Treintismo

El treintismo fue una corriente ideológica, y finalmente un movimiento propio, que se dio en la Confederación Nacional del Trabajo (CNT). Defendía la necesidad de una fase de preparación de unos años (no especificaban cuántos) antes del inicio de la revolución social. Además intentaban desmitificar el «mito revolucionario» y proponiendo una revolución por la educación y el ejemplo. Su visión chocaba con otra tendencia más radical del sindicato representada por la corriente faísta (aunque la mayoría de sus partidarios no estuviese vinculado a la la Federación Anarquista Ibérica, FAI) partidaria de la revolución inmediata.

Recibe su nombre de un documento llamado Manifiesto de los Treinta escrito en agosto de 1931. Llamados a veces posibilistas, moderados o reformistas, entre los treintistas estuvieron conocidos militantes anarquistas como Ángel Pestaña, Juan López Sánchez, Juan Peiró, Sebastián Clarà y Ricardo Fornells, entre otros.

Inicios del treintismo

Durante los primeros meses de la Segunda República Española los militantes que defendían este tipo de tesis (con diferencias tácticas entre Juan López, Joan Peiró y el propio Pestaña) controlaban los comités superiores de la CNT, poco a poco se fue conformando un ataque directo a sus posturas por parte de los militantes anarquistas más radicalizados. En el verano de 1931 tiene lugar una intensa oleada de huelgas en toda España que supera con creces las expectativas de todos. Por tanto los sectores partidarios de una revolución inmediata acusaron a los comités superiores de pasividad, de reformismo, de burócratas y de no hacer lo suficiente para aprovechar la situación del país para iniciar un proceso revolucionario.

El 30 de agosto de 1931 un grupo de 30 militantes conocidos de CNT lanza el conocido Manifiesto de los Treinta. 1 Se trataba de un documento bastante duro que acusa a sus críticos de demagogia y de falta de preparación para la revolución. Defienden la revolución, pero dicen que ésta debe ser un proceso bien preparado y no una prueba de voluntarismo individual.

Sin embargo, la oleada de huelgas arreció durante el otoño. Además coincidió con la apertura de nuevos conflictos sociales como algunas huelgas de alquileres o huelgas campesinas. El caso es que para agosto de 1931 CNT había atraído a cientos de miles de trabajadores. Solamente Cataluña tenía 307.449 afiliados en agosto 2 . Por todo esto a finales de año los comités superiores y el diario Solidaridad Obrera cambiaron de manos y fueron progresivamente ocupados por distintos miembros de la Federación Anarquista Ibérica (FAI). En esta época el sector treintista responde creando un órgano de prensa, Cultura Libertaria, que será su portavoz.

Other Languages
asturianu: Trentismu
català: Trentisme