Tres días de libertad

Tres días de libertad es una película cinematográfica concebida como la crónica de un permiso carcelario.

Se ha de reseñar que aunque fuera rodada en el año 1995 se engloba dentro del género cinematográfico conocido como cine quinqui.

Cabe destacar la aparición en varias ocasiones de Luis del Olmo, interpretándose a sí mismo.

Sinopsis

Juan "El Gato", un conocido delincuente con una larga condena por cumplir, sale de la cárcel con motivo de un permiso de tres días de duración. A las pocas horas de salir un abogado compinchado con el comisario de policía, propone a Tony, hermano del Gato, que den un último golpe que en teoría no puede fallar ya que está muy bien amañado. Todo esto se trastoca cuando el Gato se enamora de Aurora y decide fugarse a Francia con ella. Entonces, un amigo y su hermano deciden llevar a cabo el robo, resultando este último muerto a tiros por la policía. El Gato, se entera por la radio de la muerte de su hermano y averigua entonces la trama organizada por el comisario. Una vez que el Gato encuentra al comisario acto seguido lo mata. A las pocas horas, el Gato vuelve a entrar puntual en prisión, como si nada hubiera pasado y en apariencia sin delinquir.

Other Languages