispana, le confiaría el trabajo a Delgado nuevamente, sin embargo, el Paraguayo es despedido por malos resultados, asumiendo Guillermo Yávar, tras el receso mundialista.

Los hispanos, finalizarían en la cuarta posición, no pudiendo clasificar directamente, pero con la posibilidad de hacerlo, mediante los partidos de la liguilla de promoción, en dicho mini torneo, se enfrentarían a Coquimbo Unido, cayendo estrepitosamente como local por uno a seis. En la vuelta, Los Rojos de Santa Laura, derrotarían en la Cuarta Región a los Piratas por tres a uno, sin embargo, el resultado no les alcanzaría, quedando otro año en la Primera B.

En 1999 la directiva de Unión Española decidió contratar a Juvenal Olmos, entonces entrenador de las divisiones inferiores de Universidad Católica (Sub 15).

En la primera etapa del torneo de la Primera división B, el equipo de colonia disputó doce partidos dentro del grupo de la zona sur (conformado por siete equipos en total), donde finalizó puntero con 24 unidades, tras lograr siete victorias, tres empates y sólo dos derrotas. El equipo además fue el más goleador de la primera etapa, convirtiendo 26 goles.

En la segunda etapa, Unión Española volvió a ratificar su buen rendimiento, ganando dieciséis encuentros, empatando ocho y perdiendo cuatro. Además, nuevamente fue el equipo más goleador del tramo, convirtiendo 56 goles. Con estos resultados, la Unión Española finalizó puntero de la segunda fase, titulándose campeón de la Primera división B.[23] Por su parte, Ricardo Queraltó (con 21 goles) y Julio Gutiérrez (con 20 anotaciones) fueron los máximos anotadores del equipo y finalizaron en el segundo y tercer lugar de la clasificación de goleadores del torneo, respectivamente.

Ya en Primera división, Juvenal Olmos logró que Unión Española finalizara en la 4.ª posición del campeonato, el año 2000. Finalmente Olmos se apartó del equipo.

La primavera roja

Scudettodechile.png
Torneo de Apertura
2005

En 2004 el equipo dirigido por Fernando Carvallo logró un buen desempeño. En el Torneo de Apertura cayeron eliminados en los cuartos de final del torneo, frente a Santiago Wanderers, mientras que en el Torneo de Clausura del mismo año, Unión Española logró acceder a la final del campeonato, donde fueron derrotados por Cobreloa. Pese a los buenos resultados obtenidos por el equipo, el entrenador Fernando Carvallo optó por no negociar una renovación de contrato, con lo que finalizó oficialmente su vínculo con el club el mismo 19 de diciembre.

En 2005, bajo la dirección del entrenador Fernando Díaz, Unión Española logró adjudicarse el título de campeón del Torneo de Apertura de la Primera División, convirtiéndose el sexto título de los hispanos tras 28 años de sequía.

El Estadio Santa Laura albergó el primer partido de la final, disputado el 3 de julio ante Coquimbo Unido. El marcador fue de 1:0 a favor de Unión Española. El único gol del encuentro fue marcado por el delantero Manuel Neira a los 76 min.

El 9 de julio se disputó el segundo partido de la final, en el Estadio Francisco Sánchez Rumoroso de Coquimbo. La Unión Española finalmente venció por 2:3. El primer gol fue obra del defensa de Coquimbo Unido Héctor Robles, quien anotó a los 13 min. A los 43 min, Manuel Neira logró empatar el encuentro, y a los 52 min fue Juan José Ribera quien le dio la ventaja al cuadro de colonia. Nuevamente Héctor Robles empata el encuentro, a los 62 min. Las cosas se complicaron para Unión Española tras la expulsión de José Luis Jerez al minuto 81. Cuando el partido parecía estar sentenciado, José Luis Sierra marcó el gol de triunfo al minuto 88, por medio de un penal cobrado por el árbitro Rubén Selman al guardameta de Coquimbo Unido Luis Corvalán, quien derribó en el área a Mauricio Risso.

Crisis deportiva

En la temporada 2007, Unión Española tuvo una mala campaña, ya que terminó en el lugar 16º de la tabla anual y cerca de los puestos de descenso. La siguiente temporada no fue mejor. Las bases del torneo decretaban 4 descensos, y 2 debían salir de los peores promedios de puntajes de la temporada 2007 y 2008. La tarea de equipo era complicada, ya que el antecedente de la temporada anterior lo complicaba tanto como a los equipos recién ascendidos.

