Tomás de Torrejón y Velasco

Tomás de Torrejón y Velasco o también, según las fuentes, Tomás Torrejón y Velasco o Tomás Torrejón de Velasco ( Villarrobledo, Albacete, España, 21 de diciembre de 1644 – Lima, Perú, 23 de abril de 1728) fue un compositor y organista español del período barroco activo en el virreinato del Perú.

Biografía

En España

Tomás de Torrejón y Velasco fue bautizado el 23 de diciembre en su localidad natal pero pasó sus primeros años en Fuencarral (mucho antes de ser distrito de la villa de Madrid). De allí era su padre, Miguel de Torrejón, jefe de cazadores de Felipe IV. Su madre se llamaba María Sánchez Salvador. En 1656, todavía en España, ingresa como paje en la casa del Conde de Lemos, quien sería designado posteriormente virrey del Perú. Probablemente en esa época estudió con Juan Hidalgo y también debió visitar Nápoles.

En América

El 6 de febrero de 1667, se embarcó en Cádiz rumbo al Perú. Con él fue su primera esposa, María Manuela Bermúdez. Al Nuevo Mundo marchó de la mano del Virrey Pedro Antonio Fernández de Castro Andrade y Portugal (X Conde de Lemos), como gentilhombre de cámara. En el mismo barco viajaba otro gran músico, Lucas Ruiz de Ribayaz. Llegaron a Lima en noviembre y durante los 6 años posteriores, Torrejón y Velasco desempeñó diversos cometidos administrativos y militares al servicio del Virrey (muerto en diciembre de 1672) en distintos lugares del territorio. En 1676 Torrejón fue nombrado maestro de capilla en la catedral de Lima, con un sueldo de 600 pesos, sucediendo a Juan de Araujo (1646-1712). Se ha especulado con la posibilidad de que el propio Torrejón fuera su profesor. La Ciudad de los Reyes fue epicentro de la actividad artística e intelectual del extenso y rico virreinato del Perú. La capilla de música de la catedral se amplió en 1679, gracias al trabajo de Torrejón.

Enormemente reconocido por sus dotes musicales, fue el primer maestro que no poseía órdenes sacerdotales. Aun así, era un hombre de profundas convicciones religiosas e impregnó su vida y su obra de una fe inquebrantable y abogó por el cumplimiento firme de las obligaciones religiosas. Tomás, su hijo mayor, fue predicador jesuita. De su segundo matrimonio con Juana Fernández de Mendía, tuvo otros cinco hijos más, de los cuales cuatro siguieron los devotos pasos del hermanastro mayor. Su fama se extendió por todo el continente, hasta Panamá y Guatemala. Murió en Lima en 1728 después de ochenta y tres años de una vida larga y laboriosa.

Other Languages