Trenes Argentinos Cargas

Trenes Argentinos Cargas
Belgrano Cargas y Logística
Sociedad del Estado
Trenes Argentinos Cargas.png

Locom gt22 trenesarg.jpg
Tren de carga de la empresa estatal argentina "Belgrano Cargas y Logística" en una zona rural del país.
Información general
TipoSociedad Anónima estatal
Fundación2013
PaísArgentina
SedeBandera de la Ciudad de Buenos Aires Padre Mugica 426, Buenos Aires
Organización
PresidenteEzequiel Lemos
ComposiciónTrenes Argentinos Infraestructura (40%)
Trenes Argentinos Operaciones (35%)
AGP (25%)[1]
Entidad superiorMinisterio de Transporte
DependenciasF.C. Belgrano (cargas)
F.C. Urquiza (cargas)
F.C. San Martín (cargas)
F.C. Sarmiento (cargas)
RelacionadosSitio web

Trenes Argentinos Cargas[4]​ (legalmente Belgrano Cargas y Logística S.A.) es una empresa pública argentina de transporte ferroviario de cargas. Integra Trenes Argentinos junto a otras empresas estatales del sector ferroviario.

Fue creada en mayo de 2013 por decreto de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner[5]​ para hacerse cargo de la explotación integral de la red carguera del Ferrocarril General Belgrano de la red ferroviaria argentina. En junio se hizo cargo asimismo de la explotación integral de la red de cargas de los ferrocarriles General Urquiza y General San Martín, incluyendo un sector correspondiente al Ferrocarril Sarmiento.

Sus accionistas son tres sociedades del Estado, Trenes Argentinos Infraestructura, Trenes Argentinos Operaciones y la Administración General de Puertos (AGP).[6]

Historia

La creación de Belgrano Cargas y Logística es consecuencia de un decreto de 2008[8]​ Además de las instalaciones y el material rodante en poder de la anterior concesionaria, la nueva empresa se hizo cargo del personal antes empleado por Ferrocarril General Belgrano Sociedad Anónima —una empresa residual resultante de la privatización de Ferrocarriles Argentinos— y de los Talleres Ferroviarios de Tafí Viejo que administraba esta última.

En una conferencia de prensa, el ministro del Interior y Transporte Florencio Randazzo justificó la reestatización debido a la ineficiencia de los operadores privados y la necesidad de impulsar el desarrollo del transporte ferroviario: "Estamos convencidos de que las concesiones fueron un fracaso y no acompañan el proceso de crecimiento que necesita Argentina, sobre todo en materia logística para bajar costos y los productos nacionales sean más competitivos [...]".[9]

A comienzos de junio de 2013, el Estado argentino rescindió los contratos de concesión con la empresa brasileña América Latina Logística (ALL), recuperando para sí la administración de la totalidad de los Ferrocarril General Urquiza y General San Martín con exclusión de la zona urbana del Gran Buenos Aires, así como un pequeño sector del Ferrocarril Sarmiento que también formaba parte de la concesión de ALL.[11]

La gestión integral de los mismos fue también encomendada a Belgrano Cargas y Logística, que es una sociedad anónima, cuyos principales accionistas son ADIF, SOFSE y AGP, todas sociedades del Estado.

Las tres líneas que tiene a cargo la empresa manejan 9344 km de vías que recorren 17 provincias, 88 locomotoras y 4650 vagones. De esa infraestructura gran parte, tras el fin de la concesión privada, estaba en mal estado y requería una inversión urgente.

En lo que hace a la infraestructura, desde mayo de 2013 se hicieron 400 kilómetros nuevos de vías y se repararon cerca de 400 vagones, con financiamiento aportado por el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner.[13]

Other Languages