Tragedia de Valley Parade

Un monumento, erigido en la tribuna principal del Valley Parade, a las víctimas del incendio

La Tragedia de Valley Parade fue una serie de sucesos acaecidos el 11 de mayo de 1985 en el Estadio de Valley Parade en Bradford, Inglaterra, en el que murieron 56 personas y 265 resultaron heridas debido al incendio de las tribunas. Todo ocurrió durante la celebración de un encuentro de la Football League Third Division, tercera categoría del fútbol inglés, entre el Bradford City y el Lincoln City. Dos semanas después, el 29 de mayo, sucedía la Tragedia de Heysel (39 muertos) en la final de la Liga de Campeones de Europa entre el Liverpool y la Juventus de Turín.

La tragedia

El 11 de mayo de 1985 en el Estadio de Valley Parade se disputaba el último partido de liga entre el Bradford City, el cual celebraba su ascenso a la Second Division, y el Lincoln City, cuando poco antes del final de la primera parte (hacia las 15.40 h) se originó un incendio en la tribuna principal, la cual databa del año 1908. El árbitro Don Shaw avisado por uno de sus líneas suspendió el partido tres minutos antes del descanso; tras esta medida la mayor parte de los espectadores saltaron al terreno de juego para ponerse a salvo. Aquellos que decidieron escapar por los tornos de entrada quedaron atrapados en el infierno, debido a que las puertas habían sido cerradas para evitar que los espectadores entraran sin pagar. Las investigaciones posteriores determinaron que la causa del incendio había sido un cigarro o una cerilla mal apagados, que junto con los restos de basura acumulados durante años bajo los asientos y la madera de las gradas produjeron un efecto devastador. En tan sólo cuatro minutos el fuego se extendió por toda la grada provocando su caída.

Other Languages