Tomb Raider: El ángel de la oscuridad

Lara Croft Tomb Raider: El Ángel de la Oscuridad (en inglés Lara Croft Tomb Raider: The Angel of Darkness) es el sexto videojuego de la serie Tomb Raider y la secuela de Tomb Raider Chronicles. Desarrollado por Core Design y distribuido por Eidos Interactive, Lara Croft Tomb Raider: El Ángel de la Oscuridad salió a la venta en junio de 2003 en formatos para PC y PlayStation 2. Ha recibido críticas generalmente negativas debido a sus lentos controles, múltiples fallos, e historia obtusa y poco explicativa con respecto a anteriores entregas; todo ello debido al prematuro lanzamiento que sufrió el juego, con el objetivo de promocionar la película Lara Croft Tomb Raider: La cuna de la vida que se estrenaría ese mismo año.

Historia

Las cinco Pinturas Obscuras y una serie de grotescos asesinatos, hacen entrar en conflicto a Lara con un siniestro alquimista del pasado y una secreta alianza de individuos poderosos envueltos en misterio. Tras su cercana muerte en Egipto, Lara se ha vuelto más fría y calculadora, con un alma más oscura y llena de desconfianza que la atormenta hasta hoy. Tras permanecer unos años apartada del mundo exterior, Lara recibe una llamada de Von Croy pidiéndole que viaje a París para encontrarse en su apartamento. Al llegar, Von Croy le pide ayuda y le cuenta que él ha sido contratado por una misteriosa organización liderada por Peter Van Eckhardt para encontrar el grabado de una Pintura Obscura, pero el hombre que lo ha contratado está loco y quiere matarlo. Lara decide ayudarlo pero discute con él y le recuerda a Von Croy lo que sucedió en Egipto. El centro de estos misterios son cinco pedazos de arte del siglo XIV y que el contratista está desesperado por volver a poseer. Von Croy le entrega un papel de una compañera de nombre Cavier que guarda su diario con toda la información de la ubicación de los cuadros. De repente algo entre las sombras golpea a Lara, dejándola inconsciente. Al despertar, Lara descubre que Von Croy yace muerto junto a ella, en un enorme charco de sangre.

Acusada por el asesinato de su mentor Werner Von Croy, Lara se convierte en fugitiva. Forzada a huir de la policía y correr a través de la comunidad parisina en una noche lluviosa, se encuentra con Margot Cavier y, aunque duda al principio, le da el diario de Von Croy que contiene información sobre el trabajo de éste y su búsqueda de las Pinturas Obscuras.

Lara se entera de que Von Croy localizó la cuarta pintura bajo el Museo del Louvre y contactó a un líder de la mafia local llamado Louis Bouchard para que pudiera conseguirle armamento. Después de hablar con Janice, una prostituta de la misma ciudad, se entera de que Cavier ha sido asesinada por el Monstrum, un asesino en serie local. Después de rondar por las calles de París y buscar por un club nocturno llamado Le Serpent Rouge, Lara se encuentra con Bouchard y le permite llevarse el armamento y el equipo necesario, aunque tendrá que buscarlo ella misma mediante hacer un favor de llevar unos pasaportes checos a uno de sus agentes, Daniel Renne, quien es dueño de una tienda de préstamos y experto falsificador. Pero cuando Lara entra a la tienda se encuentra con un hombre quien más tarde recuerda ser el atacante de Von Croy. También encuentra a Renne muerto en el piso, asesinado por el Monstrum, y un misterioso símbolo dibujado con sangre en la pared. Una vez que recoge las armas y el equipo táctico, se activa una trampa de bombas con temporizador. Mientras Lara escapa de la devastadora explosión de la tienda de empeños, es observada por un hombre misterioso.

