Tubo de lava

Tubo de lava acondicionado para el turismo en Hawái.

Los tubos de lava, o tubos volcánicos, son cuevas volcánicas, usualmente con forma de túneles, formados en el interior de coladas lávicas más o menos fluidas mientras dura la actividad reogenética. Por su génesis, son cavidades primarias, y se clasifican como singenéticas, reogenéticas y subterráneas. Pueden adquirir una estructura simple de tubo lineal, o llegar a formar complejas redes de ramales interconectados, también a distintos niveles y con dimensiones que abarcan desde unos pocos centímetros hasta varias decenas de metros.

Se trata de un tipo de cueva muy común, pues el mecanismo de su formación es frecuente en la mayoría de coladas de lava. De hecho, es muy probable que en otros planetas y cuerpos celestes con actividad volcánica existan tubos volcánicos con características similares a los que se conocen; como ejemplos, La Luna[2]

Formación y características

Colada ya solidificada en el exterior, con un tubo volcánico en formación en su interior.

Si una erupción volcánica emite una colada de lava lo suficientemente fluida que recorre un terreno de pendiente moderada, durante un cierto período, la superficie de dicha colada, al entrar en contacto con el aire (que está mucho más frío) se solidifica creando un excelente aislante térmico para que el flujo de lava líquida pueda mantener su temperatura en el subsuelo. Esto es un mecanismo muy corriente en la mayoría de coladas basálticas, y permite a la lava alcanzar distancias elevadas, llegando incluso a desaguar en el mar habiendo fluido únicamente por el interior del tubo.

Tubo volcánico con espeleotemas primarios.

La costra de lava solidificada en contacto con el aire exterior se convertirá en el techo del tubo volcánico, cuyo espacio aéreo se irá creando conforme disminuya el volumen del flujo lávico. Poco a poco, el aporte de lava desciende y se empieza a formar la cavidad entre el techo sólido y el río incandescente. Dependiendo del tiempo que esté activo el tubo, éste adquirirá mayores dimensiones internas y complejidad morfológica, pudiendo formar una sola galería o verdaderos laberintos de redes interconectadas, con dimensiones desde unos pocos centímetros hasta decenas de metros de altura.

Por su formación, este tipo de cueva volcánica se puede clasificar, según Montoriol-Pous,[3] como cavidad singenética (se forma al mismo tiempo que la roca encajante), reogenética (se forma por desplazamientos de lava líquida o incandescente entre masas de lava ya consolidada) y subterránea (se desarrolla bajo tierra). Con cierta frecuencia, los tubos volcánicos no forman un techo, o éste no se estabiliza y se desploma con el cese de la actividad reogenética. En este caso, se obtiene un "tubo volcánico sin techo" que se denomina , y que se clasifica como cavidad singenética, reogenética, subaérea.

En las paredes y techo de las cavidades resultantes, se forman espeleotemas primarios producto del goteo, acreción, arrastre y/o refusión de la lava residual, al término de la actividad reogenética. Entre estos espeleotemas, son comunes las estalactitas de lava y de refusión en el techo; formas parietales como las cornisas, terrazas y estrías de avance; lenguas de lava y castillos o estalagmitas de refusión, en el suelo.

Tubo de lava entrada en la isla de Santa Cruz, Galápagos El Chato Reserve, Santa Cruz Highlands,.


Tubo de lava entrada en la isla de Santa Cruz, Galápagos El Chato Reserve, Santa Cruz Highlands, vista del Sol y salida de tubo de lava.
Tubo de lava en la isla de isla Santa Cruz, Galápagos, otro tubo de lava. este es más de 1,250 meters.
Other Languages
català: Tub de lava
čeština: Lávový tunel
dansk: Lavatunnel
Deutsch: Lavaröhre
English: Lava tube
français: Tunnel de lave
עברית: צינור לבה
italiano: Tunnel di lava
日本語: 溶岩洞
한국어: 용암 동굴
Nederlands: Lavatunnel
norsk bokmål: Lavatunnel
português: Tubo de lava
українська: Лавові тунелі
Tiếng Việt: Hang động dung nham
中文: 熔岩管