Torneos

Torneos
Logo Torneos.png
Torneos y Competencias TyC sede Monserrat.jpg
Tipo Sociedad Anónima
Industria Medios de comunicación
Fundación 1982
Fundador(es) Carlos Ávila
Sede central Bandera de Argentina Balcarce 520 (Esq. Balcarce y Venezuela), Monserrat, Buenos Aires, Argentina
Administración Ignacio Galarza (CEO)[1]
Sitio web http://www.torneos.com
[ editar datos en Wikidata]

Torneos (anteriormente conocida como «TyC» o «Torneos y Competencias») es una productora de contenidos audiovisual y organización de origen argentino dedicada a la transmisión de eventos deportivos, creada por el empresario paraguayo Carlos Ávila, actualmente desvinculado de la firma. Entre 1992 y 2009, Torneos fue titular de los derechos de televisión para los torneos de Primera División del fútbol argentino. Actualmente, la empresa posee la revista El Gráfico, el 50 % del canal TyC Sports (el otro 50 % pertenece a Clarín) y tiene a su cargo la producción del canal Fox Sports Latinoamérica para el «Cono Sur». Tiene su sede en el barrio de Monserrat, Buenos Aires.[3]

Historia y accionistas

Torneos inició sus actividades en los medios de comunicación en 1982, con un programa sobre golf. Desde entonces, ha producido y puesto en el aire programas como El deporte y el hombre, Tenis de Primera, Fútbol de Primera y La Magia de la NBA. El avance de las comunicaciones, la aparición de la televisión satelital y el aumento de la frecuencia de los espectáculos deportivos fueron la posibilidad estratégica que Torneos supo capitalizar hasta finalmente convertirse en un sinónimo de difusión y promoción del deporte en la Argentina. [ cita requerida]

El programa emblema de la productora fue Fútbol de Primera, transmitido desde 1985 hasta 2009. En las dos horas que duraba el programa, se presentaba un resumen de los partidos y se repetían los goles de la última fecha del torneo de Primera División, todo ello acompañado por elaboradas grabaciones y musicalizaciones que buscaban reflejar el contexto de cada encuentro. El programa tomó gran relevancia tras el acuerdo firmado entre Torneos y la AFA, que impedía a los demás programas de televisión transmitir imágenes del fútbol argentino hasta el día lunes a las 0 horas, o sea una vez terminado Fútbol de Primera. Incluso la competencia debía pedirle permiso a Torneos para entrar a la cancha, y la empresa se reservaba el derecho de admisión y permanencia.[4]

El paquete accionario de Torneos, está compuesto por DirecTV Latin America, con el 40% de las acciones; Alejandro Burzaco, con el 20%; la familia Nofal con el 25%, y el fondo de inversión DLJ Merchant Banking Partners, con el 15%.[5]

A través de varias empresas afiliadas, Torneos participa en el canal de televisión TyC Sports, comercializa derechos para la televisación de eventos y es dueña de la revista deportiva El Gráfico. En el año 2008, rodó su primer proyecto cinematográfico y comenzó a incursionar en el desarrollo y la producción de ficciones, tarea que profundizó en los últimos años con la producción de series como Impostores y Maltratadas y proyectos como La Voz Argentina.

Sus principales activos son los contratos a largo plazo firmados con la Asociación del Fútbol Argentino ( AFA), Confederación Sudamericana de Fútbol ( CONMEBOL) y la Federación Internacional de Fútbol Asociado ( FIFA). Los mismos disponen de la exclusividad de los derechos para la televisación de Campeonatos de Fútbol Regionales de América Latina y Mundiales, en forma directa o en asociación con otras empresas locales e internacionales. A raíz del escándalo de corrupción en la FIFA desatado en 2015 el ex CEO de Torneos, es juzgado por pagar sobornos y coimas a directivos de la Federación Internacional de Fútbol, la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) y Conmebol, para eliminar a posibles competidores por estos permisos para difundir eventos deportivos, también se investiga un posible armado extorsivo con las empresas de cable del Grupo Clarín y los responsables del holding y la AFA, que derivó en la presión para comprar más de 150 cableras del interior del país.[6]

