Toña la Negra

Toña la Negra
Datos generales
Nombre real Antonia del Carmen Peregrino Álvarez
Nacimiento 2 de noviembre de 1912
Bandera de México Veracruz, Veracruz, México
Nacionalidad Mexicana
Muerte 19 de noviembre de 1982 (70 años)
Bandera de México Ciudad de México, México
Cónyuge Guillermo Cházaro Ahumada
Víctor Ruiz Pazos (1955-1963)
Hijos Ramón, Guillermo y Ernesto Cházaro Peregrino
Ocupación Cantante, actriz
Información artística
Tipo de voz Contralto
Otros nombres «La Sensación Jarocha»
Género(s) Bolero
Instrumento(s) Voz
Período de actividad 1932- 1982
Discográfica(s) RCA Víctor, Peerless, Orfeón
Artistas relacionados Agustín Lara, Ana María Fernández, Pedro Vargas
Web
Ficha Toña la Negra en IMDb
[ editar datos en Wikidata]

Antonia del Carmen Peregrino Álvarez[3]

Biografía

Antonia Peregrino nació en la ciudad de Veracruz en el barrio de La Huaca. Su padre, don Timoteo Peregrino Reyes, tocaba la guitarra y trabajaba como abridor de las cajas que llegaban al puerto; fue además uno de los fundadores del Gremio de Cargadores y Abridores de Comercio del Puerto de Veracruz. Su madre, doña Daría Álvarez Campos, cantaba en las reuniones familiares.

Su abuelo paterno, don Severo Peregrino, era originario de Puerto Príncipe, Haití, y había emigrado a México en el siglo XIX.

Para 1927 ya se había casado con Guillermo Cházaro Ahumada, quien la llevó a ciudad de México con su primer hijo, de solo cuarenta días de nacido.

El 16 de julio de 1929 debutó en el cabaret El Retiro y haciendo temporada en ese lugar, donde se la conocía como la Peregrina, la conoció don Emilio Azcárraga Vidaurreta quien fue, junto con Enrique Contel, la bautizaron como Toña la Negra. Empezó a ser reconocida con su interpretación de la canción “Enamorada” de Agustín Lara, quien también produjo para ella temas como “Lamento Jarocho”, “”Veracruz, “Noche criolla”, “Oración Caribe”, “Palmera”, “La clave azul” y “La cumbancha”, que presentaron juntos en una revista musical en el Teatro Esperanza, en diciembre de 1932, con tanto éxito que debieron prolongar sus presentaciones por mucho tiempo.

Su tono de voz era más bien grave, con un sonido aterciopelado y redondeado, e impecable técnica vocal, caracteristicas que se convirtieron en su sello interpretativo.

Azcárraga la incorpora al elenco de la emisora XEW, donde se presentaba a veces acompañada por Lara y otras por la orquesta de Alfredo Girón. Poco después empiezan sus fastuosas presentaciones en el Teatro Politeama, frente a las Vizcaínas y al lado de la calle San Juan de Letrán.

Sus grabaciones para el sello RCA Victor constituyen uno de los más preciosos legados musicales en la historia del bolero. Uno de los primeros discos que grabó para este sello contiene el tema «El cacahuatero»; esta grabación data de la década de los treinta.[4]​ Para RCA Víctor, grabó varios discos de larga duración, entre ellos Caleidoscopio musical con Toña la Negra, Noche criolla, vol. II y La sensación jarocha, vol. III.

A mediados de los sesenta, firmó un contrato de exclusividad con Discos Orfeón, donde grabó los últimos álbumes de su carrera.

“Este amor salvaje”, “Por qué negar”, “Obsesión”, “Mentiras tuyas”, “Y sin embargo te quiero”, “Noche criolla”, “Pesar”, “Vereda tropical”, “Cada noche un amor”, “Angelitos negros”, “Lágrimas de sangre”, “Estás equivocado”, “De mujer a mujer”, “Como golondrinas”, “Diez años” y “Cenizas” son algunos de sus títulos de éxito que grabó en más de 75 discos LP, algunos de ellos para el sello Peerless. Ya famosa durante muchísimos años, ella llegó a grabar dos canciones con la legendaria Sonora Matancera en 1974.

En los últimos años, con algunos achaques de salud, se fue retirando de los escenarios y grabaciones.

Vida personal

Toña la Negra llevó siempre una vida personal muy reservada. Con su primer marido, el músico Guillermo Cházaro Ahumada, tuvo tres hijos: Ramón (n. 1932), Guillermo (n. 1933) y Ernesto (1935-1979).[3]

Posteriormente, en 1955, se casó de nuevo con el bajista veracruzano Víctor Ruiz Pazos, conocido como «Vitillo». Este matrimonio duró hasta 1963.[3]​ En una entrevista, Ruiz Pazos habló acerca de las cualidades artísticas de Toña:

Su entrega, su sentimiento a la hora de cantar, su estilo, su forma de hacerlo, musicalmente cómo decía las cosas; he vivido mucho, he escuchado muchas cantantes fabulosas pero ninguna le llega a Doña Toña.[5]

Other Languages
brezhoneg: Toña la Negra