Ulic Qel-Droma

Ulic Qel Droma es un personaje ficticio del universo de Star Wars.

  • características

Características

En el universo de ficción de la obra, él y su hermano Cay nacieron en el planeta Alderaan y se entrenaron como padawan (discípulos) en las salvajes tierras de Arkania, donde el Maestro Jedi Arca Jeth, había establecido una gran academia Jedi. Ulic no tardó en convertirse en uno de los más audaces estudiantes y junto con su hermano y el Twi'lek Tott Doneeta formaron un trío aventajado.

El Maestro Jedi Arca Jeth recibió una comunicación del Consejo Jedi que le instaba a vigilar el sistema Onderon pero como necesitaba tiempo para entrenar a los nuevos aprendices envió a los dos hermanos y a Twi´lek a cumplir la misión. El trío subió a bordo de su nave, el Nebulon Ranger, y partieron hacia Onderon con el objetivo de llevar la paz al planeta sin embargo no fueron bien recibidos. La Reina Amanoa había requerido a Arca Jeth y no a tres aprendices pero terminó por ceder e incluyó les presentó a su hija, la princesa Galia.

Los tres jóvenes caballeros Jedi habían recibido órdenes de usar exclusivamente sus poderes mentales y huir de la confrontación física sin embargo cuando los "Beast Riders" atacaron la ciudadela se vieron forzados a la lucha. Ulic ordenó a su hermano y a Doneeta que protegiesen las habitaciones reales pero para cuando llegaron a ellas la princesa Galia ya había desaparecido. La reina Amanoa insultó a los tres Jedi y les ordenó que rescatasen a su hija la encontraran. Ulic estaba enamorado de la princesa y quería partir de inmediato pero Cay y Tott eran partidarios de consultar antes con el maestro Arca Jeth ya que habían percibido oscuros poderes en algunos Onderonianos. Ulic terminó por convencerlos y los tres partieron en busca de Galia.

Los Jedi no tardaron mucho en descubrir que Galia deseaba casarse con Oron y que juntos habían planeado su secuestro. Durante las celebraciones Ulic y sus amigos fueron informados de la verdadera historia de Onderon, la ciudad de Iziz era fuerte en el lado oscuro de La Fuerza y muchos de sus habitantes trataban de seguir los caminos del antiguo Lord Sith Freedon Nadd. Ulic asumió el liderazgo y llevó a Galia y a Oron de vuelta a Iziz con la esperanza de que el matrimonio entre la princesa de la ciudad y un príncipe proscrito acabase con la guerra civil. No fue posible, la malvada reina Amanoa estalló en cólera, entró en la tumba de Freedon Nadd y se armó de todo el poder del lado oscuro. Con sus nuevo poderes manipuló a los combatientes infundiéndoles miedo y cobardía y consiguió que los soldados de Iziz empezasen a ganar. En el transcurso de la batalla Cay perdió un brazo y aunque Ulic quedó muy afectado Cay no le dio importancia. "Es solo un brazo" dijo y a falta de una prótesis médica sustituyó el brazo perdido por el de un viejo androide XT-G.

Cuando parecía que las tropas de Iziz ganarían la pelea apareció Arca Jeth y usó sus poderes para dar ánimo a los combatientes y dispersar las sombras de miedo y duda. Cuando la batalla terminó Arca Jeth llevó a los tres Jedi a la tumba de Freedon Nadd donde Amanoa continuaba enterrada y uso sus poderes para apagar el lado oscuro de la Reina. Amanoa se había abandonado enteramente al lado oscuro y su debilidad acabó con su vida.

La boda había acabado con la guerra civil de modo que Arca Jeth regresó a su academia y dejó a los tres Jedi para que vigilasen durante una temporada. Fue un acierto porque al poco tiempo se produjo el levantamiento de los seguidores de Freedon Nadd (En la confrontación participaron una sociedad secreta sith llamada Krath y tropas de la antigua república).

Ulic tomó parte en el asalto a Koros Major y allí fue herido por fuego de metralla e infectado por la magia sith. El asalto fue un fracaso y los magos sith de Satal Keto y Aleemma Keto iniciaron un ataque por sorpresa sobre el planeta Denba y asesinaron al maestro Arca Jeth. Su muerte y el fallido asalto, hizo que Ulic decidiese unirse a los Krath para destruirlos desde dentro.