En 2012 T&C cedió sus derechos a la firma Torneos&Traffic Sports Marketing BV, con sede en Países Bajos. Detrás de esta firma holandesa, Mossack Fonseca interpuso Medak Holding Ltd., registrada en Chipre, que a su vez estaba controlada por la firma uruguaya Henlets Group.La firma holandesa, con licencia televisiva en mano cedida por T&T, intermediaba en la venta de los derechos. Por ejemplo, negoció millonarios giros con la cadena brasileña TV Globo, que se depositaban en el ING Bank de Amsterdam. Negociaron contratos entre 2004 y 2019, a un promedio de US$ 10 millones.[7]

Apogeo

Periodista del canal TyC Sports.

En aquel momento TSC le ganó la pulseada a la empresa Recova Producciones, que también pujaba por adueñarse del fútbol. Los contratos eran acordados directamente por Julio Grondona, ya que la AFA, ni en 1991 ni en los años posteriores, realizó licitación alguna para comparar ofertas.[10] Así, en pocos años, Carlos Avila construyó un emporio mediático, que llegó a incluir participaciones en Editorial Atlántida, América TV, Fox Sports, La Red y Ámbito Financiero.

El contrato firmado con la AFA le permitió a la productora de Ávila y Nofal ir sumando socios como el Grupo Clarín. Ambas empresas formaron Tele Red Imagen S.A. (TRISA), una sociedad que se dedicaría a comercializar eventos deportivos. Esta empresa fue adquiriendo derechos para la transmisión de diversos eventos deportivos nacionales e internacionales. La existencia de un mercado de cable atractivo aún en incipiente etapa de desarrollo, sumado a razones operativas y a una creciente audiencia para los eventos deportivos, decidió la creación de TyC Sports, el primer canal argentino dedicado 24 horas exclusivamente a deportes. La nueva empresa pertenecía en mitades iguales a Torneos y al Grupo Clarín.

En 1996, se renovó el contrato firmado entre la AFA y TSC (el Grupo Clarín se incorporó como socio). La fecha de caducidad del vínculo, acordada por las partes, fue el año 2014.[11]

De este modo quedó establecido un nuevo sistema televisivo para el deporte en la Argentina: la gran mayoría de los encuentros oficiales se televisaban por TyC Sports, mientras que los eventos bajo el modo de televisión codificada – Pago por evento–, se transmitían por la señal de TyC Max. Ninguna emisora podía retransmitir las imágenes de los partidos hasta que finalizara la emisión del resumen semanal Fútbol de Primera que iban por las señales de El Trece de Buenos Aires y TyC Sports. Existieron detractores de este acuerdo de transmisión, como por ejemplo el periodista y relator uruguayo Víctor Hugo Morales.

En 1998, la empresa, en pleno crecimiento, decidió centralizar el funcionamiento de todas sus áreas de trabajo en un moderno edificio ubicado en Balcarce 520, en pleno barrio de Monserrat, a pocas cuadras de la Plaza de Mayo.

Poco después, en el año 2001, cuando se produjo la quiebra de la cadena PSN, poseedora de los derechos de televisación de la Copa Libertadores, Luis Nofal jugó un papel trascendental acercando una propuesta económica a la Conmebol para potenciar todas sus competencias continentales.[12]

El declive

En el ámbito local, la situación de los clubes era cada vez más delicada, por lo que los dirigentes exigían mayores aportes de TSC (50% correspondía a Torneos y el otro 50% a Clarín). Según la AFA, las empresas de televisión por cable ( Cablevisión y Multicanal) del Grupo Clarín, habían obtenido grandes utilidades económicas, por lo que un leve aumento en los abonos no las perjudicaría. La situación era compleja debido a que Multicanal pertenecía a Clarín, y esta a su vez tenía participación en CableVisión. Si bien el contrato entre la AFA y TSC tenía vigencia hasta el 2014, el acuerdo de precios llegaba hasta mediados del 2007, momento en el cual las partes debían llegar a un arreglo o ir a la justicia.[13]

