Torredonjimeno

Torredonjimeno
Municipio de España
Bandera de Torredonjimeno.svg
Bandera
Escudo de Torredonjimeno.svg

Vistas de Torredonjimeno.jpg
Ermita Torredonjimeno.jpg Jardines en uno de los patios del Castillo.jpg
Iglesia Torredonjimeno.JPG
Torredonjimeno
Torredonjimeno ubicada en España
Torredonjimeno
Torredonjimeno
Ubicación de Torredonjimeno en España.
Torredonjimeno ubicada en Provincia de Jaén (España)
Torredonjimeno
Torredonjimeno
Ubicación de Torredonjimeno en la provincia de Jaén.
País Flag of Spain.svg  España
•  Com. autónoma Flag of Andalucía.svg  Andalucía
•  Provincia Bandera de la provincia de Jaén.svg  Jaén
•  Comarca Metropolitana
•  Partido judicial Martos
Ubicación 37°45′41″N 3°57′04″O / 37.7614218, 37°45′41″N 3°57′04″O / -3.9509951
•  Altitud 587 (mín.:550, máx.:675) msnm
•  Distancias 12 km a Jaén
117 km a Granada
227 km a Sevilla
349 km a Madrid
3747 km a Tombuctú
Superficie 157,8 km²
Población 14011 hab. (2015)
•  Densidad 88,95 hab./km²
Gentilicio Tosiriano/a
Código postal 23650
Pref. telefónico

(+34) 953 57 XX XX

(+34) 953 34 XX XX
Alcalde (2015-) Juan Ortega Anguita Logo IULV CA.svg
Presupuesto 6.483.046,16[1]  (año 2013)
Fiestas mayores Feria de San Pedro (semana del 29 de junio)
Patrón San Cosme y San Damián ( 26 de septiembre)
Patrona Virgen de Consolación ( 8 de septiembre)
Sitio web www.torredonjimeno.es
[ editar datos en Wikidata]

Torredonjimeno es una ciudad y municipio español situado al suroeste de la provincia de Jaén, a 12 km de la capital provincial y tradicionalmente encuadrado en la comarca de la Campiña de Jaén, aunque actualmente pertenece a la Comarca Metropolitana de Jaén. En el año 2014 contaba con una población empadronada de 14 036 habitantes.

Están ubicados en una zona de tierra fértil, en la que apenas existen accidentes geográficos significativos y en un cruce de caminos que pone en contacto las tierras de Jaén con la campiña cordobesa. Por tal motivo, existen indicios en el municipio de presencia de diferentes poblados a lo largo de la historia.

El término municipal limita al norte con Escañuela, Arjona, Villardompardo y Porcuna; al sur con Martos, Jamilena y Santiago de Calatrava, al este con Torredelcampo y al oeste con la comarca de Higuera de Calatrava. Se encuentra bastante vinculado a Jaén por su proximidad y buena comunicación.

La red de carreteras cercanas a Torredonjimeno son la A-306, que une Jaén con Córdoba, y la A-316 que va hacia Martos. También destacar las comarcales JV-2121 que lleva a Lendínez, la JV-2101 que conduce desde el Pilar de Moya hacia la Higuera de Calatrava, la JV-2335 que conduce a Villardompardo y la A-321 que va desde el Pilar de Moya hacia Arjona.

Su historia ha dejado un importante patrimonio histórico, desde el castillo del siglo XIII, el Puente de San Sebastián del siglo XVI, el Palacio Municipal (S.XVII) del siglo XVII o las diferentes Iglesias hasta lugares enigmáticos como el Molino del Cubo (un molino harinero fortificado que data del año 1.437 y que encierra múltiples leyendas), los diferentes pilares, las casas solariegas o las ermitas de Consolación y San Cosme y San Damián. El casco antiguo de Torredonjimeno fue declarado Bien de Interés Cultural, en la categoría de Conjunto Histórico, en el año 2005.

