Tocado

Un tocado es una prenda que de forma total o parcial se usa para cubrir la cabeza,[2]

Historia

De la Edad Media al Renacimiento

La evolución del tocado femenino, entre los siglos XIII y XV en Europa, ofrece una rica y caprichosa variedad de modelos:[3]

  1. La crespina de seda en soporte de alambre asociada al uso del barboquejo («barbuquejo, caramielo, carrillera») y el «fillet», un recurso de la indumentaria femenina para suavizar la prohibición moral de que la mujer llevase sus cabellos al descubierto.[4]
  2. El " velo encrespado", contemporáneo de la aparición de la crespina y también conocido como "peinado nebula" o "tocado nebula". Se formaba a partir de un semicírculo de lino que enmarcaba la cabeza.
  3. El «fillet», siguiendo diseños muy primitivos, se construyó a partir de dos rodetes huecos que servían para llevar dentro el pelo.
  4. El "tocado cojín": un rodete almohadillado sobre una redecilla. El pelo formaba dos abultamientos o «templers» conseguidos peinándolos en espiral sobre las orejas (en los modelos menos discretos y más atrevidos, los dos «templers» llegaban a superar el doble del ancho de la cara.
  5. Hacia 1410 comienza el uso del estrambótico "tocado de cuernos", simulando la ancha cornamenta de una vaca gracias a una estructura de alambre y con un velo cosido uniendo los extremos romos de las astas. Un modelo evolucionado de origen francés y muy desarrollado entre 1450 y 1470 fue el "tocado de cuernos con armadura de trufas" y cubierto de velos.[5] Similar a estos modelos en aspecto y estructura fue el "tocado de corazón".
  6. En la España del siglo XV se hizo muy popular el discreto "chapel", tocado formando una diadema.
  7. A partir de la segunda mitad del siglo XV los tocados -variadísimos- ganaron en altura llegando a formar estructuras de difícil equilibro. De este tipo fueron el "tocado tubo de chimenea" -con su típico velo cosido en la parte más alta-, el "tocado turbante" y el "tocado salchicha alargado" (llamado así por estar construido con un rollo o 'salchicha' de tela acolchada y colocada sobre la frente como una estrecha letra 'U') Es obvio que toda esta terminología es una convención de los investigadores y que en su época no se llamaban así.[6]
El "tocado mariposa" en una escena iluminada del Salterio de Luttrell (hacia 1325-1335).
  1. Típico en Francia fue el «hennin» ("tocado aguja") que en la vecina Inglaterra se convirtió en un cono truncado similar al referido 'de tubo de chimenea', aunque algunos especialistas proponen el nombre de "macetero".
  2. En esta fantasía de tocados renacentistas, quizá el más espectacular fue el "tocado mariposa", llamado así por disponer de un velo trasparente como dos alas de mariposa, levantado sobre una estructura de alambre provista de un gorrito para 'guardar' el pelo recogidos. Muy de moda hasta 1485.
  3. Muy frecuente en la iconografía de las reinas y cortesanas europeas del siglo XVI fue la llamada toca de papos, similar a la que en el siglo XXI ofrecen las orejeras de diadema con sus abultados pompones.[7]
Other Languages
brezhoneg: Pennwisk
čeština: Pokrývka hlavy
Deutsch: Kopfbedeckung
English: Headgear
eesti: Peakate
suomi: Päähine
français: Couvre-chef
Frysk: Holdeksel
עברית: כיסוי ראש
日本語: ヘッドギア
ქართული: თავსაბურავი
한국어: 쓰개
Кыргызча: Баш кийим
latviešu: Galvassega
Nederlands: Hoofddeksel
norsk nynorsk: Hovudplagg
norsk bokmål: Hodeplagg
română: Coifură
српски / srpski: Капа
svenska: Huvudbonad
українська: Головний убір
粵語: 頭飾