Antes de comenzar el Torneo de Clausura, y con la llegada de la nueva administración, el club cambió a gran parte del plantel y renovó al cuerpo técnico. El nuevo estratega era Jorge Garcés, quien venía de hacer una buena campaña desde Deportes Concepción.

Los resultados no fueron favorables y los conflictos entre el técnico y parte del plantel se hicieron evidentes, a lo que se sumaron los actos de indiciplina de los jugadores Nicolás Canales y Felipe Flores, quienes fueron alejados del plantel. Cuando el club se encontraba en la zona de descenso directo, Garcés decide renunciar y Luis Hernán Carvallo, técnico de las divisiones inferiores, se hizo cargo del equipo.

El equipo alcanzó un alza futbolística que lo alejó de la zona de descenso directo, pero esto no fue suficiente, ya que la mala campaña del 2008 lo dejó disputando la liguilla de promoción. En esta serie se enfrentó a Deportes Puerto Montt, uno de los equipos más regulares de la Primera B. En el partido de ida, Unión Española ganó 2:1, lo que le daba una gran ventaja para cerrar la llave de local. El partido de vuelta en el Estadio Santa Laura dejó al equipo prácticamente descendido, ya que en el segundo tiempo, el cuadro sureño ganaba 3:0, pero 2 goles de Gerardo Cortés y 1 de Manuel Neira dejarían en marcador 3:3 y a Unión Española en Primera para la próxima temporada.

La nueva administración

Desde 2005 el club pactó una serie de fechas tentativas para el lanzamiento de un proyecto inmobiliario bursátil con autonomía respecto al club deportivo, el cual saldría a la bolsa de valores y que finalmente fracasó. Posteriormente, en la asamblea de socios realizada en el Estadio Español de Las Condes el 15 de marzo de 2007, el presidente del club Salvador Calera presentó una propuesta denominada Plan de Negocios Unión Española, un proyecto realizado por un grupo de once inversionistas, entre los que se encontraban Joaquín Lavín (político), Hernán Cheyre (economista), Alberto Eguiguren (abogado), Julio Dittborn (político), Patrick Turner (arquitecto), Juan Luis Kostner y Miguel Bejide, entre otros.[25] dueña del 99% de Unión Española S.A.D.P. La notificación, sumado al rechazo de los socios y adherentes del club y al amago de renuncia del entonces presidente Salvador Calera, congeló los avances del plan de negocios.

Desde mayo de 2008, el club es administrado por la Universidad Internacional SEK Chile, por medio del presidente de la junta directiva, Jorge Segovia,[27]

Según los antecedentes, se acordó la cancelación de la deuda de arrastre del club, lo que permitirá la recuperación del Estadio Santa Laura y de la sede de calle Carmen 110, mediante la cancelación de la hipoteca del patrimonio inmobiliario del club. Para ello, Segovia adquirió el 100% de los derechos federativos de la sociedad anónima deportiva profesional (encargada del equipo de fútbol) y la concesión del estadio por 30 años, mediante la cancelación de $ 2.500.000.000. En el caso del estadio, el acuerdo contempla la opción de compra de este por parte de la universidad luego del décimo año de concesión, con el resguardo de que no cambiará el uso del suelo (seguirá siendo un recinto deportivo), evitando su posterior venta para otros usos.[28] En el acuerdo no se incluyó la sede del club.

El renacer deportivo

A comienzos de la temporada 2009, el club realiza una fuerte inversión y contrata a destacados jugadores con el objetivo de volver a ser uno de los equipos destacados del fútbol nacional. Entre los futbolistas que arribaron se encuentran Braulio Leal, Rodolfo Madrid, Miguel Aceval y Raúl Estévez, todos ellos con un amplio recorrido en clubes nacionales y extranjeros. En el Apertura 2009 Unión logra por primera vez desde que se instauraron los torneos cortos en Chile, obtener el primer lugar de la tabla regular, logrando así también su primera clasificación para la Copa Sudamericana 2009 y una cómoda clasificación a playoffs.

Defensa hispano despejando el balón desde el área, en la final de ida.