Las fiestas populares más representativas de Torredonjimeno son la «Feria de San Pedro», que se celebra la semana del 29 de junio. El 8 septiembre se celebra la romería de la Virgen de Consolación y el 27 de septiembre las fiestas patronales en honor de San Cosme y San Damián. Especial mención tiene la Semana Santa de Torredonjimeno, declarada Fiesta de Interés Turístico, teniendo gran expectación la procesión de la «Virgen de los Dolores», durante la madrugada del Viernes Santo.

Historia

Antecedentes históricos

Vistas

]]

Los primeros materiales líticos que apuntan a presencia humana cercana a la localidad se han encontrado en los parajes del Arroyo del Abandonado y El Barranquillo y corresponden al Paleolítico. Durante la Edad de Cobre (III milenio a.C.) se produce un proceso de colonización de las tierras que hoy comprende el término municipal. Fue un poblamiento basado en pequeños asentamientos establecidos en lugares de fácil defensa, entre los que destacan los de Piedra de Cuca, Cerro Buitreras o Cerro Portichuelos. También a esta etapa le corresponde la primera ocupación del actual emplazamiento urbano. Hacia finales de la Edad del Bronce (II milenio a.C.) se originó una época de crisis y que tuvo como consecuencia el abandono de estos asentamientos.

Superada esta crisis, en el siglo IX a. C., la población vuelve a concentrarse alrededor de las Atalayuelas en donde habitan en cabañas circulares. Ya en el siglo VII a. C., en plena época ibérica crecen los asentamientos fortificados como los de Fuencubierta, Cerro de la Covatilla, Cerro Carnicero o la Cortijada de Arcos. Estos dependían de la ciudad ibérica de Tucci (Martos), también conocida en la época romana como Colonia Augusta Gemella Tuccitana, estando formada dicha Colonia tanto por la ciudad de Tucci como por Tosiria. Durante la ocupación romana se manifiesta una expansión en su territorio de casas pertenecientes al campesinado, algunas de ellas villas, como la del Molino del Cubo, Casería de Don Juan Vicente o el Cortijo de los Heredados.

Toponimia e historia reciente

El nombre actual de Torredonjimeno procede de la época de la reconquista de Fernando III. Sin embargo, hay indicios de población anterior a las fechas del acometido reconquistador de Castilla. Muchos investigadores (como es el caso del Padre Fray Alejandro del Barco, S. XVIII) creyeron encontrar en la actual Torredonjimeno la ubicación de una ciudad romana, que junto a Martos formaría la Colonia Gemella Augusta Gémina o Tuccitana. Sin embargo, hay otras teorías que dicen que el asentamiento que formaba parte de la colonia era Jamilena y no Torredonjimeno.[2]

Desde los comienzos, en la época romana ya era conocida con el nombre de Tosiria (denominada así por los íberos) que parece ser un derivado de Tucci y Ossaria (como era conocida en tiempo de los godos). Hoy en día aún se emplea este segundo nombre familiar, Tosiria, para referirse a la localidad jiennense, siendo su respectivo gentilicio, el de tosiriano.

En el siglo XIII, en 1224 la ciudad pasó a formar parte de la corona castellana y unos años después, en 1228 Fernando III otorgaría todo este territorio de la campiña a la Orden Militar de Calatrava, pasando a formar parte de la Encomienda de la Peña de Martos y de Víboras, para que la defendiese y repoblase, como frontera que fue hasta bien avanzado el siglo XV. La Orden de Calatrava reestructuró el castillo y a su alrededor inició un proceso de repoblamiento. A partir de este momento se conformó un pequeño núcleo urbano, que sobre el siglo XIV aún era calificado de logar. Durante este siglo y el siguiente, el crecimiento de este incipiente núcleo se vio impedido por su situación fronteriza con el Reino de Granada, que alentó a la construcción de atalayas para un control firme del territorio, las cuales son: la Torre de Fuencubierta, la Torre de Venzala o la Torre Alcázar, declaradas hoy día como Bienes de Interés Cultural por la Junta de Andalucía.[3]

Fernando III conquista el Reino de Jaén y es en aquel tiempo cuando Torredonjimeno, que en ese momento era una sólida fortaleza islámica es conquistada, el 29 de septiembre de 1229 por un caballero infanzón aragonés llamado Don Ximeno de Raya, que daría nombre a la localidad. A partir de esta época nace su actual denominación que hace mención a la existencia de un enclave militar Torre y al nombre de uno de sus primeros alcaides Don Ximeno de Raya. En torno a este núcleo original progresó la población hasta alcanzar una entidad media hacia el siglo XIV.

