Torno de alfarero

Alfarero trabajando en el torno, según un grabado de Daniel Chodowiecki, hacia 1770.

Torno de alfarero o rueda de alfarero son los nombres más populares que reciben diferentes tipos de ingenios giratorios, usados por los artesanos del barro para crear una pieza o vasija a partir de la pella de barro o pasta cerámica. Como tal herramienta está documentada desde el IV milenio a. C..[nota 1]

Su expansión por el litoral mediterráneo occidental se sitúa entre los siglos VIII a VI a. C., con las colonias comerciales de fenicios y griegos. No se registrará su uso en el interior de la península ibérica hasta el siglo III a. C., con la colonización romana. Conviene anotar también que los pueblos germánicos centroeuropeos no conocerían la rueda de alfarero hasta el 500 d. C.[1]

«El torno o rueda de alfarero es el elemento mecánico de mayor importancia en el proceso de la fabricación de piezas de cerámica.»
—Natacha Seseña


Perfilando una vasija el el torno de rueda de pie. Alfarero ucraniano en la feria de Opyshnya, en 2011.

Función y funcionamiento

Se trata de proporcionar fuerza centrífuga a una masa de barro colocada en el centro del disco-rueda, usando tracción humana o eléctrica. La pella (barro amasado), deberá estar bien centrada sobre dicha rueda y necesita girar a un mínimo de cien revoluciones por minuto para comenzar a "ascender" y adquirir la forma que, presionando con sus dedos, cree el alfarero. El objetivo es, en suma, dirigir con las manos la energía que el barro recibe gracias al giro de la rueda.

Other Languages
العربية: عجلة فخار
Esperanto: Potista rado
eesti: Potikeder
suomi: Dreija
français: Tour de potier
עברית: אובניים
日本語: 轆轤
norsk bokmål: Dreieskive (keramikk)
português: Roda de oleiro
srpskohrvatski / српскохрватски: Grnčarsko kolo
සිංහල: කුඹල් සක
Simple English: Potter's wheel
svenska: Drejning
українська: Гончарний круг