Tota Alba

Dolores Bejarano Alba ( Buenos Aires, 5 de marzo de 1914Madrid, 1983), más conocida como Tota Alba, fue una actriz española.[2]

Biografía

Hija de Josefina Bejarano, actriz española emigrada a Argentina, estudió Geografía, Historia y Literatura en ese país. A mediados de los años treinta su familia regresó a España, y Tota inició su carrera teatral en papeles, en general, de tono cómico y desenfadado. Manuel Gómez García anota en su diccionario que su primera representación teatral fue junto a Narciso Ibáñez Menta en El hombre y la bestia.[4]

Trabajó en las compañías de Lola Membrives, Milagros Leal, Valeriano León y Aurora Redondo.[ cita requerida] De esa época son sus representaciones de Déjeme usted que me ría o Ni pobre ni rico, sino todo lo contrario, así como en La Orestíada (1960), de Esquilo, en el Festival de Teatro Clásico de Mérida.

Debutó en el cine en 1955 con la obra Suspenso en comunismo, de Eduardo Manzanos, iniciando una larga trayectoria como actriz secundaria especializada en papeles cómicos, en títulos como El hombre que viajaba despacito (1957), con guion de Miguel Gila, Los tramposos (1959), de Pedro Lazaga, Un tipo de sangre, de León Klimovsky, Mi calle (1960), de Edgar Neville, Chica para todo (1963), de Mariano Ozores o Españolas en París (1971). En 1964 Fernando Fernán Gómez le permitió mostrar también su capacidad para los papeles dramáticos en El extraño viaje.

Other Languages