Tratado por el que se establece una Constitución para Europa

Salón de los Museos Capitolinos de Roma, con la estatua del papa Inocencio X de fondo, donde se firmó el tratado.

El llamado Tratado por el que se establece una Constitución para Europa, más conocido como Constitución Europea o Tratado Constitucional, cuyo proyecto había sido aprobado el 18 de junio de 2003, fue firmado en Roma por los jefes de gobierno de los países que formaban la Unión Europea a 29 de octubre de 2004.

La UE se basa en los Tratados Constitutivos ( Tratado de París, mientras existió la CECA, y Tratado de Roma) y los Tratados y Actas que los modifican ( Bruselas, Acta Única Europea, Maastricht, Ámsterdam, Niza y los sucesivos Tratados de Adhesión) que fijan sus normas de funcionamiento y actuación. Este nuevo documento (conocido técnicamente como "Tratado constitucional") reemplazaría dichos tratados y sería similar a la constitución de un país.

El 12 de enero de 2005, el Parlamento Europeo aprobó una resolución por 500 votos a favor, 137 en contra y 40 abstenciones, en la que recomendó a los Estados miembros que ratificaran la Constitución.

En algunos países, el tratado fue sometido a referéndum que tuvo resultados distintos y mientras en España hubo una campaña de bajo nivel por eso los electores lo aprobaron con una baja participación (44%) en Francia y Holanda con una alta participación (69 y 63%, respectivamente) fue rechazado. Ello provocó una crisis institucional europea.

Objetivos del Tratado, según la UE

  • Armonizar y estabilizar la legislación comunitaria ya existente en un mismo documento jurídicamente vinculante.
  • Definir la Unión Europea como una unión de estados y ciudadanos con unos derechos fundamentales.
  • Reparto de competencias mejorado:
    • Reforzamiento del Parlamento (aunque sigue siendo eminentemente consultivo) y la Comisión europea.
    • La presidencia del Consejo será permanente, en periodos de 2 años y medio que se pueden prolongar una sola vez.
    • Creación del cargo de ministro de Relaciones Exteriores de la Unión Europea.
    • Avances en la libertad, seguridad y justicia comunes.
    • Referéndum europeo.
  • Simplificar: Los vetos han supuesto el principal escollo para la integración. El Tratado mantiene la unanimidad en la fiscalidad, política exterior y asuntos sociales, pero no será necesaria en justicia e interior, medio ambiente, mercado interior y transportes. Sin embargo el Tratado deja la posibilidad de eliminar la unanimidad en uno u otro punto si así lo decide el voto a favor de todo el Consejo de la UE.
  • Cambio del sistema de voto establecido en el Tratado de Niza, concediendo más poder a los países con más población.
Other Languages
日本語: 欧州憲法
한국어: 유럽 헌법
中文: 欧盟宪法