Tomás Le Breton

Tomás Le Breton
Tomás Le Breton.jpg

Embajador de Argentina en el Reino Unido
Bandera de ArgentinaBandera de Reino Unido
1938-1942
Presidente Roberto M. Ortiz
Predecesor René Lawson
Sucesor Miguel Ángel Cárcano

Embajador de Argentina en Francia
Bandera de ArgentinaBandera de Francia
1935-1938
Presidente Roberto M. Ortiz
Sucesor Miguel Ángel Cárcano

Coat of arms of Argentina.svg
Ministro de Agricultura y Ganadería de la Nación Argentina
12 de octubre de 1922-1 de septiembre de 1925
Presidente Marcelo T. de Alvear
Predecesor Carlos J. Rodríguez
Sucesor Emilio Mihura

Coat of arms of Argentina.svg
Senador de la Nación Argentina
por la Capital Federal
22 de agosto de 1922-12 de octubre de 1922
Sucesor Mario Bravo

Embajador de Argentina en Estados Unidos
Bandera de ArgentinaBandera de Estados Unidos
3 de marzo de 1919-1922
Presidente Hipólito Yrigoyen
Predecesor Rómulo Naón
Sucesor Felipe Aja Espil

Información personal
Nombre en español Tomás Alberto Le Breton Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacimiento 20 de mayo de 1868 Ver y modificar los datos en Wikidata
Fallecimiento 15 de febrero de 1959 Ver y modificar los datos en Wikidata (90 años)
Nacionalidad Argentina Ver y modificar los datos en Wikidata
Partido político Unión Cívica Radical
UCR-A
Educación
Alma máter
Información profesional
Ocupación Abogado, político y diplomático Ver y modificar los datos en Wikidata
[ editar datos en Wikidata]

Tomás Alberto Le Breton (n. en Buenos Aires el 20 de mayo de 1868; m. en Hurlingham, Provincia de Buenos Aires, el 15 de febrero de 1959), fue un abogado, político y diplomático argentino, fundador de la Unión Cívica de la Juventud, la Unión Cívica Radical y la Unión Cívica Radical Antipersonalista, y ministro de Agricultura de la Nación.

Biografía

Fotografía circa 1905 con Eduardo Saguier Arrotea, Marcelo T. de Alvear y Tomás Le Breton.
Tomás Le Bretón, M. Malbrán y Ramsay McDonald en la Conferencia Mundial Económica, Londres 1933.

Tomás Le Breton fue uno de los jóvenes que fundaron la Unión Cívica de la Juventud en 1889, la Unión Cívica en 1890, y la Unión Cívica Radical en 1891.

Participó activamente en las revoluciones de 1890, 1893 y 1905.

Fue elegido diputado nacional en 1914 y senador nacional en 1922 por la Unión Cívica Radical. Una vez asumido Marcelo T. de Alvear (1922-1928) la presidencia de la Nación, fue designado Ministro de Agricultura, desempeñándose hasta 1925. También durante la presidencia de Alvear se desempeñó en dos ocasiones como Ministro de Relaciones Exteriores.[1]

Asimismo fue decisiva su acción para promover el cultivo del algodón en el Chaco.[2]

En 1924 formó parte del grupo de dirigentes radicales que formaron la Unión Cívica Radical Antipersonalista.

Durante la década de 1930 fue embajador argentino ante Estados Unidos, el Reino Unido, y Francia. Formó parte de la misión diplomática que realizó el Tratado Roca-Runciman en 1932.

El Pacto Roca-Runciman aseguraba cuotas de exportación de carne argentina estables equivalente a la adquirida en 1938 (punto más bajo de la Crisis del 30), afianzando el vínculo comercial con el Reino Unido. Que establecía que el 85% de las exportaciones de este país debían realizarse a través de frigoríficos extranjeros. La Argentina dispensaría a las empresas británicasun tratamiento benévolo y el país mantendría libres de aranceles el carbón y demás mercaderías que se importaban en ese momento exentas de impuestos, comprometiéndose a comprar en Gran Bretaña el total del carbón que consumía. Junto a claúsulas secretas: donde el Banco Central de la República Argentina contaría con gran predominancia de funcionarios y capitales británicos. Se fijan las bases para la creación de la Corporación de Transporte, que le terminaría por dar a Gran Bretaña el monopolio absoluto de los medios de transporte argentinos. La misma se creó en 1936 en el Pacto Eden-Malbrán, firmado luego de que el Pacto Roca-Runciman caducara y con características muy similares.

A partir de 1933 la empresa de capitales belgas, Compañía Argentina de Electricidad, la empresa eléctrica que abastecía de electricidad a la Capital Federal debía renegociar la concesión del servicio. Siendo subsidiaria de la multinacional SOFINA, que se había transformado en una sociedad anónima argentina para evadir impuestos, comenzó a hacer lobby y en 1936 el grupo empresario presentó ante el Concejo Deliberante el pedido de extensión de la concesión en el tiempo y en el espacio, ya que pretendía ampliar su área de influencia al Gran Buenos Aires. La empresa contacto ese mismo año con Le Breton, que se encontraba como Embajador en Francia y en septiembre de 1936 arreglo una reunión privada entre Alvear y funcionarios de la firma, con el objetivo de que telegrafiara a sus correligionarios ordenándoles que apoyaran el proyecto de la CADE. El 29 de octubre de 1936 con los votos radicales y conservadores, el Concejo Deliberante de Buenos Aires promulgó la ordenanza 8.029 otorgando a la CADE una nueva concesión hasta el año 1997.[3]

En el barrio porteño de Villa Urquiza una calle lleva su nombre a modo de recordatorio.

Other Languages