Trolebuses de Rosario

Trolebús de la línea K de Rosario.

La ciudad de Rosario es una de las tres ciudades argentinas que poseen en su sistema de transporte urbano líneas de trolebuses en funcionamiento. Las otras son Córdoba y Mendoza.

Rosario, con el servicio municipalizado, tiene un plus frente a Córdoba y a Mendoza, pues en la zona se desarrolló tecnología para el transporte eléctrico: el proyecto Electrobús (1982) -vehículo propulsado a baterías- y luego el Prototipo de Trolebús (1988) construido en Rosario por dos industrias desaparecidas, la carrocera Cametal y la eléctrica Cramaco. Este vehículo circuló a prueba en la ciudad de México con éxito.

Historia

Primera etapa

El 19 de junio de 1958, de manera simbólica, y el 24 de mayo del mismo año en forma efectiva, se inaugura el servicio que vino a reemplazar a los viejos tranvías eléctricos (existentes desde 1910).

Eran 10 unidades alemanas MAN que atendían a la primera Línea G. Esta unía la Plaza Sarmiento con la intersección de Av. San Martín y Saavedra, lugar en el que existía una mini terminal para hacer combinaciones hacia la zona sur. Con el tiempo se extendió hasta Salta y Paraguay, luego llegó a calle San Nicolás, y dos años después hasta la Estación Terminal de Ómnibus Mariano Moreno.

A fines de 1959, se compran 40 unidades al consorcio italiano FIAT- ALFA ROMEO- CGE. El 15 de abril de 1960 se habilita la Línea H, con un recorrido que iba desde la Plaza Sarmiento hasta el límite norte de la ciudad con Granadero Baigorria.

Entre agosto y diciembre de 1961 fueron llegando a Rosario los flamantes Fiat permitiendo ampliar la red con la creación de nuevas líneas. Para reforzar el servicio de la línea H, en septiembre de 1961 se incorpora la Línea J que unía la Plaza Sarmiento con la Plaza Alberdi.

Trolebús de la Línea K a su paso por la esquina de Mendoza y Sarmiento.

El 3 de diciembre de 1961 se inicia la Línea K (la única que queda en servicio), con un recorrido desde la esquina de Necochea y Av. Pellegrini hasta Mendoza y Nicaragua.Su flota estuvo compuesta enteramente por unidades Fiat.

Al igual que lo ocurrido con la H, la K también experimentó una fuerte demanda lo que motivó a implementar el 8 de enero de 1962 la Línea L que desde Pellegrini y Necochea llegaba hasta Bv. Avellaneda y Mendoza. Por petición de los vecinos, en 1964 amplía su recorrido hasta Paraná y 9 de Julio frente a la Estación Rosario Oeste del FFCC General Belgrano.

En 1967 para optimizar el uso de la flota se fusionan las líneas G y J, originando la Línea M para unir San Martín y Muñoz con la Terminal de Ómnibus (Santa Fe-Cafferata). Así entonces quedarían las líneas M, H y K funcionando con 45 unidades en total.

Uno de los coches FIAT siniestrados en "El Rosariazo" (1969).


El 16 de septiembre de 1969, con el movimiento conocido como el Rosariazo se destruyen 8 unidades Fiat, 3 MAN y otras 14 quedan con daños de distinta consideración.

A raíz de estos sucesos cesa el servicio de la línea H y tan solo las 32 unidades sobrevivientes cubren los servicios de las líneas K y M.

En 1970 se incorporan al parque de unidades 12 coches "0 km" marca Mercedes Benz (fabricadas en 1953, destinadas a la ciudad de Bahía Blanca), más otras 11 de Mendoza que estaban fuera de circulación. Con estas 23 unidades en 1971 se reimplanta el servicio de la línea H.

En 1979, durante la dictadura militar (1976-1983) el servicio de trolebuses es privatizado. Aproximadamente en mayo de 1980, la empresa concesionaria incorpora 5 coches soviéticos ZIU de gran tamaño con tres puertas, pero es muy poco el tiempo en que prestan servicio (muy mal mantenidos, en 1984 se desguazan). En su momento causaron gran impresión por su tamaño y capacidad interior además de poseer suspensión neumática. Contaba con una puerta delantera para ascenso y dos para descenso: una en el medio y otra en la parte trasera del vehículo. A poco de ser puestos en servicios la puerta del medio fue clausurada.

Tras una larga serie de vicisitudes y malos manejos por parte de la empresa concesionaria privada, los trolebuses fueron decayendo en calidad de servicio y mantenimiento, siendo reemplazados paulatinamente por unidades gasoleras, fusionando líneas y eliminando otras.

El 31 de diciembre de 1992 circulan por última vez en esta primera etapa los trolebuses en la línea K (última que quedaba en servicio).

Segunda etapa

Tras un nuevo llamado a licitación, a fines de noviembre de 1992, se le otorga la concesión de la línea K a laUnión Transitoria de Empresas integrada por las firmas Capse S.A. (concesionaria del alumbrado público) y Molino Blanco S.R.L. (concesionaria de las líneas 133 y 143 del transporte urbano de pasajeros) que se denomino ECO-Bus.

Se le otorga un plazo de 180 días para comenzar a operar con trolebuses O km, aunque hubo que prorrogar dicho plazo. La concesión establecía una prestación por 15 años con opción a 5 más.

Los vehículos propuestos son los que circulan en la actualidad, chasis Volvo carrozados por la brasileña Marcopolo y con equipo Powertronics. La prestataria debía incorporar 20 unidades, renovar las subestaciones alimentadoras y poner en condiciones la red aérea. También debían ampliarse los extremos del recorrido: la Ciudad Universitaria por un lado y Mendoza y Wilde por el otro, este último se hizo parcialmente hasta Mendoza y Sánchez de Loria.

En 1994 llegan los Volvo/Marcopolo/Powertronics. Estos vehículos si bien eran 0 km fueron fabricados en Brasil en 1987 para un sistema de trolebuses de Belo Horizonte, algo que no se llevó a cabo y los coches quedaron guardados hasta este momento.

Pasada una década de prestación y tras la crisis del 2002, la empresa se presenta en convocatoria de acreedores y comienzan a surgir problemas con los trabajadores por sumas adeudadas. Los conflictos sindicales sumados a la mala relación que la concesionaria comenzó a tener con el municipio fueron los disparadores para que en octubre de 2004 se disponga la caducidad de la concesión y el día 25 de ese mismo mes la línea K pase a la órbita municipal a través de S.E.M.T.U.R..

En junio de 2005 se reparan integralmente los coches y salen a la calle luciendo los colores gris y naranja de S.E.M.T.U.R. Asimismo se repara el interno 5 que, víctima de un incendio, estuvo 10 años fuera de servicio. La flota se recompone y de 14 coches que había funcionando al tomar el servicio Semtur se logran poner en marcha los 20 que integran la totalidad.

En 2015 se inaugura una nueva vía incorporando 12 coches eléctricos para el corredor Sud-Oeste, que circulará por avenida Francia, llegando al centro de la ciudad por calle Mendoza y finalizando en la Ciudad Universitaria[2]

Other Languages