Tigres de Aragua

Tigres de Aragua
Nombre completo Tigres de Aragua B.B.C.
Otros nombres Los Rayados
Los Felinos
Los Bengalíes
Los Bombarderos de la calle Campo Elias.
Fundación 15 de octubre de 1965
(51 años)
Liga Liga Venezolana de Béisbol Profesional
Estadio José Pérez Colmenares ( Maracay, Venezuela)
Inauguración 15 de octubre de 1965
Capacidad 12.650[1]
Presidente Bandera de Venezuela Carlos Guillén[2]
Mánager Bandera de Venezuela [Eduardo Pérez]]
Títulos 1 Serie del Caribe ( 2009)
Títulos de Liga 10 (1971-72, 1974-75, 1975-76, 2003-04, 2004-05, 2006-07, 2007-08, 2008-09, 2011-12, 2015-16)
Temporadas
2015-16 Campeón
Colores del equipo
Colores del equipo
Emblema del equipo
Colores del equipo
Colores del equipo
Colores del equipo
Colores del equipo
 
Local
Colores del equipo
Colores del equipo
Emblema del equipo
Colores del equipo
Colores del equipo
Colores del equipo
Colores del equipo
 
Visitante
Sitio web oficial
[ editar datos en Wikidata]

Los Tigres de Aragua es un equipo de béisbol venezolano perteneciente a la Liga Venezolana de Béisbol Profesional desde la temporada 1965- 1966. Su sede es el Estadio José Pérez Colmenares, ubicado en la ciudad de Maracay, Venezuela. El equipo toma su nombre del significado del vocablo que da nombre a la ciudad de Maracay, que en la lengua de los indios caribes significa tigre.[3]

Durante los torneos regulares de la liga, disputan rivalidades en las series bautizadas como: "los rivales del centro" contra los Navegantes del Magallanes[5]

Historia

La afición aragüeña se vio favorecida con la expansión de la liga en la temporada 1965-1966, por la inclusión de su propio equipo. La franquicia ingresó junto a Cardenales de Lara, para ampliar el circuito a seis equipos y fue conducida en su año de estreno por José Antonio Casanova, estratega que dirigió exitosamente con anterioridad a los conjuntos Cervecería Caracas y Tiburones de La Guaira.[6] Lamentablemente, Casanova no contó con respaldo suficiente del material nativo en la primera temporada, y finalizó en la última casilla al ganar solamente 18 de los sesenta encuentros programados en el calendario regular.

En su tercera campaña en la liga y con el cubano Wilfredo Calviño en el cargo de mánager, los Tigres logran su primera clasificación al ocupar el tercer puesto en la eliminatoria con marca de 30-30. No obstante esta mejoría, las ilusiones de los fanáticos se desvanecieron cuando el equipo perdió la final en partido extra contra Leones del Caracas por 5 carreras a 3.

El primer título llegaría en la séptima temporada de su historial, la 1971-1972. Los Tigres contaban con una gran plantilla que incluía piezas como Rod Carew, David Concepción, Brant Alyea y el lanzador Roberto Muñoz en plan estelar. El ex bigleaguer panameño, miembro del Salón de la Fama del Béisbol, reemplazó a Vernon Rapp en el cargo de piloto, y ganó el campeonato de bateo con promedio de.355. Solamente Concepción bateó para promedio de .409 en la semifinal; Alyea fue líder en jonrones (12), remolcadas (36) y anotadas (42) de la eliminatoria, y Muñoz encabezó el departamento de rescates con 11 en 27 apariciones, e intervino en todos los partidos de la final contra Tiburones de La Guaira.

Los Tigres brillaron en la década de 1970 con otros dos títulos, al ganar consecutivamente las temporadas 1974-1975 y 1975-1976. En ambas ocasiones, con el dominicano Ozzie Virgil como su mánager. En la primera de ellas, vencieron en la final a los Navegantes del Magallanes en seis partidos, con Concepción, Muñoz, Lyman Bostock, y el serpentinero Milt Wilcox como principales soportes. Para la 1975-1976, clasificaron en el tercer lugar, al finalizar la ronda regular con marca de 31-33, barriendo luego a Llaneros de Portuguesa en cuatro juegos en la ronda semifinal, y superando a Cardenales de Lara en siete encuentros de la etapa decisiva con grandes aportes de Faustino Zabala, Duane Kuiper, Enos Cabell, Bostock, Concepción, Adrian Garrett, Teolindo Acosta, y los lanzadores Pat Zachry, Gary Lavelle, Bill Campbell y Muñoz.