En el año 1275 tuvo lugar en la población uno de los hechos más destacables de su historia. Con motivo de la contienda contra la frontera jiennense, desarrollada por el rey granadino Muhammad II, con la ayuda de los musulmanes marroquíes, el arzobispo de Toledo e Infante de Aragón, Sancho de Aragón hijo del rey Jaime el Conquistador, avanzó en una batalla previa a la llegada del grueso de las tropas castellanas; como consecuencia de dicha precipitación fue hecho cautivo en un lugar muy cercano a la actual ciudad de Torredonjimeno. Posteriormente se entabló una discusión entre los musulmanes sobre a qué rey debía entregarse un cautivo de tanta importancia (si al granadino o al marroquí), uno de los caballeros para evitar el enfrentamiento lo asesinó, cortando y entregando, por un lado, la cabeza a los norteafricanos y por otro, la mano derecha con el anillo episcopal, a los nazaritas. Hoy en día se conserva el nombre de aquellos parajes como la Celada, y en una fuente próxima, denominada la Fuente de Don Sancho, se ubica el asesinato del Arzobispo de Toledo ya que por ese lugar por discurría un manantial.

En 1369, en plena etapa fronteriza, Torredonjimeno ya disponía de un recinto amurallado que defendía la ciudad y que hoy se puede reconstruir gracias a la pervivencia o recuperación de los nombres históricos de sus plazas y calles, como por ejemplo, Puerta de Córdoba, Postiguillo, Adarvejos, la Muralla, Puerta de Martos, la Cerca, Puerta de Jaén, etc. Con estas defensas, Torredonjimeno pudo hacer frente a otra nueva invasión de los ejércitos musulmanes llevada a cabo en el año 1471. Estos consiguieron una gran cantidad de bienes y cautivos, entre éstos dos hijas del alcaide del Castillo, Diego Fernández de Martos, que fueron llevadas a Granada. Una de ellas murió martirizada, en compañía de otra vecina de Torredonjimeno, por negarse a convertirse a la fe islámica; se ignora el paradero de la otra hija del alcaide tosiriano, aunque es de suponer que aceptara la conversión al Islam. Tiempo después serían elevadas a los altares con el nombre de Santas Juana y María.

Otro personaje destacable en la historia de la localidad fue Diego López de Pacheco, Marqués de Villena , uno de los nobles de los Reyes Católicos que también luchó en batalla en las cercanías de la fortaleza tosiriana, y en gesto de gratitud se convirtió en uno de los benefactores más importantes del santuario de la Patrona de la ciudad, Nuestra Señora de Consolación. En la batalla posterior, las tropas castellanas encabezadas por éste, vencieron a los musulmanes y como reconocimiento por dicha victoria, el Marqués de Villena mandó edificar la Ermita de la Virgen de Consolación.

Hacia el año 1526, el rey Carlos I hizo estancia en Torredonjimeno cuando se dirigía hacia Sevilla para contraer matrimonio con Isabel de Portugal, alojándose en el Palacio de Gonzalo de Villalta, Comendador de la Peña de Martos y hombre muy cercano al emperador Carlos I.

El año 1558 es decisivo para la historia de Torredonjimeno. Dicho año la princesa Juana de Austria, gobernadora de los dominios de la Monarquía en ausencia de Felipe II, otorga la independencia de la Villa, retirándola de su dependencia histórica de Martos de forma definitiva. A través de un privilegio, conservado hoy en día el Archivo Municipal, se concede la total jurisdicción civil y criminal, su término, cotos, etc., a cambio del pago de 9.000 ducados a la Hacienda Real.[4]

Miguel Gómez Damas, militar español (1785-1850)

El siglo XVI fue un período de expansión y prosperidad que se romperá dramáticamente a lo largo de la centuria siguiente. En 1580, los Santos médicos Cosme y Damián, a quienes la localidad se había encomendado, se convierten en Patronos de la ciudad por haberlos librado de una epidemia de peste, erigiéndoles una Ermita.

Como se ha dicho, el siglo XVII se caracterizará por malas cosechas, epidemias, hambres, caída de la población, etc. A pesar de ello, en 1637 se iniciará la construcción de uno de los edificios más emblemáticos de la ciudad, su Ayuntamiento.

Del llamado Siglo de las Luces, el XVIII, hay que subrayar el lento proceso de recuperación de la economía, del número de habitantes y de su vida social. Consecuencia de ello, en el año 1773 se elaboraron las nuevas Ordenanzas Municipales, muy del estilo de la nueva sociedad ilustrada que intentaba abrirse paso en el reinado de Carlos III.

El 5 de junio de 1785 nació el General Miguel Gómez Damas, que se diferenció en la Guerra Carlista. También nació en Torredonjimeno Don Simón de Padilla, Capitán de los Tercios de Flandes.

Para finalizar, hay que destacar la pronta aparición del movimiento obrero en Torredonjimeno, con la creación de Sociedades Obreras como la denominada El Porvenir del Trabajo, que ya en el año 1905 reivindicaba sus derechos laborales; en 1911 el rey Alfonso XIII concede el título de Ciudad a la localidad de Torredonjimeno.

En el año 2005 Torredonjimeno ha sido declarada por la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía, como Bien de Interés Cultural en la categoría de Conjunto Histórico, como reconocimiento de los valores urbanísticos e históricos de la ciudad.[5]

Yacimientos arqueológicos

Es necesario destacar los restos arqueológicos que se han encontrado en Torredonjimeno a lo largo del tiempo. Desde muy antiguo, son muchas las noticias que se recogen, del descubrimiento de lápidas, inscripciones, mosaicos, industrias líticas o cerámicas, esculturas, etc. Gracias a la existencia de datos muy antiguos sobre restos encontrados en el entorno de la localidad se puede vislumbrar la existencia de un poblado ibérico, que en aquel entonces se llamaba Tosiria que tras la conquista romana alcanzó la calificación de Colonia, junto con Martos con el nombre de Augusta Gémina. De aquí lo comentado en el apartado Historia reciente.

Réplica de la corona votiva del tesoro.

Después del paso por Torredonjimeno de los pueblos bárbaros, las noticias que hoy en día se conservan sobre el poblamiento asentado en esa época en el municipio son muy escasas. A pesar de ello debió resistir como así se testifica con la aparición, en 1926, de un tesoro visigodo similar al de Guarrazar. Éste estaba compuesto por coronas votivas y varias cruces y constituía uno de los mayores conjuntos de orfebrería de este periodo en España. Las piezas encontradas procedían de un taller de categoría, probablemente de Sevilla y estaban dedicadas a las Santas Justa y Rufina. El tesoro está fechado en el siglo VII, muy influenciado por el estilo bizantino. Las reliquias fueron encontradas en un lugar conocido como los Majanos de Garañón a unos dos kilómetros de Torredonjimeno. El tesoro fue parcialmente destruido quedando los restos repartidos entre los museos arqueológicos de Madrid, Barcelona y Córdoba.

Otros yacimientos

También es de destacar los restos encontrados en el Cortijo Ben-Zalá, entre los que se distinguen unas figurillas de piedra de tipo fálico y una cabeza de sátiro, expuestas en el Museo Arqueológico Provincial; un león del Cortijo del Fraile, una cabeza de hombre y otra de toro, entre otros. En Las Parrillas se encontraron una cabeza de mármol bacante y otra de Némesis, y un sello de barro. Además se localizan en Torredonjimeno las minas del municipio romano de Barbi o Barba, Municipium Barbitanum, descubiertas el 31 de agosto de 1982.

Other Languages
فارسی: تردنخیمنو
français: Torredonjimeno
italiano: Torredonjimeno
Bahasa Melayu: Torredonjimeno
Nederlands: Torredonjimeno
Türkçe: Torredonjimeno
українська: Торредонхімено
oʻzbekcha/ўзбекча: Torredonjimeno
Tiếng Việt: Torredonjimeno
Bân-lâm-gú: Torredonjimeno