USS Maine (ACR-1)

USS Maine (ACR-1)
USS Maine entering Havana harbor HD-SN-99-01929.JPEG
El USS Maine entrando en el Puerto de la Habana el 25 de enero de 1898, donde explotaría tres semanas después. A la derecha, el Castillo del Morro.
Banderas
Bandera de Estados Unidos
Historial
Astillero Nueva York Naval Shipyard, Brooklyn, Nueva York
Tipo acorazado pre-dreadnought
Autorizado 3 de agosto de 1886
Iniciado 17 de octubre de 1888
Botado 18 de noviembre de 1889
Asignado 17 de septiembre de 1895
Baja 15 de febrero de 1898
Destino • Hundido en el puerto de la Habana
• Reflotado y echado a pique el 16 de marzo de 1912 en el estrecho de Florida
Características generales
Desplazamiento 6.789  t
Eslora 98,9  m (324 pies y 4 pulgadas)
Manga 17,37 m (57 pies)
Calado 6,9 m (22 pies y 6 pulgadas)
Blindaje Cinturón: 305 mm
Cubierta: 51 a 76 mm
Torretas: 203 mm
Torre de mando: 254 mm
Mamparos: 152 mm
Armamento • 4 cañones de 254 mm/35 (10") (2 × 2)
• 6 cañones de 152 mm (6") (6 × 1)
• 7 cañones de seis libras
• 4 cañones de una libra
• 4 ametralladoras Gatling de 11,43 mm/70 (.45/70)
• 4 tubos lanzatorpedos de 457 mm (18")
Propulsión • 2 máquinas de vapor de triple expansión
• 8 calderas
• 2 hélices
Potencia 9293 hp
Velocidad 16,45  nudos (30,47 km/h)
Autonomía 3600  mn a 10 nudos
Tripulación 392 tripulantes
coste 4 677 788,75  dólares
[ editar datos en Wikidata]

El USS Maine (ACR-1) fue un acorazado pre-dreadnought de segunda clase de la Armada de los Estados Unidos, el segundo en entrar en servicio y el primer buque de la Armada estadounidense en portar el nombre del estado de Maine.[Nota 1] Junto a su gemelo, el Texas, fue construido en respuesta al acorazado brasileño y al incremento de las fuerzas navales de Iberoamérica. La disposición de su armamento principal era similar al del ironclad británico  (1876) y comparable al de los buques italianos. Sus dos torretas principales estaban dispuestas en échelon, escalonadas una a cada costado de la nave, a estribor la de proa y a babor la de popa, con cortes en la superestructura, para permitir el fuego a ambos costados, así como en caza o retirada. Carecía de mástiles completos, debido a la mayor fiabilidad de las máquinas de vapor en el momento de su construcción.

A pesar de estos avances, el Maine era un buque obsoleto en el momento de su entrada en servicio, debido a varios factores, entre los que están su prolongado periodo de construcción, los cambios en los roles a desempeñar por los buques de su tipo en la táctica naval y en la tecnología. La generalización del uso del acero en la construcción de buques de guerra hizo que el uso de los espolones resultara peligroso para el buque atacante. El potencial daño que podía provocar al propio buque la onda expansiva y el fogonazo en caso de disparar “en cruz”, hizo que la disposición de la artillería principal en échelon fuera rápidamente abandonada por las potencias navales europeas antes de que el Maine llegara a entrar en servicio. El cambio del rol de los cruceros acorazado, desde un pequeño, fuertemente blindado y armado buque, que podía substituir a un acorazado en determinadas circunstancias, cambiaron hacia un buque rápido y ligeramente blindado, con la misión de atacar las rutas comerciales, aceleraron rápidamente su obsolescencia. A pesar de estas desventajas, el Maine fue visto como un avance en el diseño de buques de Guerra estadounidenses.

El Maine es conocido por su catastrófica pérdida en el Puerto de la Habana en la mañana del 15 de febrero de 1898. Fue enviado para proteger los intereses de los ciudadanos estadounidenses durante la revuelta cubanas contra España. Estalló de repente, sin previo aviso, perdiendo la vida en la explosión tres cuartas partes de su tripulación. Las causas de la explosión no quedaron claras en una comisión de investigación, pero la opinión pública estadounidense, avivada por las proclamas incendiarias de la prensa amarillista estadounidense realizadas por William Randolph Hearst y Joseph Pulitzer, culpó a España. La frase «¡Recordad el Maine, al infierno con España!» («Remember the Maine, to Hell with Spain!») se convirtió en un grito para quienes clamaban por la guerra, que se materializó en la Guerra hispano-estadounidense ese mismo año. Aunque el hundimiento del Maine no fue la causa directa de la confrontación, sirvió como catalizador, acelerando el desarrollo de los acontecimientos.

La causa del hundimiento del Maine aún continua siendo objeto de especulaciones. Las sugerencias han incluido desde un incendio no detectado en un carbonera, imprudentemente localizada junto a los pañoles de munición, a una mina naval y a su hundimiento deliberado por algunas de las facciones interesadas; cubanos pro-españoles, marinos españoles, insurgentes cubanos o marinos estadounidenses interesados en provocar el desencadenamiento de la guerra mediante una operación de bandera falsa.

Trasfondo

El acorazado brasileño Riachuelo, que provocó la construcción del Maine.

La entrega del acorazado brasileño en 1883, y la adquisición poco después de otros modernos buques blindados en Europa por parte de Brasil, Argentina y Chile, alarmaron al gobierno de los Estados Unidos, ya que la marina brasileña, se había convertido en la fuerza naval más poderosa del hemisferio occidental.[3]

Estos acontecimientos ayudaron a dar actualidad a una serie de debates que habían tenido lugar en el consejo asesor naval desde 1881. El consejo conocía que en ese momento la flota de los Estados Unidos no era rival para ninguna de las principales escuadras navales europeas, Inglaterra, España, Francia y Rusia, que en el mejor de los casos podría atacar el tráfico mercante, esperando realizar avances a costa del agotamiento del rival.

Por otra parte, la proyección naval de fuerzas mediante el uso de acorazados iba en contra de la política aislacionista del gobierno. Mientras que algunos en el consejo apoyaban una estricta política de saqueo comercial en caso de conflicto, otros argumentaban que esta sería ineficaz con una flota de acorazados enemigos estacionados frente a las costas estadounidenses. Las dos facciones se encontraban en un punto muerto hasta la aparición del Riachuelo.[4]

El comité, que se veía ahora enfrentada a la posibilidad concreta de buques de guerra hostiles operando frente a las costas de los Estados Unidos, comenzó a planear buques para proteger dicha costa en 1884. Los nuevos buques debían ser capaces de operar desde los puertos existentes, por lo que debían tener poco calado para poder utilizar las bases navales estadounidenses. Su manga máxima se fijó de manera similar, y el comité fijó una eslora de en torno a 300 pies y un desplazamiento máximo de unas 7000 t. Un año después, el Bureau of Construction and Repair (C & R) presentó dos diseños al secretario de la Armada William Collins Whitney, uno para un acorazado de 7500 t y otro para un crucero acorazado de 5000 t. Whitney decidió instar al congreso para que autorizara la construcción de dos buques de 6000 t, que fueron autorizados en agosto de 1886. Se llevó a cabo un concurso, al que debían presentarse proyectos para dos buques: el crucero acorazado Maine y el acorazado USS Texas. En el pliego de condiciones se especificaba que el Maine debía desarrollar una velocidad máxima de 17 nudos, poseer espolón de proa, doble fondo, y ser capaz de transportar dos torpederos. Su armamento, debía componerse de cuatro cañones de 254 , seis cañones de 152 mm, varios de menor calibre y seis tubos lanzatorpedos. Se señaló específicamente que el armamento principal debía ser capaz de disparar a proa y popa. [6]

El diseño ganador del Maine era obra de Theodore D. Wilson, que había servido como jefe de construcciones para C & R; y era miembro del consejo asesor naval en 1881. Ya había diseñado un cierto número de buques de guerra para la Armada.[9]

El congreso, autorizó la construcción del Maine el 3 de agosto de 1886, y su quilla fue puesta en grada el 17 de octubre de 1888, en el astillero Brooklyn Navy Yard. En ese momento, se convirtió en el mayor buque construido por un astillero de la Armada de los Estados Unidos.[10]

Other Languages
català: USS Maine
dansk: USS Maine
Ελληνικά: Μέιν (θωρηκτό)
Esperanto: Kirasŝipo Maine
galego: USS Maine
Bahasa Indonesia: USS Maine (ACR-1)
Latina: USS Maine
Bahasa Melayu: USS Maine (ACR-1)
Nederlands: USS Maine (ACR-1)
norsk bokmål: USS «Maine» (1889)
português: USS Maine (ACR-1)
русский: USS Maine (ACR-1)
srpskohrvatski / српскохрватски: USS Maine (ACR-1)
Simple English: USS Maine (ACR-1)
slovenčina: USS Maine (ACR-1)