Tomayate

Excavación de un megaterio en el Tomayate.

Tomayate es un sitio paleontológico ubicado a las orillas del río del mismo nombre en el Municipio de Apopa, Departamento de San Salvador, El Salvador. El sitio ha producido abundantes fósiles de megafauna pertenecientes a la época Pleistoceno.

Historia

El sitio paleontológico fue descubierto de manera accidental en el año 2000 por Teófilo Reyes Chavarría, quien al caminar a la orilla del río notó un objeto semi enterrado parecido a un enorme diente. Don Teófilo reportó este hallazgo a las autoridades unos meses después y el objeto encontrado resultó ser un molar del proboscidio Cuvieronius. En el año siguiente se inició una excavación a cargo del Museo de Historia Natural de El Salvador, la cual reveló no sólo varios restos de Cuvieronius si no de varias otras especies de vertebrados.

Mandíbula del proboscidio Cuvieronius encontrada en el Tomayate. La escala que aparece en medio mide 20cm

Características del sitio

En el rio Tomayate se han recuperado por lo menos 19 especies de vertebrados,[1] Es notable la ausencia de restos de pequeños vertebrados, tan comunes en otros yacimientos pleistocénicos del continente.

Los vertebrados del Tomayate se encuentran en general en estado desarticulado o semi-desarticulado lo que indica que los animales ya estaban muertos y habían permanecido algún tiempo expuestos a la intemperie antes de ser cubiertos por una espesa capa de sedimento. El sitio muestra evidencias de que el evento responsable por el soterramiento de esta gran camada de huesos fue súbito y el sedimento habría sido llevado por una tormenta tropical o un deslave de tierra.[2]

Por medio de la correlación de sus especies con otras presentes en sitios de Norteamérica, se ha estimado una edad Pleistocena Temprana para el Tomayate (entre 0,5 y 1,8 millones de años de antigüedad). De esta manera, el Tomayate podría ser contemporáneo con el Sisimico, otra importante localidad paleontológica de El Salvador donde también se han encontrado megaterios, toxodontes y proboscidios.[4]

Cráneo de un caballo fósil en el Tomayate.

Importancia

Tomayate sobresale entre la mayoría de yacimientos pleistocénicos centroamericanos por ser más antiguo y mucho más rico, por lo cual brinda información valiosa sobre el gran intercambio faunístico americano, en el cual el istmo centroamericano jugó el papel principal.[6]

Other Languages