Tió de Nadal

El Tió de Nadal (Nadal significa " Navidad" en catalán-valenciano, aragonés, leonés, asturiano, gallego y occitano) es un personaje mitológico aragonés y catalán de la Navidad en Aragón y Cataluña.[2]

Un tió de Nadal contemporáneo.

En el día de la Inmaculada Concepción (esto es, el 8 de diciembre), se empieza a dar de comer cada noche al Tió (un tronco), y se tapa normalmente con una manta para que no pase frío durante la noche. Se le alimenta hasta la Nochebuena, y entonces el tió, golpeado con bastones por los niños, "cagará" regalos para estos.

Normalmente se ponía el tió al fuego y se lo hacía defecar. Ahora ya no se quema el tió, sino que tan solo se le obliga a defecar repetidamente a base de arremeterle golpes de bastón acompañados de las llamadas canciones del Tió.

Tradicionalmente, el Tió nunca defecaba objetos grandes sino chucherías, barquillos y turrones para los más pequeños. Según la comarca defecaba higos secos y cuando dejaba de defecar (porque ya no le quedaba nada) defecaba un arenque salado, un ajo, una cebolla, o se orinaba en el suelo. Actualmente defeca todo tipo de regalos para los más pequeños.

Es común que lleve una barretina y una cara sonriente en uno de los extremos y que se sostenga con dos o cuatro patas.

La tradición del Tió está emparentada con la del árbol de Navidad,[4]

Historia

El "tió" no era en principio otra cosa que el tronco que ardía en el hogar: el fuego a tierra. Un tronco que, al quemar, daba bienes tan preciosos como el calor y la luz, y que de forma simbólica ofrecía presentes a los de la casa: golosinas, barquillos, turrones. Aún podemos encontrar, en los pueblos, casas en las que el "tió" es un gran tronco que se pone a quemar en el fuego de tierra unos días antes de Navidad.

A partir de ésta forma más primitiva el "tió" evoluciona: El "tió" es un tronco mágico que un día cercano a la víspera de Navidad, el 24 de diciembre, llega a casa llamando a la puerta. Quien esté en casa le abre y hay que cuidarlo, taparlo con una manta para que no pase frío y darle de comer hasta el día 24 por la noche, momento en que se "caga el Tió". Posteriormente, como en las ciudades la gente lo tenía más difícil para adquirir un tronco, y porque al final todo se convierte en un negocio, se empezó a vender una versión más comercial del popular "Tió". Todos los que se venden son más o menos iguales: Suelen llevar una barretina, tienen una cara sonriente y muy a menudo también dos patas delanteras. Originariamente, ninguno era igual porque simplemente era un tronco grande al que un adulto le pintaba una cara como quería.

Tradicionalmente se pone el Tió en la cocina o en el comedor cerca del fuego, si se tiene. Para comer se le da pan seco, algarrobas, mondas de naranja o de mandarinas, u otras frutas. Actualmente, hay quien le da otras cosas más ricas como chocolate. También hay que darle agua para beber. Gracias a los cuidados, el "Tió" podrá "cagar" los regalos.

De una forma u otra el "Tió" tiene un mismo objetivo: Ofrecer regalos a los de la casa. Regalos que han variado con el tiempo: Primero eran básicamente dulces, barquillos y turrones lo que se necesitaba para celebrar la fiesta; hoy hay una tendencia a utilizar el "Tió" para dar presentes de más envergadura, con lo cual se ha convertido en una especie de "Santa Klaus" en las regiones donde es costumbre su celebración. Aun así, hay que diferenciar la tradición del "Tió" de otras costumbres y personajes navideños.

El "Tió" se hace cagar, según la costumbre de cada casa, la noche de Navidad - Tradicionalmente después de la Misa del Gallo - o el mismo día de Navidad. Y por aquello de que los pequeños van a visitar otras casas de la familia, los hay que continúan trabajando el día de San Esteban.

A diferencia de otras costumbres y personajes, procedentes de culturas de otros países, de los cuales sólo conocemos la forma más superficial (árbol de Navidad, Papá Noel, etc.), el "Tió" ha conservado todo un ritual tradicional. Hacer cagar al "Tió" es una ceremonia doméstica o de pequeña comunidad (escuela, grupo de amigos) que consiste en el canto de una o más canciones típicas para acabar finalmente golpeando el tronco con fuerza.

Other Languages
aragonés: Tronca de Nadal
català: Tió de Nadal
Deutsch: Tió de Nadal
English: Tió de Nadal
euskara: Tió de Nadal
français: Tió de Nadal
italiano: Tió de Nadal
Nederlands: Tió de Nadal
occitan: Cachafuòc
русский: Тио де Надаль