Un americano en París

Un americano en París (cuyo título en inglés es: An American in Paris) es una película musical estadounidense estrenada en 1951, basada en la obra homónima de George Gershwin.[2]

Argumento

Al terminar la Segunda Guerra Mundial, Jerry Mulligan (Gene Kelly) un ex soldado, se queda a vivir en París porque consigue un trabajo como pintor, algo que siempre deseó ser. Vive en un edificio del barrio de Montmartre junto a su amigo Adam Cook (Oscar Levant) un pianista desempleado que llegó a París becado y que a su vez es amigo de Henri Baurel (Georges Guetary), un famoso cantante francés con el que trabajó.

Un día, Adam recibe la visita de Henri que le cuenta que está a punto de casarse con una hermosa joven. Mientras, Jerry sale a exponer sus cuadros que nadie compra; en el camino se encuentra con Adam, quien le presenta a Henri. Al llegar a la exposición conoce a Milo Roberts (Nina Foch), una estadounidense millonaria que aprecia sus cuadros y que se enamora de Jerry. Milo le compra dos cuadros, pero al percatarse que no traía dinero le pide que la acompañe al hotel en el que estaba hospedada para pagarle. Ya en el hotel, Milo conversa con Jerry para conocerlo más y lo invita a una "supuesta" fiesta para conocer a personas.

Jerry se siente algo incómodo porque cree que Milo desea convertirlo en su amante pagado, pero ella le explica que desea promocionarlo convencida de que Jerry tiene mucho talento como pintor. Jerry, para sentirse más cómodo, le pide que vayan a un lugar que pueda pagar y Milo le recomienda el Café Flodair. Ahí Jerry conoce a Lise Bouvier (Leslie Caron) una joven muy hermosa, que resula ser la prometida del cantante Henri Baurel. Jerry se enamora de Lise al verla y ella le corresponde, pero ambos se sienten comprometidos con otras personas.

Other Languages
srpskohrvatski / српскохрватски: An American in Paris (film)