Tratado de Libre Comercio entre Colombia y Estados Unidos

Balanza comercial entre Colombia y Estados Unidos.jpg
Año Exportaciones
de Colombia
Importaciones
de Colombia
Balanza
Comercial
2004 7,256,112 4,504,995 2,751,117
2005 8,849,380 5,462,357 3,387,023
2006 9,265,684 6,708,604 2,557,080
2009 11,323,117 9,451,459 1,871,658
2010 15,659,298 12,067,665 3,591,633
2011 23,114,212 14,335,692 8,264,865
2013 21,626,227 18,369,302 3,256,925
2015 14,056,886 16,503,126 - 2,446,240
Datos en dólares estadounidenses ( USD). Fuente:[1]

El Acuerdo de Promociones Comerciales entre Estados Unidos y Colombia, también llamado TLC (en inglés: Colombia Trade Promotion Agreement (TPA)), es un Tratado de Libre Comercio (TLC) entre Colombia y Estados Unidos. Aprobado el 12 de octubre de 2011 por el congreso de los Estados Unidos y en vigencia desde el 15 de mayo de 2012.[2]

George Bush y Nancy Pelosi se enfrentaron por el trámite del tratado ante el Congreso.

Historia

El 27 de febrero de 2006 se finiquitó este Tratado entre Colombia y Estados Unidos, después de 21 meses, 15 rondas y 100 reuniones entre las partes.[3]

Aprobación

En cuanto a su trámite legislativo, para entrar en vigencia con rigor legal, debió surtirse su ratificación por parte de los congresos de Estados Unidos y Colombia.

Desde el 15 de mayo de 2012 entró en vigencia el Tratado de Libre Comercio (TLC) firmado por Colombia y Estados Unidos con el objetivo de promover el comercio entre los dos países. El Tratado afecta todos los sectores de la economía y la vida productiva nacional, entre ellos las TIC.

Si usted no tiene claro qué es el Tratado, para qué sirve o cómo lo podría afectar, no se preocupe, en Colombia Digital le damos diez respuestas a las preguntas básicas sobre el TLC entre Colombia y Estados Unidos.


1- ¿Qué es el TLC? Un Tratado de Libre Comercio (TLC) es un acuerdo entre dos o más países, firmado luego de varias rondas de negociación, que busca acelerar la economía a través de la apertura del mercado nacional para la oferta extranjera.

Básicamente, un TLC busca incrementar los flujos de capital derivado del comercio entre los países, promover la inversión extranjera y, en consecuencia, incentivar el desarrollo económico y social de las naciones que intervienen.

En el caso del acuerdo firmado entre Colombia y Estados Unidos, este se conoce como TLC, aunque su nombre técnico fue Acuerdo de Promociones Comerciales, en inglés Trade Promotion Agreement (TPA). El objetivo básico de este trato es la reducción de aranceles e impuestos para que los productores de los dos países puedan comerciar libremente. Bajo este tratado, Colombia eliminó los aranceles para el ingreso al país de cerca del 82% de los productos industriales generados en Estados Unidos, por su parte, EE.UU. los eliminó para casi la totalidad de los productos colombianos que pasen sus fronteras.


2. ¿Qué otros tratados comerciales ha firmado Colombia?

El TLC firmado con Estados Unidos no es el primero ni el último de los acuerdos comerciales que Colombia ha pactado. Como se ve en la tabla tomada del libro “El TLC Colombia – Estados Unidos y las Telecomunicaciones”, de descarga gratuita en nuestro sitio web, actualmente están vigentes ocho tratados, y otros tantos están en distintas etapas de negociación. Cada uno de estos tratados ha pasado un proceso de negociación similar y cada uno de ellos cuenta con normas particulares y ha generado políticas de Estado específicas para aprovechar las garantías que ofrecen.


Vigentes


Suscritos


En negociación


Posible negociación

Estados Unidos


Unión Europea


Panamá


Japón

Canadá


Corea


Turquía


Australia

Suiza


EFTA


Costa Rica


China

Triángulo del norte: El Salvador, Guatemala, Honduras


Noruega, Islandia, Liechtenstein



Comunidad del Golfo

G2 México





Singapur

Chile





Indonesia

Mercosur: Brasil, Argentina, Paraguay, Uruguay





República Dominicana

CAN: Perú, Ecuador, Bolivia







3. ¿De qué está hecho el TLC Colombia – Estados Unidos?

Este TLC, al igual que los otros acuerdos firmados por Colombia, está constituido por normas y procedimientos derivados de ellas, las cuales son aplicables en igualdad de condiciones para los dos países. El TLC no es una Ley, ni está conformado por ellas; sin embargo, de acuerdo a la Constitución Política de nuestro país, los acuerdos internacionales tienen todo el rigor y han de ser acatados como cualquier otra normativa vigente.

El TLC es una especie de guía metodológica de cómo exportar – importar entre los países firmantes, con recomendaciones generales y criterios que determinan el marco bajo el cual cada país puede actuar para obtener los mayores beneficios. En este sentido, por una parte es necesario que los dos países expidan legislaciones para temas específicos que aprovechen las condiciones bilaterales; por la otra, cada país es libre de dictar sus políticas económicas nacionales y tomar las medidas que considere pertinentes para impulsar el comercio internacional y especialmente proteger y promover la exportación de sus productos.


4. ¿Cómo está organizado este TLC?

El acuerdo vigente con Estados Unidos está organizado en un documento de veintitrés capítulos, cada uno de ellos dedicado a temas específicos, así:


Organización TLC Colombia – Estados Unidos

Preámbulo



Capítulo 1


Disposiciones Iniciales y Definiciones Iniciales

Capítulo 2


Trato Nacional y Acceso de Mercancías al Mercado

Capítulo 3


Textiles y Vestido

Capítulo 4


Reglas de Origen y Procedimientos de Origen

Capítulo 5


Procedimiento Aduanero y Facilitación del Comercio

Capítulo 6


Medidas Sanitarias y Fitosanitarias

Capítulo 7


Obstáculos Técnicos al Comercio

Capítulo 8


Defensa Comercial

Capítulo 9


Contratación Pública

Capítulo 10


Inversión

Capítulo 11


Comercio transfronterizo de Servicios

Capítulo 12


Servicios Financieros

Capítulo 13


Política de Competencia

Capítulo 14


Telecomunicaciones

Capítulo 15


Comercio Electrónico

Capítulo 16


Derechos de Propiedad Intelectual

Capítulo 17


Asuntos Laborales

Capítulo 18


Medio Ambiente

Capítulo 19


Transparencia

Capítulo 20


Administración del Acuerdo y Fortalecimiento de Capacidades Comerciales

Capítulo 21


Solución de Controversias

Capítulo 22


Excepciones Generales

Capítulo 23


Disposiciones Finales




5. ¿Cuál es la vigencia del TLC Colombia – Estados Unidos? El TLC firmado con Estados Unidos entró en vigencia el pasado 15 de mayo de 2012, según lo acordaron los presidentes Juan Manuel Santos y Barack Obama en la Cumbre de las Américas de este mismo año. Este Acuerdo, al igual que otros TLC no tiene una “fecha de vencimiento”, sino que cualquiera de las partes puede solicitar a la otra su reforma o terminación siguiendo el procedimiento que el documento final del Acuerdo contiene.


6. ¿Cuáles son las ventajas de haber firmado este TLC? Aún es muy pronto para evaluar las ventajas o dificultades derivadas de la firma del Tratado, sin embargo es posible hacer un balance general de acuerdo con las proyecciones de los especialistas en comercio internacional:

   Aumento y aceleración del crecimiento económico derivado del mayor flujo de capital.
   Incremento de las exportaciones, especialmente las de productos y servicios que no eran considerados antes como “tradicionales” en el mercado.
   Aumento de la competitividad de la industria nacional derivado del acceso a nuevas tecnologías, materias primas y conocimientos provenientes del otro país a menores costos.
   Estabilidad del mercado laboral en el sector industrial, en la medida que las empresas requerirán su planta de personal para producir los bienes que exportarán. Así mismo, existe la posibilidad de generar más empleo en la medida que se amplíen las ventas en el mercado extranjero.
   Aumento de la confianza inversionista.
   Modernización del Estado y de las organizaciones relacionadas con el comercio exterior.


7. ¿Cuáles son las desventajas?

Al igual que sucede con las ventajas, el panorama de dificultades y riesgos no es fácil de prever, pero los expertos sugieren prestar atención especial a los siguientes puntos:

   Desequilibrio de la economía interna y desprotección de sectores productivos poco beneficiados con la negociación del Tratado.
   Desajuste en materia de ingresos tributarios, ya que al eliminar los aranceles de entrada de productos extranjeros se estaría dejando de recibir impuestos por este concepto, lo que podría ahondar el déficit fiscal nacional; sin embargo, los analistas esperan que este dinero se recupere por concepto de IVA e Impuesto de Renta derivados del mayor movimiento de la economía.
   Poca capacidad de adaptación de las empresas nacionales frente a los estándares internacionales de producción, generando monopolios y captación del mercado por parte de la oferta norteamericana que entre al país.


8. ¿Qué oportunidades se abren realmente para los empresarios colombianos?

Una vez entró en vigencia el Acuerdo, la gran oportunidad de los empresarios, comerciantes y en general todo aquel que pueda proveer un producto o servicio a los Estados Unidos radica en poder acceder a un mercado de más de trescientos millones de habitantes con un PIB per cápita de USD 46.715, dispuestos a conseguir la mejor relación costo / beneficio.

No todos los productos y servicios están amparados por el TLC, es decir, no todos podrán pasar las fronteras sin pagar aranceles. Proexport publicó las listas oficiales de productos y servicios desgravados, clasificándolos entre agrícolas y no agrícolas. Como ya mencionamos, Estados Unidos desgravó la entrada casi la totalidad de los productos industriales producidos por Colombia, así que amplios sectores de la economía podrán beneficiarse con este Tratado.

Con la información aportada por Proexport, El Tiempo produjo un mapa que ubica las oportunidades de negocios en Estados Unidos disponibles para los empresarios nacionales.


oportunidades-de-negocios-en-estados-unidos

Referencia: www.proexport.com.co


9. ¿Cuáles son los retos para los productores colombianos? Es cierto que la entrada al mercado norteamericano no solo requiere de un TLC sino que supone una serie de retos que la industria nacional habrá de sortear para ser competitiva en los Estados Unidos y a la vez mantener el liderazgo en el país. Algunos de los retos que tienen los productores colombianos son:

   Cumplimiento de estándares internacionales de calidad.
   Mejoramiento de los sistemas de producción para garantizar calidad a la vez que se reducen costos.
   Adopción y uso intensivo de nuevas tecnologías.
   Capacitación del personal para responder a las demandas específicas de los mercados nacional y extranjero.
   Conocimiento de la normativa internacional en materia de comercio.
   Descentralización de las operaciones y asentamiento en Estados Unidos.


10. Siendo un ciudadano del común, ¿cómo me beneficia el Tratado? Sin duda los mayores beneficiados de los dos países serán los consumidores, en la medida que podrán elegir entre los mejores productos y los precios más favorables. Si bien los productores accederán a una masa de compradores ávidos por gastar su dinero, los ciudadanos del común podrán empezar a ver nuevos productos, que cumplen estándares internacionales, con precios atractivos en sectores como los alimentos, el vestuario, las manufacturas e incluso algunos servicios específicos.

Así mismo, en materia de compras directas de productos extranjeros los ciudadanos tendrán a su disposición listas de compras, en su mayoría libres de aranceles, a las cuales pueden acceder a través de los servicios de comercio electrónico. En este caso se debe tener en cuenta que aun cuando los impuestos de entrada pueden eliminarse, siempre estarán los costos de envío que pueden aumentar el valor final de un producto. Aquí los importadores mayoristas tienen las de ganar porque podrán ofrecer los productos habituales, y otros tantos a menor precio, y los clientes podrán ahorrarse los aranceles y los gastos de envío directo.

En Estados Unidos, al final del mes de agosto de 2006 el presidente 
George W. Bush entregó al 
Congreso de los Estados Unidos el texto final del acuerdo, para su discusión y aprobación. Desde 
abril de 2008 la votación para su aprobación quedó aplazada después de que el expresidente Bush enviara el tratado de manera intempestiva para su aprobación, lo que fue considerado como una presión indebida por parte del 
Partido Demócrata en cabeza de la presidenta de la Cámara 
Nancy Pelosi.[4]

Durante la campaña presidencial del 2008 en Estados Unidos el tema del tratado salió a relucir en algunas ocasiones. El entonces candidato por el Partido Republicano de los Estados Unidos John McCain manifestó en un debate televisado su respaldo, mientras el entonces candidato por el Partido Demócrata de los Estados Unidos el Presidente Barack Obama manifestó que no le parece conveniente mientras en Colombia persistan las violaciones a los derechos humanos de los sindicalistas.[6]

La demora en la aprobación definitiva del TLC, por parte de los congresos de ambos países, puso en aprietos a los exportadores que disfrutan de los beneficios arancelarios de la Ley de Preferencias Arancelarias Andinas y Erradicación de la Droga (ATPDEA).[7]

Por su parte, el Congreso Colombiano ratificó el TLC, mediante ley 1143 del 4 de julio de 2007 y la Corte Constitucional, lo declaró ajustado a la constitución, el 24 de julio de 2008, por medio de la sentencia C-750 de 2008.[9]

El tratado fue aprobado en la VI Cumbre de las Américas que tuvo lugar en Cartagena del 9 de abril al 15 de abril de 2012, y entró en vigencia el 15 de mayo de 2012.[2]