Torá

Rollo de la Torá, originario de Ionnina, Grecia, c. 1850.[1]
La reina del Shabat o La fe hebraica con la Torá. Ephraim Moses Lilien, 1900-1901.[2]

La Torá (en hebreo, תּוֹרָה‎ [Torah], lit., «instrucción, enseñanza») es el texto que contiene la ley y el patrimonio identitario del pueblo israelita;[4]

El término proviene de la raíz hebrea .י.ר.ה (Y.R.H.), que significa «acometer» y se halla etimológicamente ligado a las nociones de ley, enseñanza e instrucción.[5]

Para el judaísmo, la Torá es la Ley. Según la tradición común al judaísmo y al cristianismo, involucra la totalidad de la revelación y enseñanza divina otorgada al pueblo de Israel. Considerando la importancia de Moisés en este proceso, ambas denominaciones a veces se refieren a la Torá como la Ley de Moisés, la ley mosaica, e incluso ley escrita de Moisés: dado que en el judaísmo, la Torá comprende tanto la ley escrita como la ley oral.[8]

En su sentido más amplio, cuando el término Torá implica todos los libros de la Biblia hebrea, los israelitas suelen denominarla " Tanaj" (תַּנַ"ךְ). Se trata de un acrónimo para designar a los 24 libros de la Biblia hebrea. El mencionado acrónimo es formado por tres consonantes, T-a-N-a-J, que son a su vez las iniciales de los términos hebreos que designan las tres secciones que forman la Biblia hebrea: T de Torá (Pentateuco), N de Nevi'im (Profetas) y J de Ketuvim (Escritos).[9]

Los libros que forman el Pentateuco son:

  • GénesisBereshit (בְּרֵאשִׁית), "En el comienzo"
  • ÉxodoShemot (שְׁמוֹת), "Nombres"
  • LevíticoVayikrá (וַיִּקְרָא), "Y llamó"
  • NúmerosBemidbar (בְּמִדְבַּר), "En el desierto"
  • DeuteronomioDevarim (דְּבָרִים), "Palabras"/"Cosas"/"Leyes".[10]

Tanto la Torá como el Tanaj constituyen aquello que los cristianos denominan "Antiguo Testamento".[11]

Por último, los judíos utilizan la palabra Torá para referirse también a la Mishná, la ley oral, desarrollada durante siglos y compilada en el siglo II por Yehudah Hanasí.

Tradición judía y Torá

Rollo de la Torá abierto para su lectura durante servicio litúrgico en una sinagoga. El puntero de plata es para seguir el texto durante la lectura del texto en hebreo, que es de derecha a izquierda.
Lectura de la Torá en una sinagoga sefardita. Miniatura de la Hagadá Barcelona, Cataluña, 1350. Manuscrito sefardí miniado para Pésaj.[12]

Según la tradición hebrea, los cinco libros del Pentateuco fueron escritos por Moisés, quien recibió la revelación directamente de Dios en el monte Sinaí, por lo cual se define como la "instrucción dada por Dios para su pueblo, a través de Moisés". Aunque los autores rabínicos difieren en los detalles, la doctrina ortodoxa del judaísmo sostiene que la totalidad de la Torá proviene directamente de la inspiración divina, y que por lo tanto todos los detalles del texto —desde el léxico hasta la puntuación— son significativos. De acuerdo con esta doctrina, la escritura de los rollos que se utilizarán a efectos de culto está sujeta a normas sumamente estrictas; un escriba ritual, familiarizado con las prescripciones pertinentes, está a cargo de la tarea.

En varias partes de la Biblia se encuentran citas que indican que Moisés escribió la Torá, verbigracia: 2° de Crónicas 25:4, 1° de Reyes 2:3, Esdras 6:18, Juan 5:46-47, Hechos 15:21. Además de lo escrito en la Biblia, es probable que Moisés haya recibido lo que escribió en Génesis y parte de Éxodo, mediante la tradición oral de 6 eslabones: 1. Adán: Vivió hasta los 233 años de Matusalén y hasta los 51 años de Lamec; 2. Matusalén: Vivió hasta los 98 años de Sem; 3. Sem: Vivió hasta los 50 años de Jacob; 4. Jacob: Vivió hasta los 60 años de Leví y hasta aproximadamente los 18 ó 20 años de Cohat; 5. Leví: Vivió aproximadamente hasta los 77 años de Amram; 6. Amram: Padre de Moisés.[13]

Toda la doctrina religiosa del judaísmo se deriva, directa o indirectamente, de la Torah. Las fuentes clásicas, sin embargo, ofrecen varias versiones acerca del texto. La hipótesis maximalista indica que la totalidad del texto de la Torah es una transcripción directa, letra por letra, hecha por Moisés de la revelación divina recibida en el Sinaí; esto incluiría aún los fragmentos posteriores a Deuteronomio 32:50-52, que relata la muerte de Moisés, que le habría sido anunciada anticipadamente por Dios. Otras fuentes consideran que la revelación tuvo lugar gradualmente, y que si bien el texto es de origen divino, la redacción es humana. Finalmente, otros autores consideran que tras la muerte de Moisés, otros profetas divinamente inspirados completaron el texto.

