Turismo en España

BarcelonaPlaza de Cataluña en la imagen— es la ciudad más visitada de España además de ser capital de Cataluña, la comunidad autónoma más vistada en 2015.
Las Islas BalearesCala Trebalúger ( Menorca) en la imagen— es el segundo destino turístico del país.
El Parque nacional del Teide es el parque nacional más visitado turísticamente de España. Está ubicado en Canarias —isla de Tenerife—, tercera comunidad autónoma más visitada.[4]
Puerto Banús situado en Marbella, Málaga, forma parte de la zona de la Costa del Sol, una de las regiones turísticas más importantes de España.

España es un país turístico con una excelente infraestructura en el sector servicios, situándose entre los tres más visitados del mundo, al que acuden anualmente millones de viajeros atraídos por sus playas y agradable clima, el abundante patrimonio artístico del país y la riqueza gastronómica, además de ser una de las naciones más ricas en patrimonio cultural del planeta debido al gran número de civilizaciones que dejaron su impronta y legado en la Península Ibérica, que lo sitúan como el primer destino mundial en turismo vacacional.

Según el informe de 2014 de la Organización Mundial del Turismo (OMT), España es el tercer país del mundo en número de turistas extranjeros, con 65 millones de turistas anuales en 2014, sólo superado por Francia y Estados Unidos.[7]

El impacto turístico representa alrededor del 11% del producto interior bruto del país, sustentándose parte de su economía en el sector servicios, con un inigualable desarrollo y excelencia en hostelería y transporte desde el boom turístico acontecido en la década de los 60 que se afianzó internacionalmente con la celebración en el quinto centenario del Descubrimiento de América (1992) de los Juegos Olímpicos de Barcelona y la Exposición Universal de Sevilla.[8]

Con respecto a los ingresos del sector turístico, España es la segunda nación del mundo, solo superada por Estados Unidos según la OMT.[11]

Durante varias décadas se hizo especial énfasis en la promoción del turismo de sol y playa, debido al clima bastante más cálido y soleado en comparación con otros países europeos. Las temperaturas en verano suelen variar entre los 20 y 40 grados, y muchas regiones tienen más de 300 días de sol al año, con veranos generalmente secos y calurosos. La capacidad turística en las localidades costeras proporciona un ingente número de hoteles, restaurantes y viviendas a pie de playa de las que la Costa del Sol y la Costa Valenciana son fiel exponente con Marbella, Torremolinos y Benidorm como promotores indiscutibles.

El norte de España tiene un clima algo más fresco y húmedo. Muchos españoles y extranjeros se sienten atraídos por el milenario Camino de Santiago o fiestas de carácter lúdico como San Fermín. La zona norte combina turismo rural con grandes arenales que gozan de buen clima en verano y turismo de esquí en invierno. La zona norte del país presenta una singular belleza por la cercanía de montañas con abundante vegetación a zonas como la costa cantábrica, las rías de Galicia o los Picos de Europa.

La gastronomía española es amplia y variada, con platos tan típicos como el gazpacho, la paella, el cocido madrileño, la fabada, el jamón ibérico, el marisco o el pescado típico de la zona. El aceite de oliva, del que España es el primer país productor del mundo, se emplea en una gran diversidad de platos, y es muy apreciado en otros países.

En los últimos años ha crecido el interés por el turismo cultural en España, incrementándose la afluencia de visitantes a destinos como la Mérida romana de Extremadura o históricos lugares de Castilla y León.[12]

Turismo extranjero

España es el cuarto país del mundo en número de turistas extranjeros en 2010, con 52,7 millones de turistas anuales, siendo superado por Francia, Estados Unidos de América y China.[5]

El turismo le reportó a España 52.525 millones de dólares durante el año 2010, lo que la situó en segunda posición en ingresos económicos, por detrás de Estados Unidos, que ingresó 103.500 millones de dólares en ese mismo periodo, y por delante de Francia (46.300), China (45.800) e Italia (38.800).

España recibió un total de 56,17 millones de turistas extranjeros durante el año 2011, un 6,6% más de los registrados en el mismo período del año anterior, según datos del Ministerio de Industria, Energía y Turismo, el 80% de ellos llegó por vía aérea.[8]

De estos, el 84,3% vinieron a España por razones de ocio o vacaciones, el 7,2% por motivos de trabajo o negocios, el 4,8% por motivos personales, y el resto por otros motivos no especificados. La cantidad de turistas ha crecido notoriamente desde 1950, pero no varían sus nacionalidades. La mayor parte procedían (y proceden) de Europa occidental y septentrional, y suelen ser alemanes, británicos, franceses, italianos y portugueses.

