Tratado de Valençay

El Tratado de Valençay es un acuerdo firmado en la localidad francesa del mismo nombre, en diciembre de 1813, por el que el emperador Napoleón I ofrecía la paz y reconocía a Fernando VII como rey de España, como consecuencia de las derrotas sufridas en la Guerra de la Independencia y, especialmente, del deterioro progresivo del ejército francés y de la moral de los soldados por el continuo acoso de las tropas españolas e inglesas y de la guerrilla española. El tratado no entró en vigor en España ya que las Cortes y la Regencia en Madrid no lo aceptaron.

Contexto histórico

En virtud del Tratado de Fontainebleau, por el que España planeaba repartirse Portugal con Francia, las tropas francesas entran en la Península Ibérica e inician una ocupación de España. El levantamiento militar español contra las tropas de Napoléon tuvo lugar el 2 de mayo de 1808 en Madrid, dando comienzo la Guerra de la Independencia Española con apoyo de las tropas británicas.

En 1812 en Europa se forma la Sexta Coalición, que consigue importantes victorias contra las tropas francesas en Rusia, Alemania y, por descontado, en España, donde la guerra se estaba prolongando mucho en detrimento de las tropas francesas. Tras la Batalla de Leipzig, en la que Francia pierde contra Rusia, Austria, Prusia y Suecia, cada vez es más evidente que la batalla se va a trasladar al propio suelo francés.

En España, Napoleón había colocado en el trono a su hermano, José Bonaparte, aunque contaba con Fernando VII y su padre Carlos IV presos en el Castillo de Valençay, con cierta comodidad. Aunque en un primer momento se resistió a utilizar a Fernando para firmar un tratado que le garantizara la paz en España, en 1813 se vio en la necesidad de iniciar este plan.

Other Languages