Tipo XXI

Tipo XXI
U3008.jpg
U 3008
País productor
Alemania Nazi
Datos generales
Astillero Blohm & Voss , Hamburgo
AG Weser, Bremen
F Schichau GmbH, Danzig
Países en servicio

Segunda Guerra Mundial: Bandera naval de Alemania nazi  Kriegsmarine
postguerra:
: Bandera naval de Reino Unido  Marina Real Británica

U 2513, entregado a EEUU
U 2518, entregado a Francia
U 2529 (N 28), entregado a la URSS
U 3008, entregado a EEUU
U 3017 (N 41)
U 3035 (N 29), entregado a la URSS
U 3041 (N 30), entregado a la URSS
U 3515 (N 27), entregado a la URSS
Bandera naval de Francia  Marina Nacional de Francia
U 2518 (Roland Morillot)
Bandera naval de Unión Soviética  Armada Soviética
U 2529 (B 28) recibido del Reino Unido
U 3035 (B 29) recibido del Reino Unido
U 3041 (B 30) recibido del Reino Unido
U 3515 (B 27) recibido del Reino Unido
U 3535 al U 3542, renombrados TS 5 a TS 12 (1947 R-1 al R-8)
Bandera naval de Alemania  Deutsche Marine
U-2540 renombrado Wilhelm Bauer
Tipo Submarino
Estadísticas
Primera unidad U 2501
Última unidad U 3554
Clase anterior Tipo XIV
Clase posterior Tipo XXIII
Periodo construcción 1943-1945
Unidades concluidas 118
Características de la clase
Desplazamiento 1610 t
Desplazamiento en inmersión 1833 t
Eslora 76,7 m
Manga 8,00 m
Puntal 11,30 m
Calado 6,32 m
Armamento • 6 tubos lanzatorpedos de 533 mm
• 4 cañones de 37 mm (2 × 2)
Propulsión Diésel/Eléctrica
• 2 motores MAN M6V40/46KBB sobrealimentados diésel de 6 cilindros
• 2 motores elétricos SSW GU365/30 de doble acción
• 2 motóres eléctricos silenciosos SSW GV232/28
• 2 hélices
Potencia 2,9 MW
Potencia de inmersión 3,7 MW + 0,166 MW
Velocidad • Diésel: 15,6 nudos (28,9 km/h)
• Eléctrico: 17,9 nudos (33,2 km/h)
Velocidad en inmersión • Eléctrico: 17,2  kn (31,9 km/h)
Eléctrico silencioso: 6,1 kn (11,3 km/h)
Autonomía • superficie: 15 500  nmi a 10 nudos
(28 700 km a 19 km/h)
• Sumergido: 340 nmi a 5 kn
(630 km a 9,3 km/h)
Tripulación 57
[ editar datos en Wikidata]

Los submarinos del tipo XXI fueron una serie de submarinos construidos para la Kriegsmarine alemana durante el último periodo de la Segunda Guerra Mundial. Su diseño era sumamente avanzado para la época, si bien debido a lo tardío de su entrada en servicio no pudieron desempeñar un papel significativo en las operaciones de la batalla del Atlántico. Dicho diseño marcó la pauta para los submarinos de la siguiente generación construidos en la posguerra.

Antecedentes

Las enormes pérdidas de submarinos alemanes en 1943, durante la Batalla del Atlántico, donde el número de submarinos alemanes hundidos comenzó a igualar al número barcos aliadas hundidos,[1] El Oberkommando der Marine (OKM) (Mando de la Armada Alemana) era consciente de las debilidades del diseño.

Submarinos Walter

En 1936, después de que Alemania pudiera adquirir legalmente submarinos,[4]

Sustituto temporal

A fines de noviembre de 1942, el Estado Mayor General de la Marina envía a tres de sus ingenieros a París a entrevistarse con el almirante Karl Dönitz. Durante aquella entrevista, Dönitz, les explica la situación del arma submarina:

He aquí nuestra lista de pérdidas. Estas se han elevado de 24 barcos en 1940 a 33 en 1941. Durante el primer semestre de 1942 estas cifras se han mantenido entre límites muy aceptables si se considera el constante aumento de los submarinos utilizados en las operaciones. Pero observen cómo, a partir de entonces, la curva asciende rápidamente. Julio de 1942, 9 submarinos perdidos; agosto, 12; septiembre, 9; octubre 14. A este último número se había llegado en noviembre, aunque faltando días para terminar el mes. El 80% de estas pérdidas se producen en la superficie. Nuestros barcos, señores, no son verdaderos submarinos: esto lo saben muy bien tanto ustedes como yo. Y hay que conseguir que lleguen a serlo. No puedo esperar a la finalización de la turbina Walter.

Karl Dönitz

En la misma reunión Dönitz pidió información de cuando los submarinos con turbina Walter estarían disponibles para su uso en combate, y la repuesta fue que no era posible indicar una fecha límite.[1]

Cuando en junio de 1943 le presentan los planos, Dönitz informa que la guerra submarina se encuentra paralizada. La defensa del enemigo la supera, en mayo de 1943, habían destruido 43 submarinos. La construcción del nuevo submarino es urgente. Pero todavía está en planos: no hay ninguna orden de desarrollarlos. Si se da la orden, los ingenieros estiman que los primeros barcos podrán entrar en servicio a finales de 1944.

Pero hasta la llegada de los tipo XXI, y a pesar de las dificultades, Dönitz se ve obligado a mantener sus submarinos en alta mar, ya que esto distrae gran cantidad de aviones de los aliados que, de estar libres se utilizarían en la ofensiva aérea contra Alemania. Se instaló el snorkel en los submarinos en activo. Este aparato les permite cargar sus baterías sin salir a la superficie, pero a baja velocidad, ya que se corre el peligro de dañarlo a alta velocidad. Lo que no termina con el mayor defecto de los submarinos en inmersión: su escasa velocidad.

Other Languages