Tubo neumático

Una moderna terminal de tubos neumáticos usada en fábricas, supermercados e instalaciones médicas.

Los tubos neumáticos (o tuberías de cápsulas y tubos de Lamson) son sistemas en los cuales contenedores cilíndricos son propulsados a través de una red de tubos por medio de aire comprimido o por medio de vacío. Son usados para transportar objetos sólidos, al contrario de las tuberías comunes, que transportan gases o fluidos.

Las redes de tubos neumáticos ganaron gran prominencia a fines del siglo XIX y comienzos del siglo XX en negocios o administraciones que necesitaban transportar pequeños pero urgentes paquetes (como correo o dinero) a través de distancias relativamente cortas (dentro de un edificio o, a lo sumo, una ciudad). Algunos de esos sistemas crecieron hasta alcanzar gran complejidad, pero fueron reemplazados por métodos más modernos de comunicación y transporte de mensajería, y son ahora mucho más raros que antes.

Un pequeño número de sistemas de transporte neumático fueron construidos para grandes cargas, para competir con sistemas ferroviarios y subterráneos.

Para servicio postal

Carta enviada por tubos neumáticos desde Berlin, Alemania, 1902.

El correo neumático es un sistema para enviar cartas por tubos de aire presurizado. Fue inventado por el ingeniero escocés William Murdoch en la primera década del siglo XIX y más tarde desarrollado por la London Pneumatic Dispatch Company. Los sistemas de correo neumático fueron usados en varias grandes ciudades empezando en la segunda mitad del siglo XIX (incluyendo un poderoso sistema en Londres en 1866 diseñado para transportar humanos),[1]​ pero fueron abandonados durante el siglo XX.

También se especuló que un sistema de tubos podría llevar correo a cualquier hogar en los EE.UU. Una mayor red de tubos en París fue usada hasta 1984, cuando finalmente fue abandonada a favor de las computadoras y las máquinas de fax. En Praga, en la República Checa, una red de tubos que tiene aproximadamente 60 kilómetros de largo sigue existiendo para envíos de paquetes por correo. A raíz de las Inundaciones europeas de 2002, el sistema de Praga sufrió daños, y las operaciones fueron suspendidas de forma indefinida.

Las estaciones de correo neumático usualmente conectaron oficinas de correo, bolsas de valores, bancos y ministerios. Italia fue el único país en poner en circulación estampillas (entre 1913 y 1966) específicamente para correo neumático. Austria, Francia, y Alemania pusieron en circulación enteros postales para uso neumático.

Las aplicaciones típicas actuales se encuentran en los bancos y hospitales. Muchos de los grandes minoristas utilizan tubos neumáticos para el transporte de cheques u otros documentos desde los cajeros a la oficina de contabilidad. Un sistema puede enviar objetos a una velocidad de 10 metros por segundo.[2]

Uso histórico

  • 1853: vinculando la Bolsa de Londres hasta la estación de telégrafos de la ciudad (una distancia de 220 yardas).
  • 1865: en Berlín (hasta 1976), el Rohrpost, un sistema de 400 kilómetros de largo en total en su punto máximo en 1940.
  • 1866: en París (hasta 1984, 467 kilómetros de largo en total desde 1934).
  • 1875: en Viena (hasta 1956).
  • 1887: en Praga (hasta 2002 debido a la inundación), el correo neumático de Praga.[3]
  • 1897: en la Ciudad de Nueva York (hasta 1953)
Other Languages
العربية: أنبوب هوائي
čeština: Potrubní pošta
dansk: Rørpost
Deutsch: Rohrpost
Esperanto: Pneŭmatika tubo
suomi: Putkiposti
français: Tube pneumatique
日本語: 気送管
Nederlands: Buizenpost
norsk: Rørpost
svenska: Rörpost
ไทย: ท่อลม
Türkçe: Pnömatik tüp
українська: Пневматична пошта