Demanda turística en España por regiones en 2005.
Índice turístico
Entradas de turistas según Comunidad autónoma de destino principal.
En porcentaje sobre el total nacional. Año 2014
Fuente: Ministerio de industria, energía y turismo.[13]

Evolución del número de turistas no residentes

Año Número de turistas (miles)
1998 41.892
2000 50.331
2005 55.914
2007 58.666
2008 57.192
2009 52.178
2010 52.677
2011 56.700
2012 57.900[14]
2013 60.600[15]
2014 64.990[16]
Instituto de Estudios Turísticos. Ministerio de Industria, Energía y Turismo[8]

Principales regiones receptoras

Barcelona y Madrid son las principales ciudades turísticas de España. Tienen una gran oferta turística de diversos congresos y convenciones nacionales e internacionales, lo que acrecenta las cifras.

En el año 2014, la ciudad más visitada fue Barcelona, situándose en el puesto 25º en el ranking mundial.[19] fue la ciudad más visitada de España por turismo internacional y consiguió alcanzar la séptima plaza en el ranking mundial.

Barcelona es la ciudad española donde más caro cuesta pernoctar —con 65 100 plazas repartidas en 352 hoteles—,[21]

Otras áreas turísticas

Canarias cuenta con una media de más de diez millones de turistas por año. En 2012 el archipiélago era la tercera comunidad autónoma en cuanto a número de llegadas, la segunda en cuanto a gasto medio por turista (1.047 €), y la primera en ocupación hotelera. Las tendencias de 2014 también son muy positivas, las islas se convirtieron en el primer destino turístico en España en enero, febrero, marzo, octubre, noviembre y diciembre, con una media superior al millón de turistas en cada mes.[22]

En el medio rural se está intentando cumplir las expectativas de crear en él un tipo de turismo. Mediante programas de apoyo al desarrollo rural, pretenden estimular aspectos complementarios a la actividad agraria y recuperar las viviendas, la artesanía y tradiciones locales, etc. incluyendo una oferta de actividades de ocio relacionadas con la naturaleza y el medio ambiente.

También es importante el turismo de nieve, donde prolifera el "turismo de esquí" en diversos sistemas montañosos. Podemos destacar lugares como Sierra Nevada. El turismo cultural e histórico también está desarrollado en España, destacando ciudades de mediano tamaño como Toledo o Segovia y otras de mayor población como Granada.

Principales países de origen

(2012)[23]

Posición País Cantidad Porcentaje
1.ª Bandera de Reino Unido  Reino Unido 13.653.864 23,66%
2.ª Flag of Germany.svg  Alemania 9.335.870 16,18%
3.ª Flag of France.svg  Francia 8.969.009 15,54%
4.ª Flag of Italy.svg  Italia 3.571.660 6,19%
5.ª Flag of the Netherlands.svg Países Bajos 2.548.656 4,41%
6.ª Flag of Portugal.svg Portugal 1.861.092 3,22%
7.ª Flag of Belgium.svg  Bélgica 1.706.354 2,96%
8.ª Flag of Switzerland (Pantone).svg  Suiza 1.448.941 2,51%
9.ª Bandera de Irlanda  Irlanda 1.189.523 2,06%
10.ª Países nórdicos 4.165.142 7,22%
11.ª Resto de Europa 2.781.683 4,82%
12.ª América 1.890.053 3,27%
13.ª Resto del mundo 2.131.824 3,69%

Principales mercados emisores

El 55.38% del turismo extranjero en España procedió en el 2012 de tan sólo tres países: Alemania, Francia y Reino Unido, siendo que, de este último ingresaron 13.653.864 turistas durante todo el año, lo que representaría un 22% de la población británica.[23]

Otros países o áreas de las que proceden un número importante de turistas son Italia, los Países Nórdicos, Benelux, Portugal, Irlanda y Suiza. Por continente, el 93,04% de los turistas provino de Europa, el 3,27% de América, y el 3,69% restante del resto del mundo.[23]

Previsiones

Según las proyecciones de la Organización Mundial de Turismo, la llegada de turistas extranjeros a España va a crecer en un promedio del 5% anual durante los próximos veinte años, lo que hace prever que España recibirá en torno a los 75 millones de turistas extranjeros en el año 2020, casi 20 millones más que los recibidos en el año 2012.

Las proyecciones para el crecimiento turístico en España se deben en gran medida a la baja de la moneda española conocida como el euro. En años anteriores el nivel de turismo era menor. Esto obedecía casi exclusivamente a la apreciación del euro, o sea, a su valor comparativo con otras monedas, lo cual encarecía sobremanera los viajes turísticos para los estadounidenses. Estados Unidos es uno de los principales países cuyos habitantes viajan constantemente como turistas a España. En adición, el incremento del turismo en España se debe a los congresos y convenciones internacionales  que se dan en dicho país y que al momento sitúan a España como el segundo país de más turismo en estos renglones.[25]

La Bahía de La Concha de San Sebastián es una de las bahías más famosas de Europa.
Other Languages