Después de recuperarse, Lara se infiltra en el Museo del Louvre por las vías de drenaje de París. Mientras esta ahí, encuentra la oficina de Margot Cavier y se entera de que ella también trabajaba para Eckhardt. Después de visitar la excavación arqueológica, encuentra la manera de entrar a la Cámara de las Estaciones, una extraña fortaleza defendida por Caballeros no-muertos. Ahí, localiza la cuarta Pintura Obscura vigilada por un extraño fantasma rojo (conocido como el Hermano Obscura, según las investigaciones de Cavier). Después, escapa de las bóvedas que empiezan a inundarse. De regreso al Museo del Louvre, elimina a un grupo de mercenarios liderado por Marten Gunderson, bajo ordenes de Eckhardt, que se encontraban en pleno asedio del museo, pero Lara es emboscada por el hombre misterioso que la observaba en París, quien le roba la Cuarta Pintura. Lara lo persigue a la vez evade los ataques de los mercenarios y logra alcanzarlo, yaciendo en el suelo inconsciente. Cuando intenta recuperar la Pintura es golpeada por un individuo misterioso (que más tarde se deducirá que es Karel, debido a que cambiará de forma una vez la golpea), dejándola también inconsciente. Cuando despierta, recoge una misteriosa daga con una cuchilla de cristal negro y es descubierta por Bouchard, quien le informa que ocurrió otro asesinato en Praga y la víctima es un comerciante de arte llamado Mathias Vasiley. De regreso al apartamento de Von Croy, Lara encuentra indicios de la organización que Eckhard representa, llamada La Cábala. También recuerda claramente el ataque que sufrieron ella y Von Croy por parte de Eckhardt. Después de merodear por la habitación y encontrar el arma de Von Croy, es atacada por un soldado llamado "el Limpiador", enviado por Bouchard. Lara lo elimina fácilmente y encuentra una tarjeta con la dirección de Vasiley. Bouchard llama por teléfono móvil al hombre que mandó a asesinar a Lara con la intención de asegurarse de que esté muerta, pero sólo para escuchar la voz de Lara diciéndole que el hombre que mandó está muerto, y que también irá a por su cabeza. Esto pone muy nervioso a Bouchard, quien se aleja de ahí lo más rápido posible.

Llegando a Praga en el vehículo del asesino, Lara hace contacto con un periodista de nombre Thomas Luddick, quien le dice que la mafia está controlando todo en Praga y que los miembros principales viven en el complejo de Strahov. Lara reconoce a Bouchard y a Eckhardt en las fotografías de Luddick que tiene en su poder. Después de hacer un trato de dinero a cambio de información, se dirige al apartamento de Vasiley y encuentra a Bouchard, a quien golpea y lo deja esposado a un radiador. Él le cuenta todo sobre la Cábala, quien ha usado a la mafia como frente para encontrar las pinturas y su plan para despertar al Durmiente, el último de los híbridos descendientes de Ángeles y mortales para dominar el planeta, conocidos como los Nefilim. Bouchard también le revela que Eckhardt es el Monstrum. Lara encuentra el último Grabado Obscuro en el apartamento (Vasiley guardó uno y dio los otros cuatro a la Cábala, puesto que quería más dinero). Cuando la Cábala intercepta los faxes que Vasiley le mandó a Von Croy, deciden eliminar a los dos por traición. Cuando Lara regresa a encontrarse con Bouchard, éste ya había sido asesinado por el Mounstrum (Eckhardt) por haberle revelado demasiada información a Lara.

Infiltrándose en el Strahov con la ayuda de Luddick, Lara encuentra cosas extrañas y bizarras en el lugar, como experimentos con plantas, animales y humanos usando células de los Nefilim. También observa a Eckhardt asesinando a Luddick usando un místico guante que porta, el que le da poder cuando actúa como el Monstrum. Para poder adentrarse más en el complejo, deberá desconectar la corriente eléctrica, liberando involuntariamente a una serie de criaturas mutantes por todo el complejo, incluyendo al Proto-Nefilim, una bestia creada por la científica de la Cábala, Kristina Boaz. Después Lara observa a lo lejos donde Boaz, al confesar que no podía destruir a la criatura cuando se lo ordenaron y que tenía demasiado miedo de que ello pudiera enfadar a Eckhardt, es eliminada por éste y es usada como alimento para una monstruosa vaina-araña-mutante que fue creada por otro agente de Eckhardt, Grant Muller, un obeso científico colaborador de la misma Boaz. Tiempo después, Lara es encerrada en un contenedor por Kurtis Trent, el hombre misterioso con el que se encontró en París, para que él pueda encender la energía de nuevo sin que Lara interfiera (es en este momento en que se toma el control de Kurtis en el juego). Kurtis accede por el Sanatorio, un lugar lleno de inmigrantes capturados, desfigurados y locos, que sirven como alimento para el Proto-Nefilim, al cual Kurtis finalmente logra darle muerte.