Mientras estaba infiltrado en los Krath, Satal Keto comprendió los planes de Ulic y le inoculó un veneno sith, pero en lugar de matarlo solo consiguió enfurecerlo aún más. Ulic mató a Satal y fue seducido por el lado oscuro y se convirtió en sith.

Tras su paso al lado oscuro Ulic lucho contra el mercenario Mandalore y tras vencerlo lo convirtió en su sirviente y cuando Aleema Keto le dio un amuleto sith se autoproclamó nuevo Señor Oscuro del Sith. Exar Kun no admitió el nombramiento y retó a Ulic a duelo. Durante el enfrentamiento el espíritu de Marka Ragnos se apareció y declaró a Exar Kun duodécimo Señor Oscuro y a Qel-Droma su aprendiz.

El nuevo señor, Ulic, Aleema y Mandalores crearon un ejército enorme y atacaron los mundos de la república, la guerra Sith había comenzado.

Durante el ataque a Coruscant, Aleema Keto traicionó a Ulic Qel-Droma y posibilitó que este fuese apresado y juzgado de traicionar a la Antigua República. En pleno desarrollo del juicio Exar Kun y Mandalore irrumpieron en la sala del tribunal y tras usar los poderes sith para inmovilizar a todos los presentes rescataron a Qel-Droma. En el transcurso del rescate Exar Kun se enfrentó a su viejo maestro Vodo-Siosk-Baar y lo mató.

Tras el rescate Kun, Qel-Droma y Mandalore actuaron como si no se hubieran percatado de la traición de Aleema y lo enviaron a Kemplex IX para que emboscase a las fuerzas de la República y Jedi usando una antigua super arma sith que se encontraba a bordo de la nave de Naga Sadow, recientemente rescatada de los templos de Yavin. Usando esta super arma, Aleema arrancó el núcleo de una de las diez estrellas, en el Cúmulo de Cron, y lo lanzó a la flota Republicana que se acercaba. El resultado fue su total destrucción. La flota entera se desintegró, pero tal y como los tres líderes habían planeado también provocó la entrada de la estrella en supernova una inmensa explosión que aniquiló a Aleema y calcinó el cercano planeta Ossus, sede de la Gran Biblioteca Jedi.

Durante todo este tiempo, su hermano Cay había estado intentando convencer a Ulic para que acabase con su camino y volviera al lado luminoso. Pero eso fue el fin de Cay, ya que Qel en un momento de rabia y rodeado por el lado oscuro, mató a su hermano. De repente, Ulic cayó en un shock al darse cuenta de lo que había hecho y ser consciente de ello. En ese momento de debilidad, Nomi Sunrider, ex amante de Ulic, usó sus poderes Jedi enseñados por el maestro jedi Odan-Urr, y envolvió a Ulic en una barrera de luz, haciéndolo invisible a la fuerza. Sin la conexión con La Fuerza, fuera luminosa u oscura, Ulic se dio cuenta de los errores cometidos y comenzó su redención liderando a los Jedi a Yavin IV para destruir a Exar Kun. Los Jedi llevaron consigo una enorme flota y bombardearon el planeta con turbolaseres sin embargo Exar Kun eludió el ataque al absorbiendo la esencia vital de los Massassi y se encerró dentro del templo sith.

Ulic viajó de planeta en planeta buscando algo que le permitiese librase de la ceguera a los poderes de La Fuerza a que había sido sometido. Durante mucho tiempo se refugió en un nevado planeta llamado Rhen Var y permaneció allí hasta que Vima, la joven hija de Nomi Sunrider le pidió que la entrenase como Jedi. Ulid se unió entonces a Vima, Nomi y a su compañero el caballero Jedi Sylvar pero cada uno de ellos tenía distintos objetivos. Ulic buscaba paz interior, Nomi reivindicar a su hija y Sylvar dar a Ulic el justo final que merecía como asesino. Cuando ambos Jedi tuvieron que enfrentarse Ulic eludió el reto y como expiación de sus pecados se marcó el reto de ayudar a que madre e hija vivieran libres y a que Vima se convirtiese en guardián de la galaxia. No tuvo tiempo, un piloto de gatillo fácil lo reconoció como el más grande criminal de la galaxia y le reventó el pecho.

Herido de muerte Ulic le dio a Vima su collar como recuerdo y su cuerpo de desvaneció dejando sus ropas sobre el suelo. Ulic se había convertido en uno con La Fuerza y al mismo tiempo quedó demostrado que el lado luminoso estaba con él. En realidad y pese a sus terribles actos nunca lo había abandonado del todo.

Other Languages