Tres Reyes (película 1999)

Tres Reyes es una película satírica de guerra de (1999) escrita y dirigida por David O. Russell, que cuenta una historia de John Ridley acerca de un robo de oro que se lleva a cabo durante el levantamiento iraquí de 1991 contra Saddam Hussein tras el fin de la Guerra del Golfo Pérsico. La película está protagonizada por George Clooney, Mark Wahlberg, Ice Cube, y Spike Jonze.

El crítico de cine Roger Ebert describió la película como "una extraña obra maestra, una película de una alocada guerra que mezcla acción y humor golpeándonos de frente dando lugar a una crítica política."[2]

Sinopsis

La película abre con la historia de un soldado del ejército iraquí tratando de rendirse cuando las tropas estadounidenses tratan de capturarlo cerca del final de la Guerra del Golfo. El Sargento de primera clase, Troy Barlow ( Mark Wahlberg), le dispara en la confusión sobre cómo manejar soldados callejeros, lo que le valió la admiración de sus compañeros, el Soldado de primera clase Conrad Vig ( Spike Jonze) y el Especialista Walter Wogeman ( Jamie Kennedy). Celebraciones bulliciosas continúan hasta la noche, hasta que el sargento jefe Chief Elgin ( Ice Cube) interrumpe la fiesta.

El mayor, Archie Gates ( George Clooney), un soldado de las Fuerzas Especiales del Ejército de EE.UU., que se encontraba manteniendo sexo por las historias militares de mayor importancia con una periodista, Cathy Daitch ( Judy Greer), cuando es interrumpido por Adriana Cruz ( Nora Dunn), la reportera de televisión que el debe escoltar en la zona militar. Todos los personajes están aburridos ya que la guerra ha terminado. Archie expresa la frustración que siente con respecto a la misión que le asignan así como su meta, sin embargo y de mala gana acepta.

Al día siguiente, Troy y su unidad de desarmamento, busca rendir a unos soldados iraquíes que se encuentran, entre ellos se encuentra un oficial iraquí que se resiste, la unidad encuentra un documento entre las mejillas de su trasero. Lo que encuentran parece ser un mapa, Troy decide no decirle nada a su comandante en jefe, en su lugar decide pedirle a Chief Elgin ayuda traduciendo su "mapa iraquí de culo" mientras Vig lo observa. Walter está guardando la tienda cuando aparece el Mayor Gates, tras la pista que Adriana encuentra. Archie los convence de que el documento es un mapa de los bunkers cerca de Karbala , que contienen lingotes de oro robado de Kuwait. Ellos deciden robar el oro, lo que provoca a Vig para improvisar una adaptación del villancico "We Three Kings".

Se pusieron en camino al día siguiente, usando las órdenes de alto el fuego del presidente Bush, que entran y asegurar los bunkers sin derramamiento de sangre. Allí, entre otros bienes saqueados de Kuwait, encuentran el oro, y se encuentran a varios rebeldes encerrados. A medida que se están yendo la esposa del hombre suplica a los soldados no abandonarles, pero la disparan la Guardia Republicana iraquí , y Archie decide que no pueden simplemente "agarrar el oro y irse." Liberan a un grupo de prisioneros iraquíes, entre ellos al líder rebelde disidente, violando el alto el fuego y desencadenando un tiroteo. Huyen del lugar y llegan refuerzos iraquíes, y en su intento de evitar un gas, los estadounidenses tienen un accidente en un campo de minas. Soldados iraquíes capturan a Troy mientras que un grupo de rebeldes salen a rescatar a los otros estadounidenses y los llevan a su guarida subterránea, junto con las bolsas de oro. Allí, Archie, Chief y Conrad se comprometen a ayudar a los rebeldes y a que sus familias lleguen a la frontera con Irán, después de rescatar a Troy.

Troy ha sido llevado a un búnker, cuando le dejan en una habitación llena de teléfonos móviles de Kuwait, se las arregla para llamar a su esposa y le dice su ubicación para que esta llame al Ejército. Su llamada se corta cuando le arrastran a una sala de interrogatorios. Para infligirle descargas eléctricas, le hacen beber aceite de motor, el Capitán iraqui Saïd ( Saïd Taghmaoui) explica que aprendió las técnicas de interrogación de los estadounidenses, regaña a Troy acerca de la hipocresía de la participación estadounidense en su pais, y le informa que su hijo fue asesinado durante el bombardeo de Bagdad.

Los soldados estadounidenses con los rebeldes van a buscar a los desertores del ejército iraquí, que tienen una flota de coches de lujo robados de Kuwait. Los coches están equipados como séquito de Saddam, hacen una artimaña para ahuyentar a los soldados del ejercito iraqui que piensan que un enfurecido Saddam Hussein está llegando para matarlos por haber perdido el oro. Después de asaltar el búnker, liberan a Troy, que perdona la vida a su torturador, así encuentran a mas rebeldes encerrados en un calabozo. Pero algunos de los soldados que huyeron regresan, Conrad y Troy son disparados. Conrad muere pero Troy sobrevive con un pulmón perforado, lo que requiere una válvula de aire en el pecho para aliviar la presión para que pueda respirar hasta que llegue a un hospital.

Llega el soldado Walter y la periodista Adriana, mientras el ejercito estadounidense trata de localizar a los soldados que fueron a por el oro después de recibir el mensaje de la esposa de Troy. Les dan un lingote a cada rebelde y el resto lo entierran mientras esperan al transporte para llegar a la frontera. Llegan a la frontera con Irán, donde tienen que escoltar a los rebeldes para protegerlos de los soldados iraquíes que vigilan la frontera en ese momento llegan helicópteros del ejercito estadounidense y detienen a los tres soldados mientras los rebeldes son recapturados y encerrados. Archie les dice que tienen el oro enterrado y que les dira donde esta a cambio de permitir que los rebeldes lleguen a Iran.

Los tres soldados son licenciados con honores gracias a la periodista Adriana Cruz. Archie va a trabajar como asesor militar en películas de Hollywood, Chief deja su trabajo en el aeropuerto para trabajar con Archie y Troy regresa con su esposa y con sus dos hijos para trabajar en su propia tienda de alfombras. El oro robado fue devuelto a Kuwait.

Other Languages