Tzar: The Burden of the Crown

Tzar: The Burden of the Crown es un videojuego de estrategia en tiempo real desarrollado por Haemimont Games, una empresa de videojuegos localizada en Sofía, Bulgaria, creada en 1997 precisamente para desarrollar y comercializar este juego y que con él saltó a la fama mundial.

Tzar tiene un modo multijugador que soporta hasta ocho jugadores por Internet o en red local sobre TCP/IP o IPX. Los jugadores pueden escoger entre varias condiciones predefinidas de victoria (conquista, destrucción de castillos, límite de tiempo, puntuación, etc.) Tiene un modo Deathmatch para los amantes de la partidas muy largas.

Tiene además un editor de escenarios, que permite crear y editar escenarios y campañas para el juego, de diferentes tamaños y de uno a ocho jugadores. También pueden crearse reglas de mapa, que pueden cambiar aspectos del juego. También se pueden definir varias conversaciones para hacer el argumento más atractivo. Pueden añadirse imágenes, sonidos y músicas propios. Tanto la compañía creadora como varias de sus distribuidoras alojan mapas de terceros, y hay comunidades con amplias colecciones de escenarios.

En España e Italia fue distribuida por FX Interactive (que ha seguido distribuyendo sus juegos). Puesto en venta el 16 de marzo de 2000 con una fuerte presentación a la prensa especializada, alcanzando el liderato de ventas, habiendo vendido a 24 de noviembre de 2000 50.000 copias antes de pasar a la serie de reediciones de la compañía.

En realidad podríamos hablar en España de una serie de videojuegos, pues a la versión original se van añadiendo versiones mejoradas, con más escenarios, parches y mejoras de la jugabilidad.

El juego

Hay 3 civilizaciones en Tzar : la europea, la asiática y la árabe. Todas tienen algunas características en común, mientras que otras son únicas para cada civilización. Todas pueden sacar provecho de sus ventajas para poder alcanzar el mayor nivel tecnológico posible.

Pueden escogerse varios caminos para construir un imperio. La tecnología es la fuerza conductora principal que determina el ascenso y caída de las civilizaciones, siendo un factor clave para la supervivencia, expansión y dominio sobre otras culturas menos avanzadas. Nuevos edificios, unidades y tecnologías van apareciendo a medida que se avanza en el juego. Todo ello forma el llamado Árbol Tecnológico.

Muchas unidades pueden crearse en edificios, mediante los recursos adecuados. Los brujos y monjes pueden invocar ciertas unidades, con un coste de maná. Como en otros juegos, cada unidad tiene una serie de puntos fuertes y débiles, y gana experiencia con el combate.

Other Languages