Tratados de Locarno

Los tratados de Locarno, comúnmente denominados Acuerdos de Locarno, es el nombre que recibieron los siete pactos[1] destinados a reforzar la paz en Europa después de la I Guerra Mundial firmados por los representantes de Bélgica, Checoslovaquia, Francia, Alemania, Reino Unido, Reino de Italia y Polonia en la ciudad suiza de Locarno ( cantón del Tesino o Ticino), el 16 de octubre de 1925.

Los acuerdos y sus firmantes

El ministro de exteriores polaco, Skrzyński, representante de su país en Locarno.

Fueron el fruto de una serie de reuniones a las que asistieron, entre otros, los ministros de Asuntos Exteriores alemán ( Gustav Stresemann), francés ( Aristide Briand) y británico ( Joseph Austen Chamberlain), así como el jefe de gobierno italiano Benito Mussolini.

Los ocho documentos incluían:[1]

  1. Un acuerdo de garantías mutuas entre Francia, Reino Unido, Alemania, Italia y Bélgica.
  2. Un acuerdo de arbitraje entre Bélgica y Alemania.
  3. Un acuerdo de arbitraje entre Francia y Alemania.
  4. Un acuerdo de arbitraje entre Alemania y Polonia.
  5. Un acuerdo de arbitraje entre Alemania y Checoslovaquia.
  6. Una propuesta de alianza entre Francia y Polonia.
  7. Otra entre Francia y Checoslovaquia.
  8. Una declaración de los firmantes del acuerdo de garantías mutuas (véase el primer punto) sobre la manera de interpretar ciertos puntos de la carta de la Sociedad de Naciones.
Other Languages