Ya en la postemporada, eliminó en cuartos de final O'Higgins con un contundente 6:1 en el partido de vuelta. En semifinales se enfrentó a Universidad Católica, definiendo su paso a la final con una tanta de penales, ya que ambos encuentros terminaron con el marcador en 0. En la final se encontró con la Universidad de Chile, consiguiendo en empate 1:1 en el partido de ida, lo que favorecía a Unión por marcar en condición de visita, pero en el partido de vuelta jugado en el Estadio Santa Laura, el equipo cayó por 0:1, consagrando a los universitarios como campeones.

En el segundo semestre de 2009, Unión Española clasifica con dificultades en el séptimo lugar con veinticinco puntos a la postemporada del campeonato nacional, donde es eliminada en primera ronda por Deportes La Serena.

En la Copa Sudamericana 2009, cumple una buena actuación, eliminando en primera ronda al equipo colombiano Equidad Club Deportivo por un global de 3-2. En segunda ronda es eliminado por Club Atlético Vélez Sarsfield por un global de 5-4 en dos dramáticos e intensos partidos.

En la Primera División Chilena de 2010 o el Campeonato Nacional Petrobras la Unión Española hizo contrataciones muy costosas para este torneo como Martín Ligüera, Giovanny Espinoza, Leonardo Monje, Rainer Wirth, Alexander Medina y Esteban González. En la primera mitad del torneo la Unión Española terminó quinto en la tabla con 25 puntos debajo de O'Higgins en el cuarto lugar con 26 puntos y sobre Unión San Felipe con la misma cantidad de puntos pero con menor diferencia de gol, esto dejó aún más ambiciosa a la Unión Española y por ello en el mercado de invierno transcurrido durante la Copa Mundial de Fútbol de 2010 celebrada en Sudáfrica, la Unión contrató a Luis Pedro Figueroa del Palmeiras brasileño y la de Gustavo Canales quien había vuelto al club, ya que el jugador había partido a River Plate a finales de 2009.

Luego de terminar 5º en la tabla, el club clasifica a la Liguilla Pre-Libertadores 2010. En la semifinal, juega contra Universidad de Chile. El primer partido se disputa en Santa Laura, con un resultado de 0-0. Luego, se disputa el segundo partido en el Estadio Nacional, ganando Unión Española con un resultado de 4-1. Así es como Unión Española clasifica a la final de la liguilla tocándole con Audax Italiano, que era uno de los favoritos del Torneo Nacional 2010. El primer partido se disputa en Santa Laura, con un resultado de 2-1 para los hispanos, y en el partido de vuelta, en el Estadio la Florida, hubo un empate 1-1. Por lo tanto Unión Española se convierte en el Chile 3, para la Copa Libertadores 2011.

Antes de ir a este campeonato internacional, Unión deberá enfrentarse ante Club Bolívar, para recién meterse en la fase de grupo. Con aspiraciones grandes, Unión contrata a varios jugadores de alta calidad: Sebastián Jaime, Diego Scotti, José Pérez, Rafael Olarra, Federico Elduayen y Eduardo Lobos. Además le renueva el contrato a Raúl Estévez.

En el año 2011 tuvo una agridulce Copa Libertadores al eliminar en la fase previa al Club Bolívar, pero al ser eliminado en la fase de grupos por equipos de la talla de Club Atlético Vélez Sarsfield, Universidad Católica y Caracas Fútbol Club. En tanto, en el Torneo Apertura 2011 realizó una excelente fase regular al finalizar en la tercera posición por detrás de la Universidad de Chile y la Universidad Católica, pero no pudo reafirmar eso en los playoffs al ser eliminado por el recién ascendido Unión La Calera.

2012: El subcampeonato frente a Huachipato

En el año 2012, con un plantel envidiable que contó, entre otros jugadores, a Nicolás Berardo, Jean Paul Pineda, Braulio Leal, Mauro Díaz, Emiliano Vecchio y Emilio Hernández, además de la imbatible portería de Eduardo Lobos, Unión obtuvo una imponente participación en la Copa Libertadores, en la que llegó, después de dieciocho años, a octavos de final, siendo derrotados por Boca Juniors, que se impuso en ambos cotejos (2-1 en Argentina; y 2-3 en Chile). Mientras tanto, en el Torneo de Apertura 2012, Unión mantuvo amplias victorias llegando a semifinales contra O'Higgins de Rancagua, siendo derrotados en el Estadio El Teniente de la ciudad cuprífera. Distinta suerte obtuvo en el Torneo de Clausura, donde en una brillante actuación del cuadro dirigido por el ex jugador y capitán hispano, José Luis Sierra, alcanzó diversos triunfos hasta posicionarse en el séptimo lugar de la tabla general,[31] Ante tres intentos fallidos, Unión no pudo lograr bajar su séptima estrella, quedándose fuera de la Copa Libertadores 2013 y conformándose con la categoría de subcampeón.

