Tienda de campaña

Tiendas de campaña en un mercado de Navidad en Múnich por la noche

Una tienda de campaña o casa de campaña (carpa, en español de América) (del quechua karpa[2] ) es una pequeña casa portátil de origen árabe, que está destinada a ser colocada en el campo para albergar una o más personas.

En los países americanos de habla castellana se utiliza el apelativo "carpa". En otros países el término carpa se refiere solo a las de gran tamaño, como la carpa de circo. En España se usa tienda de campaña o casa de campaña. Las tiendas bereber y árabes reciben el nombre de jaima.

El nombre deriva de campiña, que se refiere a las extensiones de tierra para labrantía. Por extensión se emplean en diversos medios naturales no acuáticos, incluso grandes paredes rocosas. A principios del siglo XXI ya se hallaban ampliamente diseminadas en el excursionismo.

Tiendas de campaña cerca de la playa.

Las tiendas de campaña se utilizan también como albergues provisionales para los ejércitos en sus incursiones militares, mucho más comunes en la antigüedad.

Al acto de montar una tienda de campaña, con el fin de quedarse en ella un tiempo, se llama acampar. Generalmente se acampa con uno o varios fines: pasar la noche, descansar, alimentarse, refugiarse de las inclemencias de la naturaleza, como punto de reunión, entre otros menos comunes.

Un campamento es el lugar donde se instalan varias tiendas de campaña, además de otras posibles instalaciones, que permitan albergar personas.

A la afición por acampar se le llama acampada, campismo o camping.

Historia

Tienda árabe. Año 1335.

El uso de las tiendas es de la mayor antigüedad. Los hebreos vivieron en el desierto por espacio de cuarenta años bajo tiendas.[3] En la escritura se habla de la tienda de Cedar, hijo de Ismael. En la tienda de Haber atravesó Jael, con un clavo, la cabeza de Sísara. Judit fue a ver a Holofernes en su tienda.

Los griegos parece que no hacían uso de esta especie de abrigos. Diferentes paisajes de Homero prueban que estos héroes no vivían bajo tiendas. Sus abrigos eran unas chozas o cabañas hechas de tierra y de madera cubiertas de cañas y de esta manera es como nos representa Homero la vivienda de Aquiles. Las tiendas se usaron por los romanos, continúa este célebre escritor, y se ven algunas en los bajorrelieves en la columna Antonina.

El uso de las tiendas es muy común entre los árabes, los cuales tienen necesidad de ellas en un clima tan caluroso como el suyo. Parece que el empleo de las tiendas entre los orientales se originó en la costumbre de los pabellones, doseles, palios, sombrillas, etc., que desde muy antiguo se han usado para manifestar respeto o veneración a personas de alta jerarquía representándolas o llevándolas en ellos. En los ejércitos europeos no parece ser muy antiguo el uso de las tiendas, pues antes de la reforma militar introducida por Federico II de Prusia y Luis XIV de Francia solo se albergaban bajo las tiendas los oficiales superiores, mientras que los soldados se guarecían bajo chozas o barracas construidas al efecto.[4]

Tienda militar

Tiendas en el siglo XVII

Los hebreos vivieron bajo tiendas en el desierto por espacio de 40 años. Los árabes tomaron de ellos esta costumbre. Luego la adoptaron los griegos en sus campañas, imitándoles los romanos.

Las de estos eran cuadradas y admitían ocho soldados cada una: las posteriores han variado en la forma y en las medidas. Desde la Edad Media, se conjetura, por el dicho de escritores respetables, que hasta el siglo XVII solo había tiendas para los reyes, generales y oficiales superiores y que los demás individuos se guarecían bajo chozas o barracas. Después de las reformas de Luis XIV y Federico II, las tiendas de lona o lienzo se hicieron extensivas a todas las clases. Napoleón I volvió a establecer los vivacs y desde entonces se conservan solo para los generales, jefes y oficiales y su forma varía, pues unas veces son cuadradas, otras octogonales y cónicas la mayoría, ya que su declive las expone menos durante las lluvias a inundar de agua el interior.[5]

Other Languages
العربية: خيمة
azərbaycanca: Çadır
беларуская: Намёт, жыллё
български: Палатка
brezhoneg: Teltenn
bosanski: Šator
català: Tenda
Tsetsêhestâhese: Vé'ho'éome
čeština: Stan
Cymraeg: Pabell
dansk: Telt
Deutsch: Zelt
Ελληνικά: Τσαντίρι
English: Tent
Esperanto: Tendo
euskara: Oihal-etxola
suomi: Teltta
français: Tente
Gaeilge: Puball
עברית: אוהל
हिन्दी: तम्बू
hrvatski: Šator
Kreyòl ayisyen: Tant (ti kay)
magyar: Sátor
Հայերեն: Վրան
Bahasa Indonesia: Tenda
Ido: Tendo
日本語: テント
қазақша: Шатыр
한국어: 천막
lietuvių: Palapinė
Bahasa Melayu: Khemah
नेपाल भाषा: गाछेँ
Nederlands: Tent
norsk bokmål: Telt
Deitsch: Zelt
polski: Namiot
português: Barraca
Runa Simi: Karpa
română: Cort
armãneashti: Tentâ
русский: Палатка
sicilianu: Tenna
srpskohrvatski / српскохрватски: Šator
Simple English: Tent
slovenščina: Šotor
српски / srpski: Шатор
Basa Sunda: Ténda
svenska: Tält
Türkçe: Çadır
українська: Намет
oʻzbekcha/ўзбекча: Chodir
vèneto: Tenda
Tiếng Việt: Lều
中文: 帳篷
粵語: 帳幕