Travelling

Rodaje de la película The Alamo.

Traveling "acarreo" (voz inglesa: «viajando» y que al español también podría ser traducida por «desplazando» o «desplazamiento»), se emplea en el cine para indicar que la cámara se desplaza de su ubicación mientras se graban imágenes.

El desplazamiento se realiza frecuentemente sobre un pequeño vagón que rueda sobre unas vías, a fin de asegurar la máxima suavidad de movimiento, especialmente en suelos irregulares. En caso de suelos lisos se utiliza un soporte con ruedas de goma, para evitar el laborioso montaje de las vías.

En el cine se desplaza a menudo la cámara con las manos y andando, para conferir una impresión más realista a las imágenes. Sin embargo, este modo de desplazamiento no se considera un travelling desde el punto de vista mecánico, aunque si desde el narrativo. Finalmente, existe también el travelling realizado desde una grúa, que puede llegar hasta el nivel del suelo, levantarse hasta una altura considerable, y girar en todas las direcciones.

Un buen travelling pasa generalmente desapercibido al espectador, quien se encuentra inmerso en la acción, pero contribuye considerablemente a amenizar la película desde un punto de vista fotográfico.

Historia

El primer movimiento de cámara de la historia del cine se atribuye a Alexandre Promio, cuando rodó una góndola navegando por el Grand Canal de Venecia. Cabe destacar que Promio fue el operador de los hermanos Lumière.

A partir de este momento, se utilizaron varios medios para mover la cámara, como barcos, automóviles, trenes, ascensores, funiculares, cintas de correr, trineos, aerostatos y, más adelante, aviones y drones. Georges Méliès también incorporó movimientos de objetos para crear efectos similares a los del travelling, con el objetivo de introducir efectos de aumento de tamaño, como en El hombre de la cabeza de goma, o efectos de desplazamiento, como en Viaje a la Luna. Para llevar-lo a cabo, Méliès colocaba el objeto que quería aumentar en un carro que se desplazaba hacia la cámara.

El 1903, Alfred Collins, quien trabajó con Gaumont, realizó en Matrimonio en auto una persecución de coches en que se pasaba de un coche a otro, un montaje que no se había visto hasta el momento. Para que el público pudiera comprender la simultaneidad de planos, indicaba la transición de un coche al otro con subtítulos que informaban de que coche se trataba: el perseguido o el perseguidor.

El 1912, muchas películas norteamericanas recurrían a una serie de tomas en movimiento y se dejaron de utilizar subtítulos para explicar el cruce de imágenes des de la primera película de D. W. Griffith, Las aventuras de Dollie, porque las acciones simultaneas pasaban en distintos escenarios. Al utilizar escenarios diferentes nacía el montaje en paralelo, y el público empezó a entender la mezcla de planos.

En el año 1912, Oscar Apfel realizó un filme para Thomas Edison donde aparecían flashbacks, Le Passant. En esta película se dejan atrás las persecuciones, frecuentes en las cintas anteriores, y se utilizan travellings psicológicos, tal y como se nombraron en la década de los cincuenta. Apfel optó por mover la cámara adelante y atrás sobre un carro que se acercaba o alejaba al actor cuando tenía los flashbacks.

Dos años después, el 1914, el italiano Giovanni Patrone utilizó un método de travelling descriptivo para realizar su película Cabiria. En esta película la cámara se mueve varias veces delante de un escenario o grupo de actores para plasmar y describir con detalle la situación de la escena.

El travelling[2]

Other Languages
català: Tràveling
Deutsch: Kamerafahrt
English: Tracking shot
euskara: Travelling
suomi: Kamera-ajo
français: Travelling
italiano: Carrellata
Nederlands: Tracking shot
português: Travelling