Tragedia de Alpatacal

Origen

El gobierno chileno del Presidente Emiliano Figueroa Larraín había recibido la invitación de su par argentino Marcelo T. de Alvear para que la Escuela Militar del Libertador Bernardo O'Higgins desfilara el 9 de julio de 1927 junto a las Escuelas de Oficiales de Uruguay, Paraguay y Brasil, que también habían sido invitadas, con ocasión de las solemnes celebraciones de la independencia nacional Argentina[2]

Cuando el Presidente de la República, le manifestó al Ministro del Interior, Coronel Carlos Ibáñez del Campo, sus aprensiones para aceptar la invitación, porque las grandes nevadas de la cordillera podrían entorpecer el viaje de los muchachos, éste le contestó: "Si fuera necesario, que atraviesen la cordillera a pie; para eso son soldados."[2]

Pero los viajeros no tuvieron ningún problema en la travesía a bordo del Ferrocarril Trasandino. Viajaban dos compañías de cadetes comandadas por el Director de la Escuela, Coronel José María Barceló Lira,[2] la primera de ellas a cargo del Capitán Guillermo Aldana y los tenientes Stringe, Garrido, y Sagüés. La segunda iba al mando del Capitán Guillermo Rosa y los tenientes Andrade, Miranda, y Gundelach.

Other Languages