Durante la década de 1980, ya sin poder contar con la legendaria figura de David Concepción, los Tigres tuvieron un desempeño irregular. Aun cuando algunos de sus jugadores se desempeñaron extraordinariamente a nivel individual, el rendimiento colectivo del equipo no fue suficiente para lograr otro título, pese a haber alcanzado la instancia final en 1985 (contra La Guaira), 1988 (contra Caracas), 1989 y 1992 (ambas contra Águilas del Zulia). En la década de 1990 la merma productiva se acentuó; si bien los felinos aragüeños lograron clasificarse a semifinales en contadas ocasiones, fallaron en todas ellas, en alcanzar la serie final (en 1996 estuvieron muy cerca, mas quedaron eliminados por un juego de diferencia por debajo de Magallanes, a la postre campeón de esa temporada al derrotar a Cardenales).

Tal situación, se mantuvo hasta la temporada 2001-2002, cuando los Tigres logran disputar su primera final en 10 años, perdiendo contra Magallanes. Al finalizar la misma, en el periodo de receso, es cuando la directiva del equipo decide hacerse con los servicios del mánager Buddy Bailey, para dirigir las riendas del equipo desde la 2002-2003, decisión que marcó un hito, y repercutió de manera decisiva en el desempeño del equipo desde ese momento.

Durante los siguientes años y siempre guiados por Bailey, los Tigres de Aragua ejercerían un verdadero dominio en la Liga Venezolana de Béisbol Profesional, al disputar seis finales de manera consecutiva, consiguiendo el título en cinco de ellas (ver Títulos Tigres de Aragua), y obteniendo así el derecho a representar a la liga en la Serie del Caribe, torneo que finalmente se adjudicaron en la edición de 2009. De esta generación destacan jugadores de la talla de Miguel Cabrera, Ronny Cedeño, Martín Prado, Luis Maza, y Francisco Buttó.

Durante la temporada 2009-2010, el equipo resulta eliminado en la ronda regular, poniendo fin a una racha consecutiva de siete temporadas clasificando a la ronda semifinal (la 2002-2003 fue interrumpida cuando los Tigres lideraban cómodamente la tabla de clasificación). No obstante, el equipo reacciona, y en la temporada 2010-2011 logra clasificarse por decimosexta ocasión a una final pero termina cayendo ante Caribes de Anzoátegui en 7 juegos, dejando su balance (hasta 2011) en 8 títulos por igual número de subcampeonatos. Debido a este extraordinario rendimiento en la primera década del nuevo milenio (e incluso más allá), el equipo ha adherido una nueva generación de fanáticos, quienes suelen llamar por ello a su equipo como el "equipo de la década".

En la temporada 2011-2012 Tigres de Aragua a pesar de las vicisitudes fuera del juego sufridas por el equipo, como: el secuestro de Wilson Ramos, y el fallecimiento de Rosman García en un accidente, que por momentos se creyó afectarían a la organización, pero esto no los amilanó, y lograron nuevamente llegar a una final, su segunda consecutiva, y novena en la década (Partiendo desde la temporada 2003-2004), donde enfrentaron a los Tiburones de La Guaira, y en donde finalmente el 29 de enero de 2012, en Maracay, los de Aragua se coronan nuevamente campeones de la LVBP, en un sexto juego muy batallado por los bengalíes, y que dejó la serie final en 4 a 2.[7]

Tras 2 temporadas de fracaso, sin presencia en la postemporada, generaron varios movimientos, el primero el despido del mánager más exitoso en la historia del equipo, Welby 'Buddy' Bailey el 13 de noviembre de 2013, durante la ronda regular de la temporada 2013-2014, siendo sustituido por Rodolfo Hernández, y segundo en el receso de la liga, la Fundación Tigres de Aragua, cambia de directiva, la cual llevará a una renovación de la plantilla de jugadores, dándole oportunidades a jugadores jóvenes de la filial, y realizando cambios con los otros equipos, movimientos que le dieron fruto en la temporada 2014-2015 (primera de la nueva directiva) al lograr la clasificación al round robin. Al año siguiente, con un roster renovado, tras clasificar con un nuevo formato de puntos, disputan la primera ronda de play offs ganándole a Bravos de Margarita en 7 juegos, para luego derrotar en semifinales a los Tiburones de La Guaira, también en 7 encuentros, y coronar una exitosa temporada 2015-2016 derrotando en la final a los Navegantes del Magallanes en 6 juegos, tras perder los 2 primeros.[8]

Other Languages