Textos sagrados del judaísmo

Si bien la Torá constituye el núcleo de la revelación divina, ésta contiene otros libros. Los judíos consideran de origen divino a los Nevi'im o libros de los profetas:

Los doce profetas menores:

Y los Ketuvim o libros de los escritos:

Torá varias veces centenaria expuesta en la Sinagoga Shlomo Ben Adret, Associació Call de Barcelona.[14]

El conjunto de estos veinticuatro libros constituye el Tanaj, al que antiguamente se conocía como Mikrá (lectura). Estos libros forman las Sagradas Escrituras del judaísmo y es por ello que en hebreo se los llama Kitvei Ha-Kodesh (Escritos de la Santidad) y también Sifrei Ha-Kodesh (Libros de la Santidad).[15]

Además de los libros enumerados, el judaísmo ortodoxo sostiene que junto con los escritos, el pueblo de Israel recibió también la revelación oral, que ha sido transmitida de generación en generación como parte inalienable de la tradición judía. Es a partir de las indicaciones y aclaraciones de la tradición oral, afirma, que deben interpretarse las ambigüedades y dificultades del texto bíblico. La ley oral se codificó y registró por primera vez en el siglo III, para evitar que se perdiese durante la Diáspora; el rabino Yehudah Hanasí redactó el primer comentario acerca de la interpretación de la ley, compendio al que se conoce como Mishná; lo hizo a partir de las enseñanzas de los tannaim, los estudiosos de la tradición oral.

A su vez, el contenido de la Mishná fue objeto de debate, discusión y comentario por parte de los estudiosos de las comunidades judías en Israel y Babilonia; el resultado de estas discusiones dio lugar a nuevos volúmenes de comentarios, llamados Guemará. Junto con la Mishná, estos volúmenes constituyen el Talmud, la recopilación de la tradición rabínica. Aun los judíos no ortodoxos siguen, en numerosos puntos importantes, las interpretaciones del texto bíblico vertidas en el Talmud; la única excepción la constituyen los caraítas, una secta clásica que se rige únicamente por el contenido literal de la Torá.

Other Languages
Afrikaans: Torah
Alemannisch: Tora
aragonés: Torah
العربية: التوراة
ܐܪܡܝܐ: ܐܘܪܝܬܐ
asturianu: Torá
azərbaycanca: Tövrat
башҡортса: Тора
Boarisch: Tora
беларуская: Тора
беларуская (тарашкевіца)‎: Тора
বাংলা: তাওরাত
brezhoneg: Torah
bosanski: Tora
нохчийн: Товрат
Cebuano: Tora
کوردیی ناوەندی: تەورات
čeština: Tóra
dansk: Tora
Deutsch: Tora
Zazaki: Tewrate
Ελληνικά: Τορά
English: Torah
Esperanto: Leĝo de Moseo
eesti: Toora
euskara: Tora
estremeñu: Torá
فارسی: تورات
suomi: Toora
Võro: Toora
føroyskt: Tora
français: Torah
furlan: Torah
Frysk: Torah
Gaeilge: An Torah
galego: Tora
עברית: תורה
हिन्दी: तोरा
hrvatski: Tora
magyar: Tóra
Հայերեն: Թորա (գիրք)
interlingua: Torah
Bahasa Indonesia: Taurat
íslenska: Torah
italiano: Torah
日本語: トーラー
Basa Jawa: Torèt
ქართული: თორა
Taqbaylit: Tawrat
қазақша: Тәурат
한국어: 토라
Kurdî: Tewrat
Ladino: Torá
Lëtzebuergesch: Tora
лакку: Таврат
lietuvių: Tora
latviešu: Tora
मराठी: तोराह
Bahasa Melayu: Taurat (Tanakh)
مازِرونی: تورات
नेपाल भाषा: तोराह
Nederlands: Thora
norsk nynorsk: Torá
norsk bokmål: Tora
occitan: Torà
ਪੰਜਾਬੀ: ਤੌਰਾ
polski: Tora
پښتو: تورات
português: Torá
rumantsch: Tora
русский: Тора
sicilianu: Torah
Scots: Torah
srpskohrvatski / српскохрватски: Tora
Simple English: Torah
slovenčina: Tóra
Soomaaliga: Towraad
shqip: Torah
српски / srpski: Тора
svenska: Torah
Kiswahili: Torati
தமிழ்: தோரா
తెలుగు: తోరాహ్
тоҷикӣ: Таврот
Tagalog: Torah
Türkçe: Tevrat
українська: Тора
اردو: تورات
oʻzbekcha/ўзбекча: Tavrot
Tiếng Việt: Torah
Winaray: Torah
მარგალური: თორა
ייִדיש: תורה
中文: 妥拉
粵語: 妥拉