Tomás Micieces el menor

Tomás Micieces el menor
Información personal
Nacimiento 4 de diciembre de 1655 Ver y modificar los datos en Wikidata
Toledo, España Ver y modificar los datos en Wikidata
Fallecimiento 16 de mayo de 1718 Ver y modificar los datos en Wikidata (62 años)
Salamanca, España Ver y modificar los datos en Wikidata
Información profesional
Ocupación Compositor y maestro de capilla Ver y modificar los datos en Wikidata
Empleador
[ editar datos en Wikidata]

Tomás Micieces el menor ( Toledo, 4 de diciembre de 1655 - Salamanca, 16 de mayo de 1718), también llamado Tomás Micieces II, fue un maestro de capilla y compositor español. Excepto en sus primeros años, firmó toda su vida sin utilizar el sobrenombre el menor, por lo que su figura se confunde históricamente con la de su padre, , también maestro de capilla de gran influencia en el segundo tercio del s. XVII. Como es de suponer, pasó su niñez y juventud en catedrales e iglesias, primero en la de Toledo, luego en las Descalzas de Madrid y finalmente en la de Pamplona. Residía en Madrid en 1679 desde donde consigue un puesto en Castellar ( Jaén).

Aparte de recibir enseñanzas de su padre, debió de educarse bajo la tutela de Cristóbal Galán o Carlos Patiño. En 1672 se registra en la catedral de Pamplona el despido de un infante llamado Tomás de Micieces, sin que haya podido determinarse si se trata de la misma persona. Una carta remitida por Pedro de Ardanaz a Miguel de Irízar (Toledo, 31-XII-1680) informa de que Micieces "el joven", ya sacerdote, era maestro de capilla en la colegiata de El Castellar de San Esteban del Puerto (Jaén), aunque parece poco después regreso a Madrid, donde estaba su madre y sus hermanas.

De mayo de 1684 a 1692 trabaja en El Burgo de Osma, donde en 1690 asistió al matrimonio de una hermana suya con el teniente de organista Pedro de San Martín. Vacante el magisterio de la Seo de Zaragoza por renuncia de Miguel de Egües, acudió a ser examinado por el Cabildo en mayo de 1692, siendo admitido y permaneciendo en el templo durante el mes de junio para atender las celebraciones del Corpus, durante las cuales el Cabildo de la Seo tuvo que advertir a los indisciplinados músicos de la capilla obedecieran al nuevo maestro. Volvió momentáneamente a Osma a levantar su casa, con la pretensión de cobrar su salario hasta fines de junio. Ya instalado en Zaragoza, se le pidió hacerse cargo de los infantes del Pilar, ya que el maestro de esta iglesia, Diego de Cáseda, no podía atenderlos por su edad. Tal vez interviniera en la preparación de la fundación del seminario para músicos e infantes de la iglesia de Zaragoza, que se propuso en marzo de 1694. Según Pena y Anglés (1654) Tomás Micieces dejó Zaragoza para marchar a las Descalzas, en Madrid, lo que parece ser desmentido por otro lado: el 22 de octubre de 1694 renunciaba a su puesto en la Seo, por haber obtenido la plaza de maestro de capilla en la catedral de Salamanca. Con frecuencia al magisterio de la catedral iba anexa la cátedra de Música de la universidad de Salamanca a la que Micieces accedió en 1700, sucediendo a Diego Verdugo. Micieces "el menor" ocupó ambos cargos hasta su muerte en 1728. en las obras que con toda probabilidad se le pueden atribuir se aprecian rasgos de modernidad, como son la inclusión de violines o el uso temprano del término "aria". Asimismo, en una obra que, por su temática, debió de componer durante la estancia en Zaragoza, o, al menos, para la Seo(villancico a San Pedro Arbués) , introduce también un recitativo. Tradicionalmente se ha afirmado que durante su etapa en Salamanca intervino en la famosa polémica Valls, publicando un Parecer, que no se ha hallado. Sí aparece un dictamen suyo en un opúsculo de Francisco Hortador (Defensa apologética y diálogo musical) no involucrado en la cuestión Valls. Francisco Valls, en su Mapa armónico, cita a Micieces (se ignora si el padre o al hijo) entre los grandes compositores de villancicos, Junto a Patiño, Galán, Vado, Ruiz, Durón, Torres, los Cáseda, Ambiela, Martínez, Lanuza y Escala, afirmando que "para su digno elogio son cortos todos los hipérboles, pues con todos ellos no pudieran dignamente ponderarse sus plumas, sus delicadezas y conceptos armoniosos".

De esta época se conservan algunos villancicos en el Pilar. De El Burgo pasará a ocupar el magisterio de la capilla de la Seo de Zaragoza entre 1692 y 1694. Este último año ganó la oposición al magisterio musical de la catedral de Salamanca, cargo en el que permaneció hasta su muerte. En 1699, tras la muerte de Diego Verdugo, obtuvo la cátedra de música de la Universidad.

La mayor parte de sus obras se conservan inéditas en el archivo de la Catedral de Salamanca.

  • enlaces externos
Other Languages