Días después, Sierra optó por continuar al mando del plantel hispano, en el cual permanecerá hasta el año 2014,[32] teniendo como finalidad llegar a obtener el séptimo título de Unión en el corto plazo y cupos para la Copa Libertadores, Sudamericana y Copa Chile.

2013: Un nuevo título después de 8 años y la Supercopa

Scudettodechile.png
Torneo Transición
2013
Supercopa de Chile
2013

Luego de un subcampeonato en el 2012 el club contrató como refuerzos a los porteros Diego Sánchez[40]

Después de un debut en el Torneo Transición 2013 por 2-1 ante Cobresal, perdió por el mismo marcador con Rangers en el Santa Laura. Luego consiguió mantener un invicto de 9 fechas donde obtuvo 7 triunfos y 2 empates, destacándose las goleadas a Universidad de Chile por 3-0 (fecha 3), a Audax Italiano por 4-0 en el Clásico de colonias (fecha 4), a Everton por 5-0 y a Universidad Católica por 3-1. El invicto lo perdería la fecha número 12 con Unión La Calera, y luego con O'Higgins, por 2-1 y 2-0 respectivamente. Sin embargo terminó las últimas 4 fechas con triunfos ante Santiago Wanderers, Antofagasta, Palestino y a Colo-Colo.

El 26 de mayo de 2013, Unión se coronó campeón del torneo tras ése triunfo por 1-0 a Colo-Colo y superar a Universidad Católica por diferencia de goles. Unión Española logró reivindicarse después de la final perdida en Talcahuano contra Huachipato, consiguiendo su séptimo título de la historia.

Se destacó además el portero Diego Sánchez con sólo 12 goles recibidos en el torneo, siendo el menos batido del certamen, Patricio Rubio con 8 goles convertidos,[41] siendo el máximo goleador de club y Gustavo Canales, quien marcó 7 goles en 8 partidos jugados por Unión Española en el torneo de transición.

Las alegrías no terminarían ahí para el cuadro de Santa Laura. En la primera edición de la Supercopa de Chile disputada el año 2013 entre el campeón vigente del fútbol chileno (el cuadro Rojo) y el de la Copa Chile MTS (Universidad de Chile), Unión volvería a ser campeón por segunda vez en tan sólo 2 meses. El partido se jugó en Antofagasta, en el Estadio Regional Calvo y Bascuñán ante cerca de 8.000 espectadores, y la victoria fue para el Cuadro de Colonias por 2-0. Los goles fueron obra de Gustavo Canales de cabeza, luego de un centro de Sebastián Miranda, y de Óscar Hernández Polanco, tras capitalizar el rebote que dejó Johnny Herrera tras un lanzamiento penal. El prometedor joven hispano acababa de llegar de Turquía, después de disputar el Copa Mundial de Fútbol Sub-20 de 2013 junto a la Selección de fútbol sub-20 de Chile, donde llegó hasta cuartos de final. De esta manera, Unión quedó en la historia como el primer Supercampeón del fútbol chileno.

El sábado 27 de julio del 2013, Unión Española iniciaría su senda en el desafío de revalidar el título conseguido el pasado campeonato, pero el debut de los hispanos no sería muy alentador, perdiendo 1-0 contra Antofagasta, con un gol del veterano Javier Elizondo a los 18 minutos de la primera parte.[49]

Después del término del torneo y la asegurada participación internacional, la hinchada espero que se realizara una competición notable en la Copa Libertadores 2014 y la obtención del octavo título del equipo. Cosa que llegó a realizarse a medias, porque si bien en el campeonato local no llegaron buenos resultados, en la competencia foránea Unión Española paso la fase de grupos casi invicta llegando a octavos de final reeditando lo del 2012, sin embargo cayó una vez más en la misma instancia pero ahora frente a Arsenal de Sarandí. En el partido de ida terminó sin goles y como el equipo chileno cerraba la llave de local, se esperaba su clasificación pero perdió por la cuenta mínima con anotación de Diego Braghieri.

Other Languages