En octubre del año 2006, considerando su tarea cumplida y con la empresa TSC atravesando un futuro incierto, Carlos Ávila decide alejarse de la dirección de Torneos. Además, cabe destacar que simultáneamente estaba ejerciendo la presidencia de América TV y la de la señal deportiva Golf Channel. Ávila, habría sido persuadido por su socio y amigo, Luis Nofal, para abandonar la empresa y vender sus acciones, las cuales terminaron siendo compradas por él mismo. Esto generó un gran conflicto entre los ex-socios: Nofal quedó como Presidente de TyC y dueño de un cuarto de sus acciones. Además, Ávila se habría visto persuadido también por Alejandro Burzaco, quien más tarde tomaría las riendas de la empresa.

Poco después, en el año 2007, vencían los mencionados contratos de precios para la televisación del fútbol, y allí es que Ávila, alejado ya de Torneos, le propone a Julio Grondona recuperar esos derechos y crear una señal exclusiva de la AFA (AFA TV), incluyendo además la unificación de categorías para federalizar el fútbol.[15] sin embargo, la propuesta de Avila atacaba directamente a los intereses del Grupo Clarín, y la idea finalmente no prosperó.

Rescisión de los derechos de la Primera División argentina

En julio de 2009, debido a una crisis económica que afectaba a varios clubes de la Primera División del fútbol argentino, la AFA buscó nuevos medios de financiamiento. El titular de la AFA, Julio Grondona, pidió a las autoridades de TSC modificar el contrato de transmisión televisiva para que la AFA recibiera 720 millones de pesos argentinos por temporada, cuando en la última temporada cobró 230 millones. La solicitud fue rechazada por TSC.[16]

Luego, Grondona recibió una oferta del gobierno para que el Sistema Nacional de Medios Públicos –dueña de Canal 7, la emisora del Estado– reemplazara a TSC en la emisión de los campeonatos.[18]

El 11 de agosto de 2009, el secretario ejecutivo de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA), José Luis Meiszner determinó la rescisión de contrato con el Grupo Clarín, anunció que la AFA "entablaría una demanda millonaria por el lucro cesante de su mala gestión". rompió unilateralmente el contrato con TSC, acusando a la compañía de Torneos y Clarín de incumplimiento del acuerdo[22]

A partir de la temporada 2009/2010, los partidos de la Primera División pasaron a ser emitidos por Canal 7 (canal del Estado Nacional) a través del programa « Fútbol para Todos», y sus imágenes pudieron ser retransmitidas por cualquier emisora y en cualquier momento, incluso compartiendo la transmisión en vivo con el canal de origen. Este hecho afectaba de lleno al programa Fútbol de Primera, cuyo fuerte era justamente la exclusividad en la transmisión de los goles. El programa salió igualmente al aire durante el Torneo Apertura 2009, incluyendo nuevas figuras y opiniones sobre los partidos, aunque sin cambiar demasiado su histórica esencia. El índice de audiencia se mantuvo constante en torno a los de 20 puntos de rating. El último programa del año 2009 no fue de despedida, sin embargo, estaba claro que el ciclo ya no tenía sentido sin la exclusividad de los goles y a Canal 13 tampoco le convenía mantenerlo, sobre todo ocupando un horario central de día domingo. Así, sin índice de audiencia y sin una despedida oficial, el clásico programa de los domingos simplemente no apareció en el Torneo Clausura 2010.[23]

Por un tiempo, hasta la segunda mitad del 2011, coincidiendo con el descenso de River Plate, Torneos siguió produciendo los partidos de la «B» Metropolitana.[24] Desde entonces, los derechos de transmisión por televisión de la Primera División y el B Nacional (Hasta 2016) pertenecen al Fútbol para todos .

Other Languages