Al regresar con Lara, los dos deciden ayudarse mutuamente debido a problemas personales. Kurtis le dice que él es el último miembro sobreviviente de los Lux Veritati (del latín que significa Luz de la Verdad), una organización secreta de monjes que se oponen a los planes de la Cábala. Le cuenta a Lara que la daga que recogió es un Fragmento del Orbe, una de las tres armas mágicas que, usadas en conjunto, podrán matar a Eckhardt. Kutis también revela que Eckhardt es el Alquimista Obscuro, quien se ha vuelto inmortal e invulnerable a cualquier daño, y que las Pinturas contienen piezas de un mágico talismán, el Sanglyph, el cual puede ayudar a resucitar a los Nefilim. Lara y Kurtis se separan, ella se dirige a la fortaleza de los Lux Veritatis que se encuentra abajo de el Strahov, conocido como la Cámara de los Trofeos, y Kurtis buscará el tercer Fragmento del Orbe que Eckhardt le robó a su padre. Lara obtiene la Pintura dentro de la Cámara, pero cuando regresa encuentra a Eckhardt con Kurtis como rehén, quien dice que lo liberará si ella le da la quinta Pintura. Lara acepta y libera a Kurtis y al mismo tiempo a Boaz, quien ahora es una mutante en forma de escorpión. Eckhardt también asesina a Muller, a quien ya no necesita, y lo da de alimento a Boaz. Kurtis ayuda a Lara a escapar dándole los dos Fragmentos del Orbe, para luego quedarse a pelear con Boaz. Después de pelear con la mutante en su forma arácnida y en su forma voladora, Kurtis es herido gravemente por ella, pero usa su arma en forma de disco y cuchillas y finalmente la decapita antes de sucumbir al suelo.

Lara se adentra en el Strahov a través de cuevas y pasadizos, encontrando el tercer Fragmento del Orbe en el laboratorio de Eckhardt, para luego encontrar la base central donde yace el Durmiente. Eckhardt finalmente consigue el Sanglyph de las cinco pinturas y se prepara para despertar al Durmiente. Después de pelear contra los poderes mágicos de Eckhardt, logra apuñalarlo con dos de las tres dagas y justo cuando va a darle el golpe final con la última, Lara es detenida por Joachim Karel, la mano derecha de Eckhardt y cabeza pensante de la Cábala. Eckhardt le ordena a éste que mate a Lara pero, en cambio, traiciona a Eckhardt, quitándole la daga y enseguida la ensarta en su cabeza, matándolo definitivamente. Karel le revela a Lara que Eckhardt en realidad trabajaba para él, y que él mismo es el último descendiente de los Nefilim. Le ofrece la oportunidad de unírsele y le hace ver a Lara que él le ayudó en París y en su camino, tomando las formas de las personas que se encontró y que éste mató suplantando e imitando al Monstrum, o bien de las víctimas que murieron indirectamente por él. En el proceso de invitación, le ofrece la mano, que está marcada con un símbolo de los Nefilim (el mismo que se vio en los asesinatos del Monstrum). Es entonces cuando se muestra una retrospectiva donde Lara observa el asesinato de Von Croy y recuerda la forma de Eckhardt convirtiéndose luego en la forma de Karel, después de haber pintado el símbolo de los Nefilim en la pared con la sangre de la víctima. Lara se niega a aceptar la oferta y Karel decide matarla, pero ella consigue el Sanglyph y lo usa contra el Durmiente, produciendo un intercambio de una enorme cantidad de energía entre el Sanglyph y el Durmiente que se acaba volviendo incontrolable, y se forma un destello que empieza a absorber todos los objetos de la sala como si se tratase de un agujero negro. Finalmente, Lara corre fuera de la habitación mientras Karel es atravesado por un resplandor de energía y todo el lugar explota, destruyendo todo el laboratorio de Eckhardt y al Durmiente. Cojeando hasta el lugar donde estaba Boaz, Lara encuentra el arma de Kurtis y donde debería estar su cadáver sólo se ve una gran charco de sangre. Cuando recoge el arma, el disco se activa y se mueve en dirección a la gran puerta por donde salió Boaz.

Sonriendo, Lara atraviesa la puerta, que se encuentra frente a ella, desapareciendo entre las sombras como un ángel de la oscuridad, terminando así el juego.

Murti Schofield, guionista del juego y creador del personaje de Kurtis, desveló en 2016 que tanto éste como Karel sobrevivieron a los eventos de este videojuego.

Other Languages