Tragedia de Cromañón

Tragedia de República Cromañón
Fecha 30 de diciembre de 2004
Hora 22:50 ( UTC-3)
Causa Incendio provocado por una bengala
Lugar Bandera de Argentina Bartolomé Mitre 3060, Once,
ciudad de Buenos Aires,
Argentina
Coordenadas 34°36′33″S 58°24′35″O / -34.609166666667, 34°36′33″S 58°24′35″O / -58.409722222222
Fallecidos 194
Heridos 1432[1]
[ editar datos en Wikidata]

La tragedia de Cromañón fue un incendio producido la noche del 30 de diciembre de 2004 en República Cromañón, establecimiento ubicado en el barrio de Once de la ciudad de Buenos Aires, durante un recital de la banda de rock Callejeros. Este incendio provocó una de las mayores tragedias no naturales en Argentina[1]

Esta tragedia causó, además, importantes cambios políticos y culturales. En relación a lo político, la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires inició un juicio político para destituir al entonces Jefe de Gobierno Aníbal Ibarra por considerarlo responsable político de la tragedia. El enjuiciamiento terminó con su destitución, y fue reemplazado por el Vicejefe de Gobierno, Jorge Telerman. En cuanto a lo cultural, la tragedia concientizó a la sociedad sobre el estado de las discotecas y locales destinados a espectáculos musicales. El gobierno revisó el estado de las discotecas y locales bailables, lo que resultó en la clausura de una gran cantidad de ellos.

El local

Zapatillas de las víctimas y mural pidiendo justicia por ellas.
Protesta en la Plaza de Mayo por las víctimas de la tragedia el 9 de diciembre de 2007. En la foto están las madres de los fallecidos Sofía Morales y Nicolás Landoni.

República Cromañón, también conocida como República Cromagnón,[5] del under de la época, Café Einstein (que funcionó durante la primera mitad de la años ochenta) y Cemento, eran de su propiedad.

En todas estas semanas de autocríticas más o menos reflexivas, el mundo del rock se olvidó de mencionar que los antros de Chabán representaban, en efecto, una especie de alternativa al circuito de espacios civilizados que creció en los últimos tres o cuatro años: Obras concesionado por Pop Art, El Teatro, La Trastienda, etcétera. Esa falta de control que prevalecía en Cromañón y Cemento, de algún modo, les permitía a los artistas imponer sus reglas: por ejemplo, la contratación de patovicas[6] que no maltrataran a la gente. Las bandas nos sentíamos cómodas en Cemento y en Cromañón. No reparábamos en otras cosas, dice Toti, de Jóvenes Pordioseros. Antes había que pasar por Cemento para ser alguien en el under. Y ahora tenías que hacerte fuerte en Cromañón, es la verdad. ¿Por qué no lo dice nadie? Porque nadie quiere quedar pegado.

Pablo Plotkin, revista Rolling Stone[7]

La propiedad donde se encontraba República Cromañón no pertenecía a Chabán, sino a una empresa llamada Nueva Zarelux SA, radicada en la ciudad uruguaya de Montevideo.[8]

Nueva Zarelux SA fue creada el 4 de junio de 1984, y los socios fundadores son Herry Luis Vivas San Martín y María Dora Velázquez. Una investigación del diario Brecha de Uruguay entrevistó a Vivas, quien declaró que el Estudio Cukier & Cukier, radicado en Montevideo, le pagó para aparecer como socio en el estatuto.[8]

La empresa Lagarto SA era la locataria del lugar, y cedía la explotación a diferentes personas.[13]

Other Languages