Torques (collar)

Torques de la edad de bronce, descubierto en Ucrania
Celta moribundo, detalle de la torques.

Una torques, también escrito como torq o torc (del latín torqueo, torcer, debido a la forma torcida del collar) es un collar rígido y redondo, que está abierto en la parte anterior, como una herradura circular. Típicamente las dos puntas de la torque presentaban ornamentos esculpidos con esferas, cubos o formas zoomórficas y, con menor frecuencia, figuras humanas. El cuerpo del collar estaba normalmente, aunque no siempre, revestido. Aunque los más comunes eran los collares, existían también pulseras de esta forma. Las torques estaban hechas de cuerdas de metal entrelazado, normalmente oro, bronce o cobre, y en muy pocos casos plata.

Es importante notar que debido a que torc significa en irlandés antiguo jabalí, similar al galo torcos, se puede establecer una relación con el valor sagrado del animal en la mitología celta. Esto haría pensar en alguna clase de equivalencia entre el collar y el símbolo animal para muerte y resurrección.

La palabra torques aparece en el DRAE como sustantivo femenino (la torques),[2]

Torques históricos

Las torques eran usadas por varios pueblos de la Edad de bronce, desde 1000 a. C., hasta alrededor del año 300, incluidos los gálatas (o celtas de Anatolia), varias tribus germánicas de Escitia y los persas. Sin embargo, es ampliamente conocido como un collar típicamente céltico, de la época de La Tène, llevado sobre todo por bretones, galos, celtíberos y Galaicos.

Una de las representaciones más tempranas conocidas de una torques se encuentra en el Guerrero de Hirschlanden, una estatua itifálica de un guerrero desnudo hecho de arenisca, la más antigua representación antropomórfica de tamaño natural de la Edad de Hierro hallada al norte de los Alpes. Es una obra de la cultura de Hallstatt en la Edad de Hierro temprana (800-475 a. C.) y se puede ver en el Württembergisches Landesmuseum en Stuttgart.

Las representaciones de dioses y diosas en la [1] copia romana del original griego, muestra a un guerrero galo herido, desnudo salvo por la torques. Se han descubierto ejemplos en Gran Bretaña y Europa durante estudios [2]. Un ejemplo notable se encontró en el túmulo anglosajón de Sutton Hoo.

Algunos autores piensan que las torques eran un ornamento femenino para las mujeres hasta el siglo IV a. C., cuando se volvió un atributo de guerreros. Sin embargo, la mayoría de los autores discrepan, argumentando que se utilizaban como signo de nobleza y de estado social alto: una decoración militar otorgada a los guerreros por sus hechos en batalla, así como un atributo divino, basado en que muchas representaciones de dioses celtas llevan uno o más torques. Se han hallado imágenes del dios Cernunnos con una torques en el cuello, torques colgadas de su cornamenta o que mantiene en su mano, así como torques en las tumbas de príncipes celtas.

Debido a que el cónsul romano Titus Manlius después de desafiar a un galo a un combate y darle muerte, tomó su torques y lo llevó siempre puesta, recibió el apodo Torquatus (el que lleva una torques). De esta forma los romanos adoptaron la torques como una decoración para soldados distinguidos y unidades de élite durante el período republicano romano.

Other Languages
беларуская: Шыйная грыўня
български: Торква
brezhoneg: Torc'h
català: Torca
čeština: Torques
Cymraeg: Torch
Ελληνικά: Τορκ
English: Torc
Esperanto: Torko
français: Torque (collier)
magyar: Torques
Bahasa Indonesia: Cincin leher
italiano: Torque
lietuvių: Antkaklė
Nederlands: Torque
norsk nynorsk: Torque
polski: Torkwes
svenska: Torques
українська: Гривна (прикраса)