USS Lexington (CV-2)

USS Lexington (CV-2)
USS Lexington (CV-2) leaving San Diego on 14 October 1941.jpg
USS Lexington (CV-2)
Banderas
USN Jack
Historial
Astillero Bethlehem Shipbuilding Co.
Quincy, Massachusetts
Clase Lexington
Tipo Portaaviones
Autorizado 1916 como crucero de batalla.
1922 como portaaviones
Iniciado 25 de enero de 1921
Botado 3 de octubre de 1925
Asignado 14 de diciembre de 1927
Destino Hundido el 8 de mayo de 1942 en la Batalla del Mar del Coral
Características generales
Desplazamiento 38 746  t normal.
49 000 t a plena carga.
Eslora 244,4  m
Manga 27,4 m
Calado 11 m
Sensores CXAM-1 RADAR[1]
Blindaje Cinturón: 130 a 180 mm
• 3ª Cubierta: 51 mm
• Cubierta sobre maquinaria: 76 a 110 mm
Armamento • 8 cañones de 200 mm (4 × 2)
• 20 cañones de 127 mm
(12 × 1 + 4 × 2)
• 16 cañones AA de 20 mm
• 25 cañones AA de 40 mm.
Propulsión • 12 calderas de vapor
• 4 turbinas
• 4 hélices
Potencia 180 000 CV
Velocidad 33 nudos
Autonomía 10 000 mni a 10 nudos
Tripulación 2122 marineros y oficiales
Aeronaves 91 aviones
Equipamiento aeronaves • 2 ascensores
• 1 catapulta
Bronze-service-star-3d.png 2 estrellas de combate
[ editar datos en Wikidata]

El cuarto USS Lexington (CV-2), apodado Dama gris y también Lady Lex, fue el segundo portaaviones estadounidense de la clase Lexington.

Construcción

Éste y su gemelo, el USS Saratoga (CV-3), fueron autorizados en 1916, originalmente como cruceros de batalla de 35 300  t con siete chimeneas y calderas dispuestas en dos niveles. Después de la guerra, como resultado de las enseñanzas de la misma, así como por las limitaciones al número de buques capitales impuestas en los Tratados navales de Washington y Londres, los planes se replantearon.

Designados CC-1 Y CC-3, y puestos en grada como cruceros de batalla el 8 de enero de 1921 por la compañía Fore River Shipbuilding, con sede en Quincy, Massachusetts, pero siguiendo la Conferencia Naval de Londres, ambos fueron reasignados y re-autorizados como portaaviones el 1 de julio de 1922. Se les redujeron 8500  t, conseguido primordialmente mediante la eliminación de ocho cañones de 406 mm en cuatro torretas dobles. El cinturón principal de blindaje fue mantenido y el blindaje de la cubierta fue incrementado en gran medida.

Las líneas generales del casco se mantuvieron inalteradas y se añadió un sistema especial de protección bajo el agua. La cubierta de vuelo era de 244  m y de ancho entre 25,9 hasta 27,4 m, y se elevaba 18,3 m sobre el nivel del agua.

Tanto este buque como su gemelo necesitaban una tripulación formada por 169 oficiales y 1730 marinos, incluyendo personal de vuelo. Ambos llevaban artillería antiaérea de 127 mm hasta 203  mm y fueron los últimos dos construidos con una catapulta transversal como parte del diseño original. La catapulta era lo suficientemente potente para lanzar a los aviones de 4500 kg a una velocidad de 48 nudos (89 km/h; 55 mph). La catapulta fue retirada en 1936.[2]

Cuando fueron asignados, los buques poseían grúas para lanzar y recibir hidroaviones, una característica retirada durante la guerra para añadir cañones antiaéreos. Los buques estaban diseñados para cargar un máximo de 120 aeronaves de diferentes tipos, incluyendo cazas, reconocimiento, y bombarderos. Cada buque costó 45nbsp;millones de dólares con las aeronaves.

El Lexington fue botado como portaaviones el 3 de octubre de 1925, amadrinado por la señora Helen Rebecca Roosevelt, esposa de Theodore Douglas Robinson, secretario del Departamento de la Armada, y puesto en servicio el 14 de diciembre de 1927, bajo el mando del capitán Albert W. Marshall.

El Lexington y el Saratoga tenían ejes turboeléctricos. Su aparato motor estaba formado por 16 calderas Yarrow que daban energía a cuatro turbinas a vapor General Electric que hacían girar generadores para accionar los cuatro motores eléctricos principales. Los motores del Lexington dieron energía a Tacoma, Washington durante 30 días en un corte en el invierno de 1929/ 1930.

Al momento de su botadura eran los portaaviones más grandes del mundo. Uno de los defectos del diseño de estos portaaviones era su chimenea, que presentaba una gran superficie, lo que le confería un indeseado efecto-vela que daba mucho trabajo al timonel para el mantener el rumbo con viento lateral.

Other Languages