Transatlántico

El buque RMS Queen Mary 2 en Saint-Nazaire ( 2005). Perteneciente a la naviera Cunard Line, es el transatlántico más grande, más lujoso y caro construido en la historia marítima.

Un barco transatlántico, o trasatlántico, como su nombre indica, es una nave capaz de cruzar el océano Atlántico, viaje conocido como travesía del Atlántico. Los primeros verdaderos transatlánticos eran propulsados por motores de vapor y se les conocía con el nombre de « vapores».

El término, en sentido amplio, se contrapone al de barcos de cabotaje; es decir, los transatlánticos son cruceros mayores que pueden navegar varios días o semanas sin avistar la costa, capaces de atravesar por costumbre mares y océanos, con envergaduras descomunales y de similares capacidades para tripulantes. Sus usos generales son para ocio y grandes transportes de objetos materiales y personas ( pasajeros).

Durante los años 1960, tras la llegada de los primeros grandes aviones de línea a reacción, como el Boeing 707, se popularizaron y extendieron las líneas aéreas, con lo cual la suerte de las grandes compañías de navegación transatlántica sufrió un durísimo golpe. Muchas se arruinaron y grandes y lujosos buques fueron dedicados al servicio de ferry o acabaron en el desguace antes de tiempo.

Hoy en día, la mayoría de los buques de tipo transatlántico se utilizan para hacer cruceros turísticos, pero también tienen otros usos como el transporte de materiales o comida.

Introducción

El RMS Queen Mary, fotografiado en Nueva York a principios de la década de 1960. Actualmente es un museo flotante situado en el muelle de Long Beach ( California), y uno de los últimos transatlánticos supervivientes.
El RMS Queen Elizabeth (1940), uno de los más famosos transatlánticos de mediados del siglo XX.

Los transatlánticos fueron el principal modo de transporte intercontinental durante más de un siglo, desde mediados del siglo XIX hasta la década de 1960, cuando comenzaron a ser reemplazados por el uso del avión como medio de transporte. Además de pasajeros, los transatlánticos transportaban correo y carga. Los buques contratados para llevar el correo real británico ( Royal Mail) utilizaban el acrónimo RMS en su designación. Los transatlánticos eran también el modo preferido para transportar oro y otras mercancías de alto valor.[1]

La ruta más transitada por los transatlánticos se encontraba en el Atlántico Norte, con barcos que viajan entre Europa y América del Norte. Fue en esta ruta que los transatlánticos más grandes, rápidos y avanzados prestaban su servicio. Pero mientras que en la imaginación popular contemporánea el término "transatlánticos" evoca estos grandes buques, la mayoría de los transatlánticos históricamente eran barcos de tamaño medio que sirvieron como medio de transporte de pasajeros y mercancías entre las diferentes naciones y entre las metrópolis de origen y sus colonias, en la era previa a los aviones a reacción. Dichas rutas incluían Europa y sus colonias de África y Asia, Europa a América del Sur, y el tráfico de migrantes de Europa a América del Norte en el siglo XIX y las dos primeras décadas del siglo XX, así como para Canadá y Australia después de la Segunda Guerra Mundial.

Las compañías navieras son empresas dedicadas al transporte de pasajeros y carga, a menudo en rutas y horarios establecidos. Los viajes regulares programados en una determinada ruta son llamados "viajes de línea" y los barcos (pasajeros o de carga) de comercio en dichas rutas en base a un determinado calendario se denominan " navíos de línea" o transatlánticos. El término "transatlántico" ha llegado a ser utilizado de forma intercambiable con "barco de pasajeros", aunque puede referirse a un buque de carga o mixto (de pasajeros y carga).

Con el advenimiento de la era del avión a reacción, con la que el servicio de barcos transoceánicos comenzó un marcado declive, tuvo lugar una transición gradual de los buques de pasaje como medio de transporte hacia buques de cruceros, que sigue en la actualidad. [2] Para que los transatlánticos pudieran seguir siendo rentables, las compañías de cruceros modificaron algunos de sus buques para operar en las rutas de cruceros, como el RMS Queen Elizabeth 2 o el SS France. Ciertas características de los transatlánticos de más edad hicieron que fueran inadecuados para su uso en cruceros, tales como el alto consumo de combustible, el calado que les impedía entrar en los puertos de poca profundidad, y camarotes (a menudo sin ventanas) diseñados para maximizar el número de pasajeros en lugar de la comodidad.

Los barcos italianos SS Michelangelo y SS Raffaello, los últimos buques construidos específicamente para su uso en la travesía del Atlántico, no pudieron ser reconvertidos de forma económica y protagonizaron breves carreras.[3]

Other Languages
български: Лайнер (кораб)
dansk: Oceanskib
Ελληνικά: Υπερωκεάνειο
English: Ocean liner
suomi: Linjalaiva
français: Paquebot
Bahasa Indonesia: Kapal samudera
italiano: Transatlantico
한국어: 원양 정기선
Nederlands: Oceaanlijner
norsk bokmål: Ocean liner
português: Transatlântico
română: Pachebot
Simple English: Ocean liner
svenska: Oceanångare
українська: Лайнер
中文: 郵輪