Un hombre lobo americano en Londres

Un hombre lobo americano en Londres (An American Werewolf in London según su título original en inglés) es una película británico- estadounidense de terror con elementos cómicos, a su vez con humor negro. Estrenada por primera vez en 1981, fue dirigida por John Landis y protagonizada por David Naughton, Griffin Dunne y Jenny Agutter y ganó un Óscar en 1982 al Mejor maquillaje, premio concedido a Rick Baker por su trabajo en las escenas de transformación de hombre en lobo. Con el tiempo Un hombre lobo americano en Londres se ha ido convirtiendo en una película de culto.[1]

Trama

La historia presenta a dos estudiantes universitarios de Nueva York, David y Jack, que deciden hacer un recorrido por las ciudades más importantes de Europa, como París, Roma y Berlín entre otras. Mientras se dirigen a Londres en su camino a Italia, un camionero los acerca hasta un pueblo cercano para que busquen un lugar donde pasar la noche, así llegan al bar El cordero degollado.

Una vez dentro observan con curiosidad una estrella de cinco puntas dibujada en la pared, pero al preguntar qué función cumple, todos los clientes cesan su conversación y piden a los protagonistas que se vayan. Cuando se marchan, son advertidos de que han de continuar su peregrinaje por la carretera, sin adentrarse en los páramos y además deben cuidarse de la luna llena pero aun así, muy a su pesar, terminan perdiendo el rumbo. De pronto son atacados por una gran sombra con forma animal; Jack muere durante el ataque pero David logra ser rescatado a tiempo con algunas heridas. Cuando la gente de El cordero degollado logra matar a la bestia atacante, esta se muestra mientras agoniza, transformándose en un hombre.

David despierta unos días después en un hospital de Londres, donde le informan sobre la muerte de su amigo. Jack se aparece ante David como un fantasma con aspecto de cadáver. Este le explica que fueron atacados por un hombre lobo y que, por haber sobrevivido al ataque, David ahora es también un licántropo mientras que él es un no-muerto condenado a existir eternamente atormentado en el limbo hasta que el último vestigio de la línea de sangre del monstruo que lo maldijo sea eliminada, que en este caso sería David ya que habría heredado la maldición de su asesino. Jack le pide a su amigo que se suicide para acabar con la maldición del hombre lobo y evitar que más inocentes se conviertan en eventuales víctimas, sin embargo David prefiere creer que es solo una alucinación y rechaza todo lo que este le dice.

Tras abandonar el hospital, David se muda con la enfermera Alex Prince, por quien se siente atraído. Nuevamente Jack lo visita y reitera su advertencia la víspera de la luna llena, pero una vez más su amigo se niega a prestarle atención. David se encuentra solo en el apartamento cuando vuelve a aparecer la luna llena y, como advirtió Jack, se convierte en un hombre lobo. En su nueva forma recorre las calles de Londres y termina asesinando a varias personas. Cuando se despierta por la mañana, aparece desnudo en la jaula de los lobos del jardín zoológico, ignorando totalmente lo que ocurrió la noche anterior.

Al cabo de un tiempo, David se da cuenta de que Jack tenía razón sobre los hombres lobo y que él es el responsable de los asesinatos de la noche pasada. Jack vuelve a aparecer como un fantasma, pero en esta ocasión acompañado por aquellos que fueron víctimas de David, pidiéndole otra vez que se suicide antes de que vuelva a convertirse en un hombre lobo. David no cumple la petición, vuelve a transformarse y comienza otra serie de asesinatos.

Esta vez la policía lo persigue y logra arrinconarlo en un callejón. También llega Alex que trata de calmarlo diciéndole que lo ama. Aunque por un momento se muestra manso, de inmediato pierde el control y salta sobre la muchacha, por lo que la policía le dispara y, mientras muere, recupera su aspecto